Alianza del Templo, Ciudad Santa, Gran Casa de Subastas.

Una chica de apariencia muy delicada estaba sentada en el patio interior de la Gran Casa de Subastas de la Alianza. Su perfecta falda larga no podía ocultar su figura moviéndose. Su apariencia era muy pintoresca, extremadamente tierna y llevaba un aura difícil de describir de pureza. Solo por sentarse ahí, ella parecía como un hada, con todo el escenario alrededor pareciendo esforzarse por enfatizar únicamente su belleza.

Una chica vestida con una falda roja discretamente salió detrás de ella, repentinamente gritando, “¿Justo qué acabas de pensar, pura pequeña flor?”

“¡¿Wah?!” La chica vestida de blanco fue asombrada, repentinamente enderezando su postura. Ella giró su cabeza en la dirección de la chica con la falda roja, inmediatamente murmurando, “Hermana mayor Weiyang, ¿qué pasa contigo dándome semejante susto? Y ya lo dije, no quiero ser llamada pura pequeña flora. Que chico más molesto, ¡hmpf!”

Esta chica era la joven princesa de la Gran Casa de Subastas de la Alianza, Feng Ling’er. Y la única que le dio un susto fue naturalmente la líder subastadora del mismo lugar, la afable Ye Weiyang.

Ye Weiyang replicó con una sonrisa, “Eso está bien, no debería llamarte pura pequeña flor, sino más bien pequeño pimiento picante. Para ser tan dura con esa persona cada vez, es como si no estuvieras feliz si no lo echaras con maldiciones.

Y ese tonto todavía regresó cada día. Sin embargo, las cosas están volviéndose cada vez más cerca a lo que quieres ahora. Desde que esa persona se fue, él ya no te molestará.

Desde que Lin Xin consiguió que Sima Xian conociera a Feng Ling’er, Sima Xian se volvió extremadamente pegajoso a ella por sus sentimientos de amor. Habría venido a visitarla cada día en al Gran Casa de Subastas de la Alianza si no afectaba su cultivación, por supuesto con la buena ayuda de Ye Weiyang quién lo dejó tener al menos una visita de Feng Ling’er cada vez. Pero entonces, como Ye Weiyang acababa de decir, simplemente sería maldecido y echado todo el tiempo.

Mientras que, por la denominación de pura pequeña flor, surgió por supuesto de Lin Xin quién vendió a este sacerdote calvo como el mal amigo que era. Naturalmente, se volvió un recurso de risa para Ye Weiyang que lo usaba para burlarse de ella.

Por supuesto, Lin Xin le dio a Sima Xian mucha ayuda desde las sombras, al menos con la buena comida que había arreglado para que Sima Xian se la llevara cada día a Feng Ling’er. Mientras que, por sus preferencias, era por supuesto Ye Weiyang quien se las dijo en secreto.

En la noche antes de su partida, Sima Xian trajo paquetes de buena comida como regalo para Feng Ling’er, y hasta ahora, Feng Ling’er todavía recordó esa escena.

Ese chico era bastante robusto, llevando al menos cincuenta kilogramos de comida, llevando todo en su espalda. Cuando ella lo maldijo, el mostraría una sonrisa tonta, nunca respondiéndole. Y entonces, cuando ella había detenido todas esas maldiciones del cansancio, finalmente se iría.,

“Calma tu tono, y ten un poco de bebida. De otro modo tu garganta comenzará a herir de todo este escándalo.” Él había dicho.

“Comenzando desde mañana, seré incapaz de verte. Y esto durará por bastante tiempo. Toma buen cuidado de ti misma. Sé que realmente no te gusto, pero no importa, debido a que al menos me permites conocer el sentimiento de un profundo amor. También puedes un día comenzar a amarme, o dejar que mis sentimientos permanezcan sin ser correspondidos, pero al menos no puedes detener estos sentimientos que tengo por ti.

Gracias, realmente. Este periodo de tiempo fue muy feliz para mí. Nunca supe que mirar hacia adelante cada día para mirar a una persona era una cosa tan feliz. Solo de escuchar tu voz cada día, estuve contento.

En realidad, estás en lo cierto. No soy adecuado para ti, al menos mientras sea un Cazador de Demonios. Cada vez que me dirijo afuera para una misión, estaré en un peligro mortal. ¿Cómo podría un hombre tal como yo darte un sentimiento de seguridad? Entiendo todo esto, aun así, no puedo evitar tener estos sentimientos por ti.

Por favor no me detengas ahora, y déjame terminar de decirte todo esto antes de partir. Quizás, esto será una partida eterna. No sé si regresaré vivo, y mi único querido deseo es decirte las palabras que he guardado en mi corazón con sinceridad. Solo puedo irme sin remordimiento y dejarme asesinar al enemigo sin distracción. ¿Puedo?

Por favor no lances toda esta comida, ¿bien? Al menos, no la gastes en vano. En realidad, Lin Xin fue el único que me dijo acerca de tu gusto por los aperitivos. Soy estúpido, ¿verdad? Ves, solo de decirte todo esto, ya estoy sudando. Hoy, estoy hablando mucho más que en el pasado.

Tu… Solo considérame como un viajero pasajero en tu vida, ¿bien? Espero que todo este enredo de mi alrededor de ti no te moleste demasiado. Solo espero que tú te mantengas segura.

Gracias por dejarme decir todo esto, estoy yéndome. Aunque eres muy fiera para mí, sé que es debido a que no soy bueno. En mi corazón, siempre serás una pura y completamente ocupada pura pequeña flor.

Adiós.

Yo… ¡Te amo!”

Incluso después de tantos días, Feng Ling’er se recordó claramente de esta escena. Cuando Sima Xian se fue, repentinamente giró su cabeza, y gritó estas tres palabras, antes de girar su cabeza y correr. De esto, Feng Ling’er tuvo un sentimiento de palpitación en su pecho por primera vez en su vida, viendo su fuerte apariencia satisfecha.

“Hey, ¿qué estás pensando? Perderte completamente tú misma en tus pensamientos. ¿No puedes realmente haber caído por ese sacerdote calvo?” Ye Weiyang preguntó con una mirada satisfecha.

“¿Quién ha caído por él?” Feng Ling’er reaccionó descontenta.

Ye Weiyang mostró una sonrisa feliz, “Bien, él no es adecuado para nuestra pequeña princesa. Todos aquellos persiguiéndote pueden ser lanzados fuera de la ciudad por nosotros. Él no es ni tierno ni gentil en lo más mínimo, y no es algo bueno en cortejar. La idea de llevarte buena comida cada día fue mía. Correcto, él te trajo aquellos platos antes de irse, ¿cierto? Si no lo vas a comer, dámelos a mí, justo como aquellos de antes. Jeje, te ayudare a terminar estos es tan bueno.”

Feng Ling’er le dio una mirada vacía, “Hermana Weiyang, ¡que malo de ti! Son claramente las cosas que te gustan comer, que estás poniéndolas en mí. ¿Podría ser que nadie estaría dispuesto a comprarlas por ti?”

Ye Weiyang repentinamente dejó salir un suave suspiro, “¿No eres un extraño? ¿Por qué no piensas que dejé a ese sacerdote calvo cerca de ti? En el pasado, habría estado ayudándote a echar lejos a todas estas bestias desagradables.”

Feng Ling’er inconscientemente asintió con atención.

Ye Weiyang continuó, “Es debido a que estoy muy interesada en su capitán, y realmente quiero encontrarlo y conocerlo mejor. Ese es el por qué trato de conseguir el contacto con los que están de su lado, y aprender más acerca de él. Como el único que exitosamente obtuvo la espada divina del bisabuelo, realmente quiero conocer qué tipo de persona es él.”

Sin embargo, ambos, Lin Xin o el sacerdote calvo no están dispuestos a decir mucho. Todos ellos dijeron que su caballero permaneció en entrenamiento recluido todo este tiempo, y nunca he logrado mis planes. Ling’er, tu hermana mayor ha estado usándote, ¿me culparías por eso? Sin embargo, Lin Xin y Sima Xian no son malas personas. Al menos ellos harían amigos muy buenos.”

Feng Ling’er preguntó, “¿No puedes solo ir a verlo directamente cuando esté fuera de reclusión? ¿Por qué me arrastrarías en todo esto?” Estas palabras llevaban algo de ira, con un rastro de resentimiento.

Ye Weiyang mostró una amarga sonrisa, “Eso es debido a que he perdido toda autoconfianza. Todavía claramente recuerdo la escena de ese día. Que ojos de un podrían ser tan brillantes…”

“¡¿No puedes estar interesada en él?!” Feng Ling’er preguntó en alarma.

Ye Weiyang asintió sin ocultar algo, “Lo estoy. Sin embargo, temo que no tengo la más mínima oportunidad. Lin Xin me dijo que él ya tiene una amiga muy cercana, y que es su vice-capitana.”

Feng Ling’er reaccionó con las palabras, “Así que no están casados, ¿verdad? Con los muchos engaños de mi Hermana Ye Weiyang, ¿no puedes arrebatarlo?”

Ye Weiyang negó con su cabeza, “Eso es imposible. Tengo un sentimiento muy fuerte de que nunca seré capaz de manipular a este hombre. Y no es amor lo que siento por él, sino interés, o más bien curiosidad. Después de todo este tiempo que pasó, deberías haberte dado cuenta de que Lin Xin y Sima Xian son extremadamente extraordinarios. En la joven generación de la Alianza del Templo, ellos están entre la elite. Realmente no sé acerca de Sima Xian, pero conozco a Lin Xin por mucho tiempo. Su abuelo es el líder auxiliar del Templo del Mago, y él es el más extraordinario alquimista de la generación joven. Él es ahora un Cazador de Demonios, y ya revisé su cultivación; ¡él en realidad ya está en el sexto paso!

Y justo así, no sé si te distes cuenta de esto, pero cada vez que el Capitán Long es mencionado, sus expresiones cambian y sostienen profundo respeto, cierto, profundo respeto. Ellos no han sido Cazadores de Demonios por mucho tiempo, y en consecuencia, la edad de Long Haochen debería ser cercana a la suya. Pero incluso una persona tan joven en realidad ganó el profundo respeto de dos jóvenes elites de la Alianza, De esto, podemos imaginar bien lo extraordinario que es Long Haochen. Por esta razón sola, me siento completamente más curiosa acerca de él. Digo sin vergüenza que cuando lo vi levantar la espada divina, sentí que no era partido para él.”

Escuchando decir esto, Feng Ling’er se sintió aturdida de escucharlo. Ella sabía mejor lo arrogante que ella era en el fondo, ¿pero una mujer tan arrogante como Ye Weiyang en realidad se sintió inferior a un hombre? Esto era simplemente inconcebible.

“Ye Weiyang, dime, ¿pueden ellos regresar vivos?” Feng Ling’er preguntó en voz baja.

Ye Weiyang asintió ligeramente, “No lo sé tampoco.”

Feng Ling’er movió sus cejas, “¿No dijiste que ellos eran extremadamente fuertes? Y que pasa con ese misterioso capitán, verdaderamente parecer realmente fuera de lo ordinario.”

Ye Weiyang reflexionó, “Esa realmente es una espada de doble filo. Debido a su fuerza, la opción de misiones que tomaran son fuera de lo ordinario. Lin Xin tiene solo un poco más de veinte, y si los otros son cercanos a él en edad, todo su equipo debería estar debajo de los veinticinco años de edad. Pero escuché a Lin Xin decir que ellos ya eran un Escuadrón Caza Demonios de grado comandante. Esto significa que ellos están todos al menos en el sexto paso, en consecuencia, las misiones que tomaran también están en este grado.”

Por alguna razón, cuando escuchó las palabras de Ye Weiyang, Feng Ling’er repentinamente sintió dolor en su corazón, dejó escapar las palabras, “Hermana Weiyang, no tomes las cosas que ese chico me trajo. Las comeré.”

“¿Qué?” Ye Weiyang le dio una mirada monstruosa.

Como si ella no viera eso, Feng Ling’er continuó, “Espero que ellos regresen vivos.”

……

El campo de batalla ya fue limpiado, y después de un corto tiempo de descanso, los dos Escuadrones Caza Demonios estaban en una mejor forma. En particular, el Escuadrón Caza Demonios de grado rey realmente parecía estar en mala forma.

“Hola, soy el capitán del 17mo Escuadrón Caza Demonios de grado rey, Caballero Guardián Tian Qing. Gracias por su ayuda.” El Caballero de Armadura Fundida ya se sacó su casco, y una cara muy resoluta apareció. Parecía tener cerca de treinta y cinco o treinta y seis años, y tenía unos brazos gruesos y amplios, pareciendo fuerte.

Anuncios