Regresando a entonces, cuando Ye Wushang murió en la batalla contra el Emperador Dios Demonio, todos los guerreros de la Alianza del Templo habían llevado un paño blanco en signo de luto. Y debido a esa batalla, el Templo del Guerrero ganó mucho estatus. Pero desafortunadamente, desde ese momento, ningún otro genio de la escala de Ye Wushang había aparecido otra vez más en el Templo del Guerrero.

Era la primera vez que Long Haochen vio la escultura de Ye Wushang. Su apariencia no era tan extraordinaria como su fama. En realidad, parecía más bien cercano a una persona ordinaria. La estatua de Ye Wushang estaba inclinada, su espada sostenida horizontalmente en frente de él. Ligeramente, su gran espíritu podía ser percibido.

Sin embargo, después de mirarlo por un corto tiempo, Long Haochen ligeramente sacudió su cabeza.

La expresión en la cara de Xu Zhongliang cambió, “Capitán, así que tu…”

Long Haochen suspiró con tristeza, “Es una lástima que esta escultura no lleva la intención de espada del Ancestro Ye Wushang. La escultura parece más cercana a un caparazón vacío.”

De hecho, esta escultura de Ye Wushang ya era una obra maestra, ¡todavía Long Haochen no pudo evitar querer mirar incluso mejor! En el primer piso de la Torre de la Eternidad, la escultura de la Calamidad Durmiente, el Santo Nigromante Elux, le había dado una impresión demasiado asombrosa de perfección. Representando incluso su poderosa expresión, era básicamente una reproducción perfecta. En comparación, esta escultura de Ye Wushang naturalmente parecía imperfecta.

Al escuchar las últimas palabras de Long Haochen, la buena impresión de Xu Zhongliang que justo tenía por él pareció haberse desvanecido por completo, “Capitán Long, por favor no sea muy crítico acerca de la escultura del héroe de nuestro Templo del Guerrero. De otro modo, incluso si eres un Cazador de Demonios, todavía querré desafiarte, para defender el honor de nuestro Templo del Guerrero.”

Long Haochen pareció ligeramente asombrado. Esto le hizo darse cuenta de que sus palabras fueron verdaderamente rudas, “Lo siento, necesito disculparme con usted. Fui impetuoso. Es solo que, en aquellos años, el Ancestro Ye fue llamado la espada de unos mil años, todavía es una vergüenza que su intención de espada no está expresada por esta escultura. Si esto pudiera hacerse, quizás alguien vendría para ganar algo de entendimiento debido a eso.”

Xu Zhongliang le dio a Long Haochen una mirada seria, pensando secretamente que este joven realmente era uno sincero. Con un suspiro, declaró, “Solo sería demasiado duro dejar la intención de espada del comandante Ye aparecer en esta escultura. Incluso en aquellos días, nadie en la facción del comandante Ye realmente podía imitar su intención de espada, por no hablar ahora.”

“¿Comandante Ye?” Long Haochen preguntó curioso.

Xu Zhongliang replicó, “Comandante Ye no era solo el maestro de nuestro Templo del Caballero, sino también el líder de las tres armadas en el Fuerte Sureste. Los ancestros lo nombraron como un señor venerable.”

Long Haochen asintió en silencio, replicando, “Maestro del Salón Xu, ¿sabes cuándo podría encontrarme al noble líder del Templo del Guerrero?”

Xu Zhongliang estaba asombrando, pensando para él mismo, ¡¿Este chico realmente quiere encontrar con el líder?! ¿No parece verse él mismo demasiado como un gran personaje?

            Long Haochen naturalmente anticipó sus pensamientos, y seriamente explicó, “Maestro del Salón Xu, esta vez, vine al Templo del Guerrero por tres asuntos, y entre ellos, puedo pedirle su ayuda para dos. Pero necesitaré encontrar al Líder del Templo para el más importante.”

Xu Zhongliang frunció sus cejas, “Temo que encontrar con el Líder del Templo será un poco difícil desde que él está ocupado con asuntos.”

Long Haochen enfrentó a la escultura justo enfrente de él, declarando calmadamente, “¿Qué si se relaciona al ancestro Ye Wushang?”

“¿Qué?” Xu Zhongliang estaba asombrado, “¿Relacionado al Comandante Ye? Capitán Long, ¿puedes decirme acerca de esto?”

Long Haochen no trató de irse por las ramas y asintió, “Es acerca de la sugerencia que justo le di. Debería ser capaz de lograrlo. Puedo otorgar a esta escultura con la intención de espada perteneciente al Comandante Ye.”

Xu Zhongliang jadeó, y no lo creía no importa qué. Sin embargo, no cuestionó a Long Haochen debido a que entendía claramente que incluso el capitán de un Escuadrón Caza Demonios de grado emperador no haría posiblemente este tipo de broma en el Templo del Guerrero. Si esto fuera realmente una broma, este acto realmente sería demasiado condescendiente hacia el Templo del Guerrero y nadie se atrevería asumir las consecuencias.

“Capitán Long, tu… tu…” Xu Zhongliang se sintió incapaz de expresar sus sentimientos. Ciertamente deseaba que todo esto sea demasiado real, pero este Capitán Long ante sus ojos era realmente demasiado joven.

Long Haochen levantó su mano derecha diciendo seriamente, “Justo he acabado de llegar con mi escuadrón desde la Ciudad Santa. No sé si su Templo del Guerrero ya ha recibido las noticias acerca del despertar de la espada divina, anteriormente perteneciente al ancestro Ye, que ocurrió varios meses atrás.”

Xu Zhongliang claramente sintió su pulso acelerarse. Por supuesto, escuchó de ese asunto, y el Templo del Guerrero ya había despachado un líder auxiliar para investigar. Sin embargo, cuando buscaron a la descendiente del Comandante Ye, Ye Weiyang, ella solo les dijo que no estaba de acuerdo en exponer la identidad de la persona que obtuvo la espada del Comandante Ye. Si esa persona estaba dispuesta, naturalmente iría a tocar en las puertas del Templo del Guerrero. Ella también dijo que el nuevo maestro aceptado por la espada divina era un caballero, además, no era probable que retornaría al Templo del Guerrero.

Este asunto sacudió a los altos mandos del Templo del Guerrero, pero desde que Ye Weiyang era la descendiente del Comandante Ye, ellos no podían forzar el asunto. Todo lo que podían hacer era secretamente investigar al caballero que había heredado la Aria de la Diosa de la Luz de Ye Wushang. En realidad, incluso hicieron contacto con el Templo del Caballero.

Solo que después de que varios meses pasaron, esa persona nunca se mostró.

Por el momento, escuchando a Long Haochen mencionar eso, el asombro de Xu Zhongliang era como uno podía imaginar.

Xu Zhongliang vio la mano derecha de Long Haochen que pareció estar emitiendo un brillante color dorado emitiendo una suave luz dorada. Manteniéndose tranquila, e inmediatamente, una fría intención de espada destello de ella.

Una gigantesca espada dorada fue sostenida sobre su cabeza, la perla en su punta envió una breve luz. La intención de espada no fue solo proyectada de la espada divina, sino también del cuerpo de Long Haochen. En ese instante, el asombro de Xu Zhongliang fue solo demasiado grande. Solo por estar ahí, Long Haochen le dio el sentimiento insuperable de un hombre siendo uno con su espada.

De hecho, como el Maestro Auxiliar del Salón del Templo del Guerrero, Xu Zhongliang sobrepasaba las 90.000 unidades de energía espiritual, siendo una potencia en el pico del octavo paso. Pero justo en ese momento, en realidad se sintió insignificante en frente de Long Haochen.

No fue solo él: todas aquellas personas en el Templo del Guerrero fueron detenidos debido al sentimiento de la luz dorada. Por supuesto, ellos no tuvieron alguna hostilidad. Ese era el atributo luz, que no podía pertenecer a un enemigo. Además, la intención de esa espada volando los hacía sentir embotados.

En ese instante, ellos en realidad sintieron una idea equivocada. Era como si la figura liberando toda la luz era en realidad la escultura del Comandante Ye. Pero este era solo un objeto.

La comparación era demasiado intensa. Esa tiránica intención de espada pareció perforar el Templo del Guerrero, y esa figura estando en perfecto unísono con su espada parecía realmente alta.

Durante el año que gastó en reclusión, el progreso de Long Haochen fue asombroso como uno podía imaginar. Naturalmente, no solo tuvo éxito con la espada divina el Aria de la Diosa de la Luz, sino también en su intención de espada. Por el momento, logró combinarla con la comprensión que ganó en el momento que repelió a Ah’Bao mientras tenía su despertar como un escogido de dios. Ahora, era su propia intención de espada que tomó forma.

Indudablemente, esto fue logrado con la ayuda de su gran atributo como un escogido de dios. Hablando precisamente, la intención de espada que Long Haochen emitió tenía una diferencia especifica de la de Ye Wushang de aquellos años, y también su entendimiento de las espadas estaba más allá de ser comparable con Ye Wushang en ese momento. Sin embargo, en su mano estaba el Aria de la Diosa de la Luz, y recibió la asistencia de su intención de espada. ¿Cómo no podría asombrar a todos los presentes en el Templo del Guerrero?

La primera vez que Xu Zhongliang vio el Aria de la Diosa de la Luz, mostró el más grande saludo de guerrero como etiqueta, antes de que cada guerrero presente inmediatamente le siguió para presentar sus respetuosos saludos juntos.

La luz dorada se desvaneció, y el Aria de la Diosa de la Luz desapareció regresando a la mano de Long Haochen. La inquebrantable intención de espada desapareció en consecuencia, y miradas ardientes fueron dirigidas a Long Haochen. Xu Zhongliang asintió con fuerza, “Capitán Long, por favor espere un momento. Inmediatamente reportaré esto.” Después de decir eso, rápidamente se giró y se fue.

Long Haochen permaneció en el mismo lugar, mirando a la escultura ante él sin hablar. Aunque esta escultura no contenía la intención del maestro de la espada divina Ye Wushang, en su corazón, Long Haochen podía sentir la libertad y el aura dominante de desesperación que había tuvo en el campo de batalla. Vagamente sintió un entendimiento diferente con respecto a la intención de espada de él.

Este viaje al Templo del Guerrero era obviamente no solo para manejar al líder militar de la Cuidad Starseeker. Eso fue solo un recado aparte. El objetivo más importante para él era llevar la intención de espada de Ye Wushang. Esa era la razón primaria para su viaje al Templo del Guerrero.

Un corto tiempo más tarde, una docena de hombres entraron al salón. En frente de ellos estaba un anciano llevando una túnica dorada. Este anciano tenía un sombroso cabello plateado, pero daba una inmensa presión, manteniéndose tan dominante como una montaña.

Xu Zhongliang y los otros, algunos de ellos poseyendo una presencia tiránica, siguieron detrás de la espalda de este anciano, y directamente se dirigieron hacia Long Haochen.

El anciano con la túnica dorada reveló una expresión excitada, dirigiéndose al lado de Long Haochen a grandes pasos. Sin embargo, justo como si no lo viera, Long Haochen todavía estaba mirando fervientemente esa escultura de la espada de unos mil años.

Xu Zhongliang estaba a punto de decir algo, solo para ser detenido por la mano de este anciano. Sus ojos destellaban con un extraordinario esplendor, murmuró algunas palabras diciéndole que no molestará a Long Haochen mientras se paró cerca de él, examinando profundamente al joven guapo.

No menos de media hora más tarde, Long Haochen repentinamente abrió los ojos en amplio, y dio un paso con su pie izquierdo, mientras su mano derecha se movió hacia adelante como un relámpago. Indistinguible, un tenue resplandor dorado siguió sus movimientos.

Con un sentimiento muy despreocupado un suspiro escapó de su boca, e instantáneamente, agudos silbidos sonaron en todo el salón. El silbido desapareció en un destello, pero los altos mandos del Templo del Guerrero de pie cerca todavía fueron llenados con sorpresa. Ellos habían distinguido el poder en la mano derecha de Long Haochen. Sin alguna fluctuación de energía espiritual meramente fue llenada con pura intención de espada. ¿Solo que tan joven era?

“¿Eres Long Haochen?” El anciano con túnica dorada finalmente habló, aunque su voz sorprendentemente pareció ser ligeramente sacudida.

Long Haochen tuvo un susto, descubriendo que otra persona estaba de pie a su lado, girándose, pasó a enfrentar al anciano enfurecido en túnicas doradas.