Justo ahora, con un único movimiento de su mano, ¡estaba asustado con un sudor frio! A pesar del hecho de que estaba en el quinto paso, no había la más mínima resistencia. ¿Quiénes eran estos dos viejos? ¿No era esta fuerza temible similar al de su abuelo? Con su posición, ¿por qué ellos estaban aquí protegiendo la puerta?

El anciano delgado dijo con descontento: “El ratón da a luz a ratones, pero el linaje es cada vez más y más peor con cada generación. El abuelo que Han Qian levantó no puede incluso lograr algo por sí mismo.”

El anciano gordo crispó su boca y dijo: “¿Qué no logra nada? La joven generación del Templo del Caballero le importa mucho a la Alianza. Esto es algo que absolutamente no puedes negar.”

El anciano delgado dijo: “Tonterías. Incluso todos ellos juntos no pueden igualar a nuestra Cai’er.”

El viejo gordo dejó salir una risita. “Pequeñas doncellas siempre necesitaran casarse. Por otra parte, el niño que acabas de meter también es muy bueno. Parece que su edad es más o menos la misma que la de tu Cai’er.”

El anciano delgado se encogió de hombros, “Maldito gordo, ¿quieres que lleguemos a los golpes…?”

El anciano gordo inclinó su espalda en su silla, dijo: “¿Te atreves? Si realmente lo haces, vamos a encontrar un lugar para pelear de verdad, sin ninguna perdida. También se permiten ataques furtivos.”

El anciano delgado gruño una vez más antes de sentarse en su silla, sin pronunciar una sola palabra.

Long Hao Chen estaba asombrado por el hecho de que su cuerpo no se había chocad contra la pared. Solos sintió que una tiránica fuerza de atracción en los alrededores estaba incesantemente empujándolo aparte, desde todas direcciones. Sin embargo, en este momento, ya había recobrado su habilidad para controlar su energía espiritual, manipulándola para protegerse.

No sabía de donde venía, pero en ese momento, una larga mano salió. Agarrando sus hombros y suavemente tirando de él, haciendo que el mundo de oscuridad e ilusión desapareciera repentinamente. Al abrir los ojos, Long Hao Chen ya había aparecido en otro lugar.

Este era un lugar rebosante con el sentimiento de primavera, llenó con los sonidos de las aves y la fragancia de las flores, y en frente de él estaba un valle. Una tenue y fuerte niebla dorada envolvía la entrada del valle. Los alrededores estaban llenos de árboles, arbustos, flores y plantas. Esta atmosfera era muy acogedora.

El cielo era clara. Este ligeramente húmeda atmosfera hizo que su piel se sintiera extremadamente confortable.

La entrada del valle estaba a 100 metros de distancia, sobre los acantilados inestables, sorprendentemente, habían dos grandes palabras ‘Valle Qiling’…

Esta, ¿esta era la tesorería del Templo del Caballero? Long Hao Chen estaba estupefacto mientras veía todo en frente de él. Con su conocimiento, era capaz de entender todo lo que apareció ante sus ojos.

“Bienvenido, joven amigo.” Una profunda y grave voz sonó detrás de Long Hao Chen.

Rápidamente se giró, Long Hao Chen repentinamente vio que un anciano estaba parado detrás de él. Parecía que era el que estaba tirando de él aquí, y detrás de él estaba una extraña puerta de luz.

Esta puerta de luz se parecía a la Puerta Invocadora de la Criatura que Chen Ying’er usó, excepto que los patrones alrededor de esta puerta eran muchos más complejos. También no había el signo de tallas de animales, pero en su lugar, habían numerosas inscripciones en un lenguaje viniendo de tiempos ancestrales.

“Extraño, ¿no es así?” Ese anciano era alto y delgado. Su cabello plateado estaba caído sobre sus hombros y llevaba una túnica blanca tradicional. En este hermoso lugar, el aura que daba era cercana a la de un inmortal. Su frente era amplia, y aunque su cara mostraba años de duro trabajo, sus dos ojos todavía estaban brillantes y expresivos. Él no se veía muy robusto, pero cuando estaba parado ahí, parecía como un gigantesco pilar sosteniendo los cielos.

“Saludos, anciano.” Long Hao Chen dijo, prestando respeto a él con un saludo del caballero.

El anciano se rió y dijo: “Este viejo es Yang Hao Han, puedes llamarme abuelo Yang.”

Long Hao Chen mostró sus respetos una vez más, y dijo: “Hola, abuelo Yang.”

Yang Hao Han sonrió, palmeándole su hombro, y dijo: “¿No es este lugar bastante extraño? En realidad, este lugar no fue construido por el Templo del Caballero, sino que fue tomado de la era gloriosa. Fue construido por elfos en tiempos ancestrales. No solo este lugar, sino que las otras tesorerías de los cinco Templos son como esta también. Poniéndolo simplemente, esto fue hecho por los todopoderosos y ancestrales elfos que eran capaces de entender y controlar cielo y tierra, y crearon un mundo paralelo basado en nuestro mundo original. Después, durante la era oscura, nosotros, humanos todopoderosos, la recibimos. Luego hemos añadido algunos toques personales y modificaciones, convirtiéndose de este modo.

Aunque Long Hao Chen todavía no entendía mucho, tenía unas pocas impresiones. Asociando todo aquí con su propia experiencia en la Cordillera Sagrada de los Caballeros.

Yang Hao Han sonrió y dijo: “Para serte honesto, si no fuera por estos tesoros viniendo de los remanentes de la raza ancestral de los elfos que nuestra raza todopoderosa de humanos recibimos durante la era oscura, temó que nosotros, los humanos, ya nos hubiéramos extinto…”

El corazón de Long Hao Chen saltó, pero no preguntó más. Esto obviamente estaba relacionado a los secretos de los seis Templos. Si este abuelo Yang en frente de mis ojos quiere decir algo, ciertamente haría así.”

“Ve, el valle contiene tu recompensa, pero también estará una prueba esperando por ti, así que prepárate. Después de entrar al valle, habrá una bifurcación en el camino. En esta bifurcación, gira a la izquierda, siguiendo el camino, y recibirás tu recompensa.”

“Gracias abuelo Yang…” Long Hao Chen respetuosamente respondió y camino hacia el Valle Qiling.

Cientos de metros pasaron rápidamente, y en este punto, tomó un paso dentro de una densa niebla tenuemente dorada.

En esta niebla, Long Hao Chen sintió instantáneamente que algo era diferente. Parecía que el aire se había vuelto mucho más pesado, y una enorme presión estaba alrededor de él. Sus anteriores pasos energéticos inmediatamente se volvieron más pesados.

En su cuerpo, la energía espiritual líquida pareció ser estimulada, produciendo un halo dorado en la superficie de su cuerpo.

Desde que rompió a través del quinto paso, Long Hao Chen sintió que la velocidad de su cultivación se había vuelto mucho más lenta. Previamente, podía ganar cerca de diez niveles de energía espiritual en un solo día, pero ahora, en aproximadamente diez días, su energía espiritual interna había solo ganado cerca de diez niveles. Pero en lo contrario, debido a la evolución de Hao Yue, su energía espiritual externa había incrementado a pasos agigantados.

En el combate contra Wang Yuanyuan, Long Hao Chen llegó a darse cuenta de que la energía espiritual externa también era importante. Claramente la energía espiritual externa de Wang Yuanyuan excedía por mucha al de las personas ordinarias, porque de otro modo, no había modo de que pudiera tan fácilmente empuñar su Gigante Escudo Divino del Alma, incluso sin gemas incrustadas. Si no fuera por la ayuda de Hao Yue, sin un arma que pudiera con pararse a la que estaba en la mano de ella, realmente no había modo de que pudiera igualarla.

Ahora, la energía espiritual líquida en su cuerpo comenzó a revolverse mientras mostraba una gran diferencia.

Anteriormente, durante su cultivación, estaba alrededor de la Santa Estufa Espiritual esa energía espiritual interna revolviéndose, pero ahora, se volvió completamente opuesto.

La dorada energía espiritual interna tomó la forma de un anillo, y parecía una especie de foso, lentamente revolviéndose alrededor de la Santa Estufa Espiritual, pero esa Santa Estufa Espiritual estaba lentamente girando también. Esto además elevó la calidad de la energía espiritual líquida producida en el cuerpo de Long Hao Chen el cual, siendo expulsado de su Santa Estufa Espiritual, se mezclaba en un anillo de energía espiritual líquida.

Long Hao Chen sabía que no podía ser demasiado ansioso con el cultivo. Sabía que el avance fue una de las razones por las que podría obtener diez niveles cada día, otro más era el hecho de que estaba tomando la Píldoras de Concentración Espiritual que le fueron dadas a él por Lin Xin. Entonces, también era porque estaba incesantemente despertando su potencial a través de batallas continuas. Y después de atravesarlo, la energía espiritual interna líquida era mucho más compleja que en su forma previa. En este mes, el despertar de su potencial también fue bastante grande. Constantemente se esforzó para elevar su nivel que era, para él, la opción más adecuada. Después de todo, seguía todavía tenía 14 años, así que no había poco tiempo para él.

La meta personal que Long Hao Chen se dio era romper a través del nivel de un Caballero Radiante antes de los 1 años, y el nivel de un Caballero del Templo antes de los 25. Sin duda, progresar demasiado rápido no valía la pena en absoluto. Esto era algo que Ye Hua le puso particular énfasis.

Aunque la presión ejercida por la insípida niebla color dorado era enorme, confiando en su formidable capacidad mental, Long Hao Chen sintió que la esencia de luz aquí excedía a la del mundo externo, y que estaba formada de humedad y vapor, como lo haría normalmente, pero de esencia de luz. En otros términos, la esencia de luz aquí parecía casi completamente líquida.

Desafortunadamente, esto no era algo que Long Hao Chen fuera capaz de absorber en absoluto. No era que había un rechazo de la misma, sino que cuando hizo un intento de absorberla, la presión ejercida en él violentamente incrementaba, casi dispersando la energía espiritual en su cuerpo. Sorprendido por su reacción, Long Hao Chen inmediatamente se volvió cauteloso y simultáneamente liberó un [Manto Santo]. Esto era para prevenir que la defensa en su cuerpo se desintegrada.

Sin atreverse a ser imprudente, cuidadosamente avanzó.

En un corto tiempo, una parte del escenario repentinamente se volvió distinto. Como antes, en las otras direcciones, todavía indistinguible, pero en el lado izquierdo, un pasaje apareció.

Este pasaje solo tenía tres metros de ancho, y en los dos lados, altos acantilados aparecieron. Estos acantilados parecían suaves y elegante, pero con su actual nivel de entrenamiento, Long Hao Chen no tenía modo de escalarlos exitosamente.

Debería ser ahí. Long Hao Chen observó los alrededores por un momento antes de avanzar en el pasaje.

Saliendo del rango de la niebla dorada, su cuerpo finalmente se sintió más ligero. Mientras la fuerza de presión se desvanecía, Long Hao Chen pudo sentir que la energía espiritual interna en su cuerpo con calma corría sucesivamente.

Este pasaje no era definitivamente plano, estaba zigzagueando en complicados patrones. Esta era la razón por la que todo lo que podía ver alrededor eran acantilados, pero no vio un final para este pasaje.

Continuamente avanzando en este pasaje. ya habían pasado más o menos un cuarto de hora en el mismo, cuando repentinamente, en frente de él aparecieron diez diferentes bifurcaciones en el camino. Cada uno de ellos tenía altos acantilados en ambos lados.

Esta… ¡Esta no puede ser una formación formada naturalmente! Es demasiado meticulosa para ser al azar. Long Hao Chen que fue sacudido por ver tantas bifurcaciones, pensando.

¿Qué debería hacer? El abuelo Yang no me dijo acerca de estas bifurcaciones. ¿Cuál debería escoger? ¿Aún debería escoger una más a la izquierda?

Deteniendo sus pasos, Long Hao Chen se preguntó a sí mismo.

Aunque era joven, tenía una naturaleza calmada y no era el tipo de persona que actuaba a ciegas. No sabía por qué, pero es su corazón, una sensación de inquietud surgió.

Long Hao Chen recordó perfectamente lo que el anciano Yang Hao Han le dijo a él que tu viera muy en cuenta. Su formidable poder de memorización estaba actualmente siendo usado casi todo lo posible.

Abuelo Yang dijo que tendría que pasar una prueba en orden de obtener mi recompensa. ¿Podría ser que esta es la prueba, o parte de ella? Mientras pensaba, Long Hao Chen se sentó con las piernas cruzadas y cerró sus ojos.

Antes, cuando paso a través de la niebla de luz, algo de su energía espiritual había sido consumida. Desde que tenía que enfrentar una prueba, mantenerse en estado óptimo claramente iba a ser extremadamente importante.

En este Valle Qiling, la esencia de luz era mucho más rica que en el mundo exterior. Aunque la niebla de antes no estaba presente ahora, la esencia de luz tan gruesa como la lluvia todavía estaba presente en una muy abundante proporción. Confiando en su particular físico como un Vástago de la Luz, en un corto momento, Long Hao Chen ya había regresado a su estado pico.

En este momento, repentinamente, algo llamó la atención de Long Hao Chen. Sintió un poco de la más pura esencia de luz fluctuando alrededor de él en el aire.

“¿Eh?”

Long Hao Chen abruptamente abrió sus ojos que miraron directamente en una dirección en particular.