En otras palabras, mientras a Long Haochen le fuera dado el tiempo suficiente para cultivar, finalmente alcanzaría el séptimo paso, y su futura velocidad de cultivación entonces se volvería mucho más rápida que las potencias del séptimo paso quien solo abrieron dos cavidades espirituales.

Los muchos Removedores de Cazadores de Demonio manteniéndose cerca estaban mirando todos con sus ojos bien abiertos, pero ellos no actuaron por sí mismos. Sin recibir la orden de Ah’Bao, ellos no se atrevieron a actuar apresuradamente, y además, ellos todavía sintieron algo de miedo debido a la gran exhibición de poder de Long Haochen y Cai’er.

Si esto fuera la Alianza del Templo y la situación fuera al revés, quizás las potencias de la Alianza del Templo no serían capaces de refrenarse ellos mismos de asesinar a Ah’Bao, incluso al costo de un severo castigo, debido a la importancia de deshacerse de un posible poderoso enemigo de la Alianza.

Pero los demonios seguramente eran diferentes. Ellos colocaron una alta importancia en beneficio y fuerza. En su mente, no existía algún objetivo de enfoque delicado, solo absoluta sed de beneficios. ¿Qué bueno les haría asesinar a Long Haochen y Cai’er? El resultado no sería más que su muerte segura, debido a que la furia del príncipe heredero no era algo que uno pudiera soportar fácilmente. Eso incluso posiblemente implicaría a sus clanes. En consecuencia, todo lo que podían hacer era esperar.

Dos horas pasaron en el parpadeo de un ojo.

Long Haochen finalmente forzó toda la intención de puño fuera de su cuerpo, y aunque su cuerpo todavía estaba débil, la intención de puño finalmente dejó de causar estragos en él. Lo que continuó fue solo un proceso de recuperación.

Y además, encontró que su propio juicio no estaba mal; a través de estas dos horas, las cavidades espirituales en el espacio entre sus cejas y su abdomen ya absorbieron una cierta cantidad de energía espiritual, y aunque era poca, ellas gradualmente estaban tomando forma. Después de gastar más tiempo cultivando, y después de que las cavidades en su pecho se llenaran, la reserva de la energía espiritual ganada de la cultivación iría a estos dos nuevos sets de cavidades espirituales. En caso de que estas dos cavidades espirituales completen su incubación, su futura cultivación, ofensiva, defensiva y almacenamiento de energía espiritual se volvería tres veces más alta que ahora. Ese es el precedente del séptimo paso sobre el sexto paso, por no hablar que en el séptimo paso, uno podía hacer completo uso de la poderosa habilidad de amplificación conocida como Cuerpo Brillante.

El cuerpo de Ah’Bao emitió algo de luz negra purpura, y sus heridas se curaron más rápido que las de Long Haochen. Similarmente, pareció gratamente sorprendido que, aunque no verdaderamente comenzó un rompimiento a través del cuello de botella entre el octavo paso y el noveno paso, mientras le fuera dado algo de tiempo, se sentía confiado que después de un corto periodo de tiempo, se volvería una potencia del noveno paso.

Siendo un sucesor del linaje del Emperador Dios Demonio, era diferente de ordinarios Dragones Diablo. Después de su nacimiento, tenía una fuerza muy débil, al igual que los humanos, y su fuerza presente fue adquirida a través de continua cultivación. Debido a su inmenso talento que excedía más allá a los hombres de su clan, él podría posiblemente volverse una potencia suprema como el Emperador Dios Demonio. Para Dragones Diablo ordinarios, después de romper a través del noveno paso, el crecimiento de su fuerza se reduciría enormemente, y al menos que ellos se encontraran circunstancias fortuitas, ganar un gran impulso en fuerza sería muy difícil.

Alguna buena noticia al final. La sombra en el corazón de Ah’Bao finalmente se iluminó. Mientras rompiera a través del noveno paso, su posición como el sucesor sería establecida, y entonces sería capaz de comenzar a pedir prestado el verdadero poder del primer pilar de dios demonio. En ese momento, su fuerza incrementaría exponencialmente, a la gran medida de ser suficiente para aplastar a Long Haochen.

Ah’Bao no pudo evitar lamentarse en secreto. Si pudiera siempre tener un semejante rival como Long Haochen para impulsarlo en el futuro, su futuro crecimiento quizás verdaderamente sobrepasaría al de su padre. Pero como el soberano de la raza demonio, cuando se le da la oportunidad, todavía tenía que inmediatamente asesinar a Long Haochen, para eliminar una futura amenaza.

Cuando Ah’Bao comenzó a alcanzar el cuello de botella del noveno paso, Ah’Bao repentinamente sintió un gran cambió. Percibiendo un peligro substancial para él mismo, inmediatamente concluyendo su cultivación y repentinamente abriendo sus ojos.

Long Haochen hizo lo mismo. Cuando los ojos de los dos se abrieron, un par de ojos color sangre y un par de ojos color oro se iluminaron. Ellos intercambiaron una mirada antes de voltear sus miradas hacia Cai’er.

Como se esperó, un cambió apareció en Cai’er. Su postura era la misma que antes. Sin embargo, su cuerpo emitió un lustre oscuro, y su piel blanca se volvió un cristal gris, mientras se paró ahí como una escultura.

Aun así, las expresiones de Long Haochen y Ah’Bao cambiaron, debido a que ellos notaron con asombro que su cuerpo de cristal gris exudaba algo de intención asesina física. Cierto, su intención asesina en realidad se volvió material.

“¿Cómo… cómo es eso posible?” Ah’Bao preguntó, asombrado.

Justo en ese momento, una desbordante intención asesina estalló abruptamente, tomando la forma de una espada gigante. Con un sonido ensordecedor, una pequeña grieta apareció en medio del aire, y esta grieta se alargó y ganó altitud a una asombrosa velocidad.

¡Esta era una intención asesina perforando el espacio!

La masiva fuerza e intención asesina causó que los Removedores de Cazadores de Demonios instantáneamente se retiraran, e incluso aquellos Removedores de Cazadores de Demonios en el octavo paso no fueron la excepción.

De la pequeña grieta, una luz gris brillante abruptamente cayó, flotando sobre la cabeza de Cai’er en la forma de ondas grises. En su frente, una hoz gris gradualmente tomó forma, y mientras tanto, en el medio del resplandor gris, una daga negra emergió flotando desde atrás de su espalda.

Un relámpago purpura fue abruptamente disparado desde la grieta, precisamente apuntando a la daga. Inmediatamente, el cuerpo de Cai’er tembló violentamente, y la daga negra repentinamente se volvió gris, mientras el intenso resplandor gris fue absorbido por él. La daga se expandió y se curvo, volviéndose en una masiva hoz llena con quietud mortal.

La hoz era realmente demasiado grande. Su mango solo excedía los tres metros de largo, y su amplia hoja de un tercio de metro era de más de dos metros de largo. Los grandes cristales grises formando la hoja irradiaron una suave luz, pareciendo como ondas fluctuando, y una gran cantidad de lustre negro llenó los alrededores.

Como uno podía imaginar, si un arma tan letal fuera balanceada en un campo de batalla, los resultados serían una masacre.

“¿Despertar?” Ah’Bao finalmente se dio cuenta de la verdad. ¿Qué efectos secundarios? Esta era evidentemente una excusa hecha por Long Haochen. Esta poderosa compañera estaba en realidad teniendo un despertar, ¡y ese era el despertar de un escogido de dios!

Justo en este momento, Ah’Bao reveló su firmeza como el príncipe demonio heredero, a quien la seguridad de todos los demonios los tomó como prioridad. Suprimiendo su propio dolor de cabeza, gritó furioso, “¡Asesínenlos!”

Como un escogido de dios, Long Haochen ya era un futuro enemigo mortal, pero en caso de que un escogido de dios fuera aparecer a su lado como un compañero, en el futuro ellos muy posiblemente se volverían una existencia capaz de girar la soberanía demonio. ¿Qué era su propia angustia comparada a la vida o muerte de su raza? Con estos pensamientos, Ah’Bao inmediatamente dio la orden de matar.

Ya que Ah’Bao dio esta orden, Long Haochen naturalmente no se sentaría y esperaría a su muerte. Después de recuperarse por dos horas, sus reservas fueron solo repuestas a un tercio, pero se había estado preparado para esta situación todo el tiempo. Era solo que no esperó que el despertar de Cai’er ocurriera así de rápido, y ahora en realidad termino mucho más rápido que el suyo regresando a entonces.

Esto era en realidad bastante normal. El proceso del despertar de Cai’er fue más suave que para Long Haochen debido a su relación a la Daga de Samsara. Podría decirse que el físico de Cai’er como la Santa Hija de Samsara había sido fuertemente influenciado por la Daga de Samsara, lo cual le trajo la herencia del dios de la muerte. Long Haochen no era igual, su físico como el escogido de dios fue un resultado de sus propios esfuerzos, y su entero proceso de despertar confió en su propia comprensión.

Aunque la Daga de Samsara era tiránica, sus efectos posteriores también eran muy grandes. Durante el despertar de Cai’er, actuó como un puente, y bajo estas circunstancias, su despertar naturalmente fue mucho más rápido. Después del corto tiempo de un poco más de dos horas, su comprensión fue completada, y la herencia del dios de la muerte fue otorgada a ella.

Dos resplandores salieron del pecho de Long Haochen: uno rojo y uno azul, rápidamente volando hacia el campo de batalla.

Estas dos masivas figuras azules frenéticamente bloquearon el camino de Ah’Bao, y una terrible aura de hielo fue repentinamente liberada de esa figura azul, abruptamente formando un duro Anillo Resistente de Hielo.

¡Y ese Anillo Resistente de Hielo no era de una sola capa! Combinó tres capaz una sobre la otra, la segunda sobre la primera, y la tercera sobre la segunda. Los tres Anillos Resistentes de Hielos concéntricos fueron unidos como uno, produciendo una muy poderosa fuerza de colisión.

Todo esto ocurrió muy repentinamente. El más rápido en reaccionar fue Ah’Bao y Long Haochen, pero los dos de ellos todavía fueron heridos seriamente. Las heridas de Ah’Bao eran más ligeras que las de Long Haochen y su recuperación también un poco mejor, pero solo la mitad de su fuerza fue recuperada. En este momento, la dureza del Anillo Resistente de Hielo abruptamente emergió. Inmediatamente atrapando a Ah’Bao adentró, forzosamente repeliendo a todas las potencias demonios a varios metros.

Justo en este momento, un intenso brillo purpura estalló directamente de la frente de Long Haochen, y una masiva figura apareció frenéticamente enfrente de él.

Esa gran criatura era de más de diez metros de largo. Levantando todas sus cuatro cabezas, los ochos ojos en ellas fueron llenadas con luz purpura, irradiando nobleza.

Dos de sus miradas purpuras simultáneamente aterrizaron en Long Haochen y Cai’er, mientras las otras dos aterrizaron en las figuras rojo y azul. Inmediatamente, una terrible escena ocurrió, y una masiva energía tiránica retorciéndose fue exudada de esta masiva figura, cubriendo un radio de cien metros.

Gritos salieron de las bocas de cada demonio, incluyendo incluso al príncipe heredero Ah’Bao.

Vino del dolor de sentir sus cuerpos siendo destrozados, mientras el poder mágico en ellos se volvía completamente insurrecto, con las esencias elementales rodeándolos fluctuando locamente.

Los demonios del octavo paso todavía estaban mejor, pero solo por apresurar a su energía espiritual para protegerlos podían salvarse ellos mismos. Aquellos demonios del séptimo paso eran algo más débiles, y tenían su carne lacerada. Aunque ellos no fueron directamente asesinados por la enredada deformación de la Esencia del Desorden, ellos todavía recibieron un daño masivo.

Anuncios