El Rey Boa del Bosque fue sacudido por el repentino ataque vicioso. En frente de él, la piel de serpiente petrificada fue tendida en el suelo, silenciosamente hundiéndose en los pantanos. Incluso una potencia tal como el Rey Boa del Bosque visiblemente, fue solo capaz de recurrir a un plan de escape desesperado contra la habilidad Petrificación de una Medusa.

Long Haochen fue secretamente asombrado, entendiendo que si fuera a ir contra Andromalius, sus objetivos más importantes iban a ser aquellas Medusas. ¡La advertencia de Yue Ye verdaderamente fue correcta! Estas Medusas sobrepasaron incluso a Andromalius en nivel de amenaza.

No era que estas Medusas fueran tan poderosas ellas mismas. Su habilidad de Petrificación posiblemente no petrificaría a un escogido de dios como Long Haochen completamente. Pero incluso solo siendo debilitado y ralentizado por esa Petrificación sería un golpe fatal.

Los ojos de las Medusas tenían que ser evitados, de otro modo, el cuerpo de uno sería completamente petrificado. Y, además, los ojos de una Medusa podían disparar un tipo de haz laser de petrificación, también petrificando a un objetivo al golpearlo. Por supuesto, usar esta habilidad también venía con un gran consumo de energía espiritual de las Medusas. Al menos, lanzarlo sucesivamente no es posible, y también, en tiempos normales ellas pueden ser consideradas ciegas, incapaces de abrir sus ojos si ellas desean.

Andromalius dejó salir un rugido bajo, apuntando sus dedos hacia el Rey Boa del Bosque. Entonces, sus subordinados lentamente se dispersaron, manteniéndose en guardia contra las Boas del Bosque en los pantanos.

Era claro que en la batalla de sus hermanos, las Serpientes Diablo finalmente emergieron victoriosas. Después de lanzar su último poderoso ataque, aquellas ordinarias Boas del Bosque ya no eran una gran amenaza, ellas solo podían esperar en el interior de los pantanos para otra oportunidad. Y lo que esperaban era obviamente la pelea entre sus dos reyes, entre el Rey Serpiente Diablo Andromalius y el Rey Boa del Bosque.

Andromalius podía por supuesto usar a sus propios hombres del clan para debilitar al Rey Boa del Bosque, pero los subordinados que ya perdió no eran pocos, y aparte, quería usar su propia fuerza para tomar venganza contra el Rey Boa del Bosque. Con la existencia de su última arma asesina el pilar dios demonio, tenía absoluta confianza. De hecho, en cada uso del pilar dios demonio, su propia energía vital serviría como combustible. Esta vez, su objetivo no era solo el tesoro aquí, sino también la píldora interna y cuerpo del Rey Boa del Bosque. Estos eran todos grandes tesoros, y eran para que él los consumiera, Andromalius tenía al menos setenta por ciento de oportunidades para romper a través del noveno paso.

En medio de un rugido, el Rey Boa del Bosque fijó sus ojos en Andromalius, su furia era visible en sus ojos.

En algún sentido, ellos eran todos de la raza serpiente, aun así justo ahora ellos eran semejantes a enemigos mortales. La figura de Andromalius ya era masiva, pero todavía palidecía en comparación con el Rey Boa del Bosque.

Mientras las dos grandes potencias estaban al borde de pelear a muerte, Long Haochen puso incluso más cuidado en ocultar su presencia. Para él, la batalla que estaba a punto de tomar lugar era un material extremadamente valioso. Siempre había querido conocer la medida del poder que un dios demonio podía usar cuando usaba su pilar dios demonios a su máximo potencia. Y la respuesta a esta cuestión estaba a punto de venir a este escenario. El Dios Serpiente Diablo Andromalius empujó su lanza serpiente hacia adelante, gritando continuamente. Las Serpientes Diablo también gritaron, y solo las cuatro Medusas a su lado permanecieron sin moverse, manteniéndose al lado del pilar dios demonio, calmadamente enfrentando la dirección del Rey Boa del Bosque.

Estas cuatro Medusas eran como cuatro enormes cañones mágicos. Quién sabía cuándo dispararían otra vez.

Andromalius levantó las lanzas serpientes en ambas manos en alto, simultáneamente, y su canto sordo gradualmente se volvió más reverberante, y comenzó a sonar agudo para los oídos. Detrás de él estaba septuagésimo segundo pilar dios demonio, pero parecía…

Pensando acerca de este punto, Long Haochen repentinamente tuvo un cambió en la expresión en sus ojos. Sin embargo, muy rápidamente regresó a la normalidad.

Inmediatamente, una gran escultura de serpiente en la cima de ese masivo pilar de dios demonio pareció llegar a la vida. Una sombra oscura apareció de la nada, tranquilamente adhiriéndose al cuerpo del Dios Demonio Serpiente Diablo.

Las pupilas de Long Haochen abruptamente se dilataron, debido a su asombro vio que después de asimilar esa sombra, el Dios Demonio Serpiente Diablo Andromalius inesperadamente creció a una velocidad asombrosa. El aura en su cuerpo también ganó tamaño y poder. Esa masiva aura pareció originarse de sus vasos sanguíneos, pero parecía ser una energía extraordinaria que no pertenecía a este mundo. Su fuerza permanecía en el pico del octavo paso, pero la intensidad de su aura incluso sobrepasaba a una potencia del noveno paso.

Desde lejos, el Dios Demonio Serpiente Diablo Andromalius pareció haberse fusionado completamente con su pilar dios demonio, e incluso las lanzas de serpiente en sus manos continuaron alargándose.

El Rey Boa del Bosque continuó rugiendo continuamente, y los tres brillos dorados en su espalda se iluminaron incluso más. Círculos de resplandor color jade se extendieron desde su cuerpo, dispersando la esencia oscura en el aire a una asombrosa velocidad. Lo cual fue reemplazada por dos tipos de fluctuaciones de partículas elementales oliendo a vida y muerte. El veneno en los pantanos se volvió incluso más denso en el aire, una lluvia acida de veneno comenzó a caer.

Mientras la lluvia de veneno caía en Andromalius, uno podía claramente escuchar un hormigueo, acompañado por un ligero humo. De esto uno podía imaginar bien el gran peligro asociado con el ataque.

Era verdaderamente más allá de algo fácil de tratar.

Con su fuerza que alcanzó el noveno paso, el Rey Boa del Bosque ya era capaz de alterar y controlar el ambiente alrededor. Este era un tipo de habilidad dominio. Pero visiblemente, el Rey Boa del Bosque todavía no era capaz de lanzar un dominio real. Lo mismo pasaba para el Rey Raya Sierra que el grupo de Long Haochen se encontró anteriormente.

De lo que es sabido, para verdaderamente controlar un Dominio, el requerimiento es estar al menos en el tercer rango del noveno paso, en otras palabras, superar las 300.000 unidades de energía espiritual.

Y cualquier potencia capaz de controlar un Dominio, así sea de la Alianza del Templo o de los demonios, es una existencia extraordinaria. El Dios Serpiente Diablo evidentemente sufrió un gran dolor, el cual podía ser escuchado en sus rugidos ensordecedores. Su figura inflamada la cual ya era más alta fue directo por el Rey Boa del Bosque.

El pilar dios demonio le concedió un impulso, era algo que todos los dioses demonios poseían, al igual que una habilidad exclusiva de los setenta y dos dioses demonios, llamado Dios Demonio Transformado.

Un dios demonio en un estado Dios Demonio Transformado ganaría un masivo impulso en aura y fuerza. La energía espiritual de él o ella se elevaría a un nivel extremadamente aterrador.

Por ejemplo, el actual Dios Demonio Serpiente Diablo Andromalius todavía estaba en el pico del octavo paso en energía espiritual interna, pero su energía espiritual externa ya estaba en el noveno paso. Con cada pilar de dios demonio diferente venían campos y grados diferentes de amplificación.

De esto, uno podía imaginar el grado de terror si el Emperador Dios Demonio fuera a completar el Dios Demonio Transformado de su Pilar Dios Demonio.

Mientras las dos inmensas lanzas serpiente apuntaron directamente por el Rey Boa del Bosque, una intensa explosión elemental ocurrió en medio del aire.

De hecho, bajo el control del Rey Boa del Bosque del noveno paso, las fluctuaciones elementales alrededor fueron dispersadas, pero era incapaz de dispersar la esencia elemental saliendo del pilar dios demonio. Andromalius se armonizó él mismo con su pilar dios demonio, ¿así que se dejaría él mismo ser afectado?

Jade y negro chocaron en el aire, produciendo una explosión de intensidad incomparable, repeliendo todos los pantanos alrededor. El choque masivo de ondas se dispersó, golpeando la lluvia acida lejos. Algunas Serpientes Diablo con insuficiente energía espiritual o que no esquivaron a tiempo también fueron cogidos en ella, y gritos podían ser escuchados por un momento.

Esto visiblemente fue hecho intencionalmente por el Rey Boa del Bosque. Como el soberano de los Pantanos de Melancolía, tenía numerosos medios de autoprotección. Cuando este poderoso ser liberó su poder, no mostraría debilidad incluso contra un dios demonio.

La pelea entre Andromalius y el Rey Boa del Bosque parecía muy simple y directa, y el masivo cuerpo del Rey Boa del Bosque fue frenéticamente expuesto en frente de todas las Serpientes Diablo.

Su constitución alcanzaba un aterrador largo de más de sesenta metros, y la parte más gruesa de su cuerpo alcanzó cinco metros de diámetro. ¡Este ya era un monstruo terrible tan masivo! Incluso después de conseguir un impulso del pilar dios demonio, Andromalius todavía palidecía en comparación a él.

Las dos potencias tenían masivas constituciones, y ambas también sobresalieron usando energía espiritual externa.

Una energía espiritual color rojo y jade frenéticamente devoró la una a la otra. En cada choque, las dos potencias dejaron salir un sonido cercano a un quejido.

Long Haochen estaba silenciosamente observando desde lejos, lleno con algo de asombro. Ya estaba seguro que incluso si sus compañeros y él mismo fueran a cooperar y enfocarse en uno de aquellos dos solamente, ¡sus oportunidades de victoria excederían el treinta y tres por ciento!

¡Esta era la fuerza de una potencia del noveno paso! Era incluso suficiente para causar cambios en el terreno alrededor. Si no fuera por el esfuerzo voluntario de Andromalius para redireccionar la mayoría de las olas de choque en el aire, era altamente posible que ninguna de las Serpientes Diablo permaneciendo aquí sobrevivieran a aquello. Así que tenía que meterse para prevenir eso.

Un inmenso resplandor continuó elevándose hacia el cielo, y la niebla venenosa muy densa fue inesperadamente empujada lejos por la batalla. Ligeramente, uno podía ver rastros de la luz del sol.

¡Fuerza! Long Haochen estaba exclamando en admiración, naturalmente dirigiendo este elogio al Rey Boa del Bosque.

Incluso aunque el Rey Boa del Bosque es una bestia mágica, uno no podía sobrestimarlo. Muy claramente, desde el comienzo de la batalla, fue el único que incitó a Andromalius al dirigir las reverberaciones de energía espiritual en el aire. Y Andromalius no tuvo más opción sino hacer esto, debido a que este era el único modo para que él previniera que sus hombres del clan recibieran daño de sus ataques.

Sin embargo, el veneno en el aire fue dispersado, y la aparición consecuencia de la luz del sol era para el elemento oscuro del Dios Serpiente Diablo un obvio recurso de masiva debilidad. En el momento que la luz del sol cayó sobre ellos, el Rey Boa del Bosque no fue afectado, pero el Dios Demonio Serpiente Diablo estaba ardiendo, lo cual tenía el efecto de debilitar algo en su fusión con su pilar dios demonio.

De hecho, si este fuera el mundo exterior, en el momento en que los dioses demonio estallarían con su poder, sus pilares dioses demonios naturalmente producirían algo de nubes oscuras obstruyendo la luz del sol. Pero en este momento, el Rey Boa del Bosque claramente no le daría a su oponente esta oportunidad.

“Todos dejen este campo de batalla.” El Dios Serpiente Diablo todavía estaba chocando contra el Rey Boa del Bosque y persiguiéndolo, cuando en sus manos, la Lanza Serpiente dejó dos profundas cicatrices en su oponente. En este momento, gritó estas palabras en rabia hacia sus subordinados.