Con su pie izquierdo dando un paso en el suelo, Long Haochen confió en la fuerza de su propio ataque para impulsarse hacia adelante, haciendo que su espada Luz Ondulante instantáneamente se volviera de un blanco brillante. Seguido de la espada, un filo de luz blanca estalló, apuntando a golpear al esqueleto rojo.

El color blanco cubriendo la espada era por supuesto un resultado de la Espada Santa, pero ese filo blanco de luz era un particular ataque en el estado de Espada Santa, llamado Flor Santa.

Incluso el esqueleto rojo no se atrevió a encontrarse con el ataque de la Flor Santa de frente. Quedando impotente, solo pudo usar su escudo para su protección. Con un ruidoso sonido, Flor santa lo empujó hacia atrás con su poderosa fuerza. Y en ese momento, Long Haochen ya se había acercado.

El Glorioso Escudo Santo se desvaneció, y Long Haochen solo tenía a la espada Luz Ondulante con Espada Santa en sus manos.

Un Golpe Asura fue lanzado.

Justo en ese instante, Long Haochen pareció haber entrado en un extraordinario estado, emitiendo una incomparable intención de espada. Este simple Golpe Asura dio un sentimiento de unidad entre la espada y su maestro, que fue representado por un halo blanco de cinco metros de largo extendiéndose desde su cuerpo.

Debido a la rápida combinación de Long Haochen, el esqueleto rojo fue incapaz de contraatacar. En su lugar, usó su escudo defensivamente, justo como antes. Al mismo tiempo, su cuerpo fue inclinado ligeramente, en un intento de contratacar inmediatamente después de bloquear este golpe.

Sin embargo, el poder del ataque de Long Haochen no era para ser subestimado. Justo en ese instante, se elevó al pico de su poder, y Long Haochen dio la impresión de ser capaz de superar cualquier cosa.

Esta impresión resultó directamente de la intención de espada. Estaba basada en un entendimiento que Long Haochen obtuvo poco a poco del Aria de la Diosa de la Luz. La razón por la que no usó su intención de espada directamente contra él fue solo para evitar dañar el cuerpo del esqueleto rojo.

¡Bang! Su escudo se rompió en fragmentos, el esqueleto rojo fue enviado a volar por este golpe, y debido a que su cuerpo fue inclinado hacia Long Haochen en el momento del ataque, en realidad era una postura semi-inclinada mientras fue lanzado en el aire.

Las cuatro alas en la espalda de Long Haochen eventualmente aletearon, y un destello dorado como el de un relámpago cubrió el techo. Lanzando una patada contra el esqueleto rojo, apuntó Luz Ondulante contra la espada de hueso sostenida en la mano derecha del esqueleto rojo, rompiéndola en pedazos. Después de completar estos dos movimientos en un corto segundo, Long Haochen se giró y aplastó su codo derecho contra la garganta del esqueleto rojo.

Este ataque fue completado en un destello, y en el siguiente instante, el hombre y el esqueleto rojo se separaron. El esqueleto rojo fue violentamente lanzado diez metros atrás, y golpeó el duro suelo, las partes de su espada de hueso se esparcieron en el suelo.

Viendo esta brillante batalla, todos los del 64t Escuadrón Caza Demonios de grado comandante no pudieron evitar mostrar fervientes miradas. Ellos finalmente ganaron. Después de cerca de un año, finalmente ganaron contra este poderoso esqueleto rojo. Y esto era en un duelo uno contra uno, donde Long Haochen no usó el apoyo de Yating o Haoyue. Hizo esto para mostrar su respecto hacia este oponente.

Boo. El esqueleto rojo dejó salir un tipo de gemido, arrastrándose en el suelo con el uso de su mano izquierda.

Long Haochen recuperó el Glorioso Escudo Santo desde la Melodía Eterna, e hizo sus preparaciones para continuar la batalla.

Sin embargo, el esqueleto rojo no continuó su ofensiva, sino que miró a Long Haochen atentamente. Esto duro por más de diez segundos, antes de que lentamente le asintiera. En realidad, se arrodilló en frente de Long Haochen, claramente mostrando su obediencia con este movimiento.

¿Esto?… Long Haochen lo miró con asombro, “Anciano, no hay necesidad de actuar así.”

“Maestro, el Duodécimo Santo Guardia se reporta a usted.” Una voz apagada y fría fue escuchada viniendo del esqueleto rojo, “En cualquier mundo afuera de la Torre de la Eternidad, si quieren herirlo tendrá que caminar sobre mis huesos aplastados para eso.”

Después de decir estas palabras, el esqueleto rojo abruptamente se volvió en un destello rojo volando en la dirección de Long Haochen. En el aire, su cuerpo se volvió más y más pequeño. Cuando llegó ante Long Haochen, la forma de su cuerpo ya se volvió una pequeña flama. Instantáneamente, desapareció en la Melodía Eterna.

Long Haochen sintió un sentimiento de calidez en su pecho. El levanto su camisa, le dio una mirada a la Melodía Eterna, solo para ver que en la gema encima del pendiente con forma de una calavera blanca un pequeño fuego rojo pulsó.

¿Duodécimo Santo Guardia?

            Mirando al armamento roto, la espada de hueso y el escudo desaparecieron en el suelo, Long Haochen no pudo evitar mirarse perdido.

“Jefe, ¿qué ocurrió? ¿Era una habilidad o una increíble energía espiritual?” Sima Xian preguntó ansiosamente. Todos consiguieron ver la luz roja, pero no escucharon la voz del Duodécimo Santo Guardia, en consecuencia, creyendo que todo terminó, el mismo modo que antes.

Long Haochen negó con su cabeza, dando una amarga sonrisa, “Temo que estoy siendo forzado a volverme un nigromante.” Después de repetir las palabras del Duodécimo Santo Guardia, continuó, “Si mi suposición es correcta, debería haber conseguido la habilidad de invocar a ese esqueleto rojo como guardia. Esperen un momento, déjenme probarlo.”

Después de decir esto, Long Haochen lentamente cerró sus ojos, antes de que un brillo rojo ocurriera y el alto esqueleto rojo llamado él mismo Duodécimo Santo Guardia apareciera ente Long Haochen, su anterior arma destrozada y el escudo roto fueron regresados a la normalidad. Emitió un aura salvaje y brillante.

Cuando Long Haochen cerró sus ojos, aprendió que su propia alma parecía haber ganado una conexión con este esqueleto rojo. Ahora era completamente capaz de darle ordenes durante la batalla. Y encima de eso, el esqueleto rojo tenía una autoconsciencia de él mismo, y los instintos de batalla que su grupo ya experimentó.

Todos se miraron entre sí, pero nadie pareció capaz de determinar si esto era una cosa buena o mala.

La calamidad traída al continente por los nigromantes era algo que ellos estaban completamente conscientes, y Long Haochen era además un asombroso caballero privilegiado como el Vástago de la Luz. Si fuera realmente a volverse un nigromante, las cosas serían realmente enmarañadas e incluso la Alianza del Templo definitivamente no lo aceptaría. Y además, dado que este Duodécimo Santo Guardia entró a la Melodía Eterna por sí mismo, ¿incluso sería posible controlar su salida? AL final, Long Haochen no tenía absoluto control sobre este pendiente.

“Haochen.” Cai’er tomó la mano de Long Haochen. “En realidad, pienso que realmente estás pensando las cosas demasiado. En este mundo, no hay algo que pueda ser categorizado como absolutamente bueno o malo. Loa nigromantes pueden en realidad ser usuarios de atributo luz, ¿así que cómo podría ser posible? El hecho de que tu obtuvieras esta fuerza no significa que tu definitivamente tengas que usarlo. Y en adición, este esqueleto rojo retiene el alma de una potencia que no tiene el comportamiento de una criatura no-muerta. Cuando lo invocaste, solo peleara contra demonios. ¿Qué hay de preocuparse acerca de si solo lo usas para asesinar demonios agresores?”

Han Yu asintió, “La Vice-capitana está en lo cierto. Aunque esta Torre de la Eternidad es el lugar de descanso del Nigromante Santo Elux, no tiene alguna enemistad hacia ti o nosotros. Al contrario, es debido a su ayuda que nuestra fuerza continuar creciendo. Mientras no molestemos por nuestros propios actos, la vista del mundo no importa. Además, no habrá problema en absoluto acerca de ocultar su existencia.

Sima Xian respondió, “¡Eso es cierto! Más del setenta por ciento de los Escuadrones Caza Demonios mueren en el territorio demonio. Quizás llegaremos a morir algún día, también. Jefe, no pienses más en esto. Solo acéptalo. Vamos a irnos ahora, deberíamos continuar avanzando y tener una mirada a lo que hay en este primer piso.”

Después de conseguir el apoyo de sus compañeros, la cara de Long Haochen se aflojó. En realidad, después de todo este tiempo, ya se había dado cuenta de todo esto, pero no quería que la armonía de todo el equipo fuera molestada por el asunto. Todavía estaba subestimando la confianza que los otros tenían en él: nadie en realidad cuestionaría sus intenciones.

Conectando su fuerza mental con la Melodía Eterna, Long Haochen transmitió sus pensamientos y el Duodécimo Santo Guardia fue otra vez ocultado como una luz roja. Era como si fuera empujado en la Melodía Eterna.

“Mantengan nuestra formación de batalla y avancen.” Long Haochen gritó, mostrando la iniciativa al sacar el Glorioso Escudo santo y la Luz Ondulante mientras se colocaba al frente.

La habilidad adicional llevada por la Luz Ondulante era extremadamente poderosa. Cuando lanzaba un ataque, llevaría ondas ilusorias de energía espiritual, lanzando un segundo ataque adicional con alrededor de un tercio de la fuerza del ataque original.

En otras palabras, cuando usaba el ataque de la Espada Santa, al mismo tiempo, lanzaría un segundo ataque con un tercio de la fuerza de la Espada Santa. Esta también era la principal razón que hizo al Duodécimo Santo Guardia incapaz de bloquear el ataque de Long Haochen. Por supuesto, Long Haochen también entendía que, si el Duodécimo Santo Guardia tuviera un conjunto de equipamiento a la par con el suyo, lograr la victoria contra él posiblemente no sería así de fácil.

Después de todo, en términos de técnicas de batalla, Long Haochen todavía tenía cosas que aprender de él.

Esta vez, ellos avanzaron veinte metros más antes de que la Torre de la Eternidad mostrara alguna reacción. Y ahora, ellos parecieron acercarse más y más al final del primer piso. Long Haochen vagamente vio una gran escultura estando al final del primer piso.

Una luz brillante azul apareció de la nada y de ella, un esqueleto que parecía no ser diferente del Duodécimo Santo Guardia lentamente apareció. Una masa de azul hielo de luz pareció fluir en él, pero en realidad no se expandió al tamaño del Duodécimo Santo Guardia, solo alcanzando una altura de un metro y ocho centímetros. Su cuerpo entero se volvió de un profundo azul, con dos fuegos de alma azules pulsando en sus ojos. En su mano derecha, un largo bastón apareció rápidamente.

“¡Un esqueleto tipo mago! Sean cuidadosos todos.” Long Haochen dio un grito, corriendo como una flecha en la dirección de ese esqueleto azul. Le tomó un mero instante alcanzar su velocidad pico. Tenía la premonición de que esta tenía que ser la última prueba del primer piso. Después de pasarla, ellos habrían conquistado todo el primer puso de la Torre de la Eternidad.

Una caliente llamada dorada rodeó el cuerpo de Long Haochen, iluminando toda la Torre de la Eternidad. Es o no solo fue concebido como un medio para resistirse contra un oponente del elemento hielo, sino también para iluminar los alrededores para sus compañeros, así que todos pudieran encontrar más fácil responder los ataques del esqueleto azul.

El esqueleto azul y el esqueleto rojo de la sexta prueba tenían una significativa diferencia en comportamiento, lo cual era que el anterior no hacia el más mínimo sonido después de la ignición de su fuego de alma. Parecía incomparablemente calmado. Contra la carga de Long Haochen, su cuerpo se movió a un lado como si se deslizaran en hielo, mientras tanto, con una sacudida del bastón en su mano, una niebla de hielo se dirigió en la dirección de Long Haochen.

“Jeje, ahora debería ser el tiempo para que este hermano muestre su fuerza.” Dijo Lin Xin con una voz llena de emoción. Repentinamente, una capa de fuego azul apareció en frente de Long Haochen.