No importa que tan ilimitadas fueron las perspectivas de un Vástago de la Luz, era al final una sola persona y nada más. Sin embargo, las habilidades de Ye Hua podían, en la otra mano, ciertamente ayudar a todos los seis Templos.

Ye Hua lloró durante quince minutos seguidos, hasta que sus ojos estuvieron rojos, e hizo que la ropa de Long Hao Chen se mojara completamente. Con gran dificultad, logró detener gradualmente sus emociones.

Girándose, dejó salir un sonido mientras se arrodillaba ante Han Qian, respetuosamente manteniendo en frente de él, “Señor Líder de los Caballeros Santos, le doy mis gracias.”

Han Qian sonrió, negando con su cabeza y dijo: “No lo menciones. Si estás bien con ello, no hay necesidad de regresar a la Ciudad Hao Yue. En el futuro, solo puedes seguirme. Este viejo le gustaría pasar todos sus años de experiencia de entrenamiento y cultivación ti.”

Ye Hua era muy listo. En términos de inteligencia, era un genio como uno que aparecía una vez cada generación. Rápidamente arrodillándose una vez más, replicó inmediatamente, “Este aprendiz cumple con su respeto maestro.”

Han Qian se rió, y dijo, apoyándolo con sus dos manos, “El único que tomara ventaja del otro es este viejo. En el futuro, inevitablemente te volverás uno de las brillantes nuevas estrellas de nuestro Templo del Caballero, y tus logros seguramente no serán menores que los de tu atesorado aprendiz.”

Long Hao Chen pagó respetos a su maestro, antes de apurarse en dar un paso hacia adelante diciendo: “Aprendiz Long Hao Chen presta respetos al gran maestro. ”

Han Qian dejo salir un sonido complaciente; tenía disposición sencilla, e inmediatamente carcajeó ruidosamente. Mientras Han Yu, que estaba de pie al lado de él, miró la escena, la duda en su corazón se había desvanecido completamente. Sin incluso necesitarse mencionar el hecho de que su caballero maestro el gran discípulo[1] de su abuelo, Long Hao Chen hoy también había elevado su energía espiritual innata a 80. Ya era considerado si debía o no hablar un poco con su abuelo, para preguntarle que alargara su tiempo como caballero retenedor.

Parecía que el talento energía espiritual innata de Ye Hua se había incrementado sobre los 40, era el único que había obtenido los mayores beneficios. Sin embargo, en realidad, las ventajas ganadas por Han Yu incluso sobrepasaba eso.

Originalmente, la energía espiritual innata de Han Yu era 63, y aunque ya era un genio, si en el futuro quería volverse un Caballero Divina, todavía iba a ver algunas dificultades. En la historia del Templo del Caballero, los únicos capaces de convertirse en Caballeros Divinos eran prácticamente todos quienes tenían energía espiritual innata sobre los 70. Si uno no tenía este tipo de talento innato, tenía que estar dispuesto a trabajar más veces.

Teniendo una energía espiritual de 70 le daba a uno el físico de un ángel mientras una energía espiritual de 80 le daba el físico bendito por los dioses. En otras palabras, bajo los efectos del compartir de talentos innatos de Long Hao Chen, sus habilidades innatas fueros incrementadas por dos grados. Mientras se mantuviera con vida, ¡romper a través del noveno paso era solo un asunto de tiempo! ¿Cómo esto no podía emocionarlo? ¿Y si me vuelvo un caballero retenedor? ¡Con un incremento tan inmenso de habilidades innatas, incluso si continuo como un caballero retenedor por veinte años, todavía valdría la pena!

“Realmente no esperé que esta opción tendría tantos beneficios. Jaja.” Han Qian muy complacido condigo mismo dijo: “Bien, vamos a ir al grano. Hao Chen, durante las preliminares tute posicionaste en el top diez. De acuerdo a las reglas, nuestro Templo te recompensará con un arma. Oí que en el grupo tres, el arma de nuestro finalista de nuestro Tempo del Caballero, que eres tú, sufrió serios daños. Desde que ese es el caso, puedes aceptar la recompensa de nuestro Templo del Caballero de antemano.

El arma otorgada por el Templo depende de tu suerte. Mañana por la mañana, Han Yu te llevará a la tesorería del Templo y te dirá que hacer. De cualquier modo, viendo que, ya que definitivamente estás clasificado como el primero del grupo tres, no hay necesidad de que participes en el partido de mañana. Tu maestro ya me considera su maestro, así que eres mi gran discípulo. Cuando este anciano regrese, les tendré preparado un regalo de bienvenida; tendré a alguien para entregárselo mañana. ¿Cómo está bien para mi gran discípulo incluso no tener un set de equipamiento completo? Pequeño Yu, desde ahora, eres el retenedor de Hao Chen; ya deberías saber lo que tendrás que hacer.”

Han Yu apresuradamente dijo, respetuosamente, “Si abuelo. Definitivamente aprenderé del maestro, y no te decepcionaré nunca más.”

Han Qian finalmente se fue, y Ye Hua apresuradamente regresó a su cuarto por el bien de su cultivación. En el otro lado, Long Hao Chen llevó a Han Yu de regreso a su propia habitación.

“Hermano Han, ¿no piensas que algo está mal en este momento? En el futuro, me llamarás directamente por mi nombre. Si siempre te mantienes llamándome ‘maestro’, realmente me sentiré incómodo.” Long Hao Chen dijo sinceramente.

Han Yu inmediatamente negó con su cabeza con resolución, respondiéndole, “¿Cómo está eso bien? Nosotros no podemos desechar nuestros roles, ¡yo soy el caballero retenedor del maestro! Naturalmente tengo que abordar[2] adecuadamente al maestro.” Ya se había hecho la resolución de acompañar a Long Hao Chen adecuadamente. ¡El Vástago de la Luz! ¡Iba a seguirlo en su travesía! Los sentimientos de admiración de Han Yu hacia su abuelo actualmente estaban más allá de los límites; ¡el alcance de la vista de su abuelo era realmente demasiado buena! ¡Para volverse el caballero retenedor del Vástago de la Luz, esta era una gloria y no una vergüenza!

Long Hao Chen trató de persuadirlo por un largo tiempo, pero cualquier cosa que dijo, Han Yu no estaba dispuesto a aceptarla. Después de esto, el simplemente se arregló un lugar para que se quedará, teniendo un lugar donde pudiera temporalmente vivir.

En la mañana del siguiente día, Han Yu llevó a Long Hao Chen a la Tesorería de la Alianza. Antes de dejarlo, Long Hao Chen le pidió a Li Xin que le dijera a Cai’er que hoy, probablemente iba a casa muy tarde, así que debería irse primero, sin esperarlo.

La Tesorería de la Alianza era una parte del Gran Estadio de la Alianza. Igual que su nombre, estaba bajo el control de los Seis Grandes Templos.

La Tesorería estaba localizada en la parte trasera del Gran Estadio de la Alianza, en un lugar que no se destacaba en absoluto a primera vista.

Desde el exterior, únicamente parecía como una estructura hexagonal ordinaria y su interior era solo de cien metros cuadrados. A lo sumo, se asimilaba a un lujoso edificio residencial.

En frente de la entrada, dos ancianos vestidos ligeramente estaba charlando, sentados en sillas, y con una apariencia muy relajada.

“Saludos, dos ancianos. Yo, Han Yu, vine en nombre del Líder de los Santos Caballeros Han Qian para llevar al Caballero Tierra Long Hao Chen a recibir su recompensa.” Han Yu respetuosamente saludo a la otra parte.

Long Hao Chen no se atrevió a holgazanear, y realizo un saludo junto con Han Yu hacia los dos ancianos.

Entre los dos ancianos, uno era gordo y el otro era delgado. El gordo estaba calvo y sus ropas revelaban su pecho.

El anciano delgado parecía a un palo de bambú; mirando ese aspecto, parecía que incluso una ráfaga de viento lo podría soplar.

“Grumpf, ¿tu ficha de orden?” El delgado dijo tranquilamente.

Han Yu rápidamente caminó y le dio la ficha de orden.

El anciano delgado asintió y dijo: “Tu, espera aquí. Long Hao Chen sígueme.”

“Si.” Long Hao Chen respondió y siguió al anciano delgado en la tesorería. Han Yu pacientemente esperó en la entrada.

El anciano delgado llevó a Long Hao Chen adentro. Entrando, Long Hao Chen cuidadosamente observó uno de los lugares más importantes en la Ciudad Santa.

El salón de la tesorería era bastante pequeño, solo estaba cerca de 100 metros de largo. En el centro del piso, había un hexagrama.

La gran puerta detrás de ellos se cerró, las seis paredes los rodeaban. En cada una de estas paredes, había un gigantesco mural.

Los murales eran todos de personas: habían seis paredes y seis personas. Del modo que ellos estaban vestidos, cada uno era una representación de uno de los Seis Grandes Templos.

El anciano delgado se detuvo en el centro del hexagrama, se giró y miró a Long Hao Chen unas pocas veces, gruñó y dijo: “Así que eres Long Hao Chen. No puedo ver lo que es tan especial acerca de ti.”

Long Hao Chen se quedó en blanco por un momento, “Señor, ¿me conoce?”

El anciano delgado dijo muy francamente, “No.” Después de terminar esta palabra, movió su pie ligeramente y dio un paso en la dirección de la pared de los caballeros.

Long Hao Chen no sintió alguna fluctuación de energía espiritual, pero la pared del caballero ya se iluminó.

El anciano delgado levantó su mano derecha. Long Hao Chen pudo ver vagamente algo en el medio de su mano que se asemejaba a un pequeño sello. Centelleó un poco hacia la pared de los caballeros. Repentinamente la luz emanada desde la pared fluyó sobre ella, el caballero se volvió aparentemente vivo.

“El Templo del Caballero, lleva a esta persona.” El anciano delgado gritó. Repentinamente levantó su pie, y pateó la culata de Long Hao Chen.

Sus movimientos fueron demasiados rápidos, al extremo que Long Hao Chen no pudo reaccionar en absoluto. Se sintió entumecido por todas partes, y no pudo reunir algo de energía espiritual. Ya estaba volando directamente hacia la pared con el símbolo del caballero en ella.

Long Hao Chen estaba sorprendo al punto de que casi gritó. Cuando pensó acerca del dolor que iba a sufrir cuando su cuerpo se estrellara contra la pared, repentinamente, los alrededores se volvieron en una ilusión. Su cuerpo inexplicablemente entró en la pared y desapareció.

Mirando a la pared con el dibujo de un caballero en ella, el anciano delgado gruño, “Caballero Tierra de Catorce años, apenas pasa… Pero no hay nada que sea especialmente maravilloso acerca de él. Demasiado escaso, demasiado escaso. ¿Cómo es que esa chica es tan terca? ¿Y realmente tengo que ayudar a este pequeño chico del Templo del Caballero? ¡Realmente quiero aplastarlo hasta la muerte!”

Mientras murmuraba, se fue sin prisa. El anciano gordo que estaba sentado frente a él anteriormente se rió ruidosamente, “¿Cómo fue?”

El anciano delgado abrió mucho un ojo, “No es para tanto. No es un buen partido para la Cai’er de nuestra familia.”

El anciano gordo se echó a rió y dijo: “No me digas eso a mí, sino al viejo Yang.”

El anciano delgado se sentó de nuevo, sin incluso mirar a Han Yu junto a él, y gruñó dos veces, “Tarde o temprano, me encontraré con el viejo Yang para pagar deudas. Todo este tiempo, ese vejo bastardo estaba tomando ventaja de mí. Este viejo ha permitido que el joven mocoso tome ventaja.”

El anciano gordo carcajeó: “Honestamente hablando, este era una orden personal del viejo Yang. ¿Cómo esta él relacionado a ese viejo Yang?”

La cara del anciano delgado repentinamente se volvió extraña, “Desde que estas trayendo este asunto, tengo unas pocas cosas que decir acerca de eso. Ese nieto del viejo Yang[3] no es comparable a esta joven. Jaja, unos pocos días atrás, esa rata apestosa casi fue casi eliminado por la hija de mi familia[4]. Es una lástima que no consiguió ver la maravillosa expresión de ese viejo Yang cuando vino a buscarme. Jaja, después de tantos años, es la primera vez que lo he visto tan ceñido. Y el humor de ese viejo incluso no mejorara por un tiempo. Escuche que la causa principal de eso es ese mocoso que nosotros vimos momentos atrás. ¡Que tarea molesta! ¡Es como si el Templo del Asesino le debiera al Templo del Caballero o algo!”

Han Yu, al lado, levantó sus oídos para escuchar, vagamente oyéndolos. Ya tenía unas pocas pistas.

De pie en ese momento, el anciano delgado abruptamente giró su cabeza, “¿Qué estás escuchando? Piérdete.” Con un movimiento de su mano, Han Yu sintió una pesada energía golpeándolo, y su cuerpo entero fue empujado en el aire, a más de diez metros de distancia.


 

[1] Le puse ‘gran aprendiz’ pero en realidad el sentido sería de ‘nieto aprendiz’, esto se debe que en inglés viene dado de ‘grandson’ y ‘grand-disciple’, yo lo puse como gran discípulo, pero su significado es el ya mencionado, lo puse así porque en español suena raro. El mismo caso sucede con ‘gran maestro’ que sería ‘abuelo maestro’. Se les dice así porque es el discípulo de su discípulo y el maestro de su maestro.

[2] Como tratarlo.

[3] El nieto del viejo Yang es Yang Wenzhao.

[4] Esa es Cai’er.