El cristal nube de fuego en su mano, además de añadir al hecho de que él tenía energía espiritual líquida, hacía que la magia defensiva de bajo nivel sea varias veces más efecto cuando era usada por él, y naturalmente, su energía espiritual se agotaría muy lentamente. Realmente no sería fácil para Sima Xian romper a través de su defensa.

“Alto.” En ese preciso momento, el réferi habló en voz alta, haciendo que ambas personas estuvieran en un punto muerto.

“El partido termina. Ganador, Sima Xian.”

“¿Eh?” Lin Xin protestó frenéticamente, “¿Cómo es que ganó? Réferi, ¿no ha visto que no logró romper a través de mi defensa?”

El réferi le dio una mirada descontenta y respondió, “¿Eres tú el sacerdote o es él el sacerdote? Diez minutos, ¿no sabías? Ustedes dos anormales chicos, apúrense en bajar.”

“Hic…” Lin Xin finalmente recordó que su oponente era un sacerdote, no un guerrero. El tiempo límite de diez minutos había terminado. Solo que únicamente él se defendió mientras su oponente era el atacante.

Sima Xian inmediatamente reaccionó, sin reservas, rió ruidosamente, “Wahaha, tonto, gran hermano es un sacerdote.”

Mientras caminaba hacia un lado, Sima Xian imitó la conducta y habla de Lin Xin, inclinando sus robustas nalgas, “Gran hermano tiene medicamentos, gran hermano tiene medicamentos…”

Las otras ocho personas en el resto del área no sabían si reír o llorar. ¡Que payaso! Solo, lo que ellos no entendieron más fue el hecho de que Lin Xian no había usado algún hechizo ofensivo durante todo el tiempo.

Solo Li Xin tenía una idea sobre eso; ella recordó las palabras de Ye Hua, que este Lin Xin era más probable que sea incapaz de atacar.

“Siguiente partido, Cai’er contra Li Xin. Ambos lados pueden entrar.” El réferi dio un tipo de sentimiento demoniaco mientras anunciaba el comienzo del siguiente partido sin la más mínima interrupción.

Viendo a Cai’er, Li Xin se sentía realmente avergonzada Esta delicada señorita era ciega. ¡¿Así que cómo podría posiblemente pelear?!

“Cai’er, deberíamos ir al escenario.” Li Xin ya había tomado una decisión; por haber pasado las preliminares, su suerte era ya excelente. Para ella apuntar para obtener además una buena clasificación era una hazaña imposible. Solo uno que entraba en el top 16 tenía la posibilidad de obtener una recompensa, pero hacerlo en este grupo no sería fácil. Desde que era de este modo, ella solo podía dejar que sea el agua de la espalda de otro pato y olvidarse de eso. También se lo dejó claro a su hermano menor.

Pensando acerca de esto, ella empujó la caña de bambú de Cai’er y la llevó al estadio.

Ambos lados se mantenían firmes y en el momento que el réferi estaba anunciando la elevación de los pilares para permitirle a los asesinos exhibir su poder, Cai’er repentinamente dijo, “No es necesario, me retiro de este partido.” “Dang” Li Xin fui instantáneamente sorprendida, “Hermana menor Cai’er, tu…”

Cai’er calmadamente sacudió su cabeza, mirando a Li Xin. La caña de bambú en su mano golpeó el suelo, mientras se fue sin previo aviso.

Li Xin apresuradamente la siguió. Si, era una cosa buena ganar sin una pelea, pero mirando a Cai’er quien estaba tomando pasos algo inestables, se sintió enormemente reacia.

“Hermana menor Cai’er.” Li Xin tomó su mano, “No necesitas rendirte, no tengo modo de entrar al top 16 de todos modos.”

Cai’er ligeramente sonrió, “Es cuestión de tus propios esfuerzos, no puedes decir con seguridad que no puedes, ¿cierto?” Mientras los dos últimos partidos del segundo grupo terminaron anormalmente, otro combate anormal estaba yendo a tomar lugar entre el tercer grupo en el Estadio del Guerrero.

“Próximo partido, Chen Ying’er, Wang Yuanyuan, pueden comenzar.”

Después de que el partido de Long Hao Chen había terminado, estaba originalmente preparándose para irse y esperar por Cai’er, pero tan pronto como vio a las dos personas en el escenario, inmediatamente llegó a detenerse. Era porque las dos en el escenario eran precisamente las dos chicas que el vio anteriormente que atrajeron su atención.

Chen Ying’er era una chica chiquita, una señorita que parecía extremadamente débil. Y Wang Yuanyuan era la chica alta que llevaba un escudo en su espalda.

Bang. Wang Yuanyuan dejó caer su escudo en el suelo, dejando salir un sonido opresivo. El polvo en la tierra se sacudió mientras su escudo golpeaba el suelo. Claramente, el poder de este escudo no estaba cerca de su tamaño.

Chen Ying’er estaba sorprendida y su cuerpo temblaba, “Wah, gran hermana, tu escudo parece realmente pesado.”

Wang Yuanyuan ligeramente sonrió, respondiéndole, “Pequeña señorita del Templo del Espíritu, en un momento, deberías ser cuidadosa. Si no lo haces, solo ríndete.”

Chen Ying’er repetidamente asintió mientras miraba a este enorme escudo, mostrando una apariencia extremadamente asustada.

“El partido puede comenzar.” El réferi declaró mientras simultáneamente retrocedía.

Wang Yuanyuan llevó su inmenso escudo en su mano izquierda, entrando en una postura de combate. Moviendo sus dos piernas rítmicamente a alta velocidad, inmediatamente cargó hacia Chen Ying’er. Su paso era bastante rápido, incluso podía ser comparado a esos que los caballeros usando su habilidad [Asalto]. En su escudo, su mano roció un intenso brillo azul.

Enfrentando el asalto relámpago de Wang Yuanyuan, Chen Ying’er no entró en pánico; con sus dos manos juntándose con un movimiento, una gran bola de cristal inmediatamente apareció en su palma.

Con un buzz, una suave energía estaba fluyendo alrededor de esta bola de cristal. Ondulaciones de energía espiritual estaban rápidamente siendo esparcidas alrededor.

Aunque Wang Yuanyuan estaba viniendo a una gran velocidad, no era, al final, más rápida que la velocidad de liberación de energía espiritual. La capa de ondas que ondularon alrededor de Chen Ying’er ya estaban bloqueando su camino después de diez metros.

“Ah, ¡hey!” Wang Yuanyuan gritó ruidosamente. Levantando el escudo en su mano, dirigió su extremo filoso hacia adelante. Para sorpresa de uno, movió su mano y levantó su escudo sobre su cabeza, como si fuera un hacha, golpeando sin piedad hacia abajo contra pantalla protectora invisible.

Con un ligero puff, Wang Yuanyuan solo sentía que la defensa de Chen Ying’er fue traspasada como si fuera algodón. Este golpe realmente no logró detenerse, pero un sentimiento suave como algodón la aprisionó, e inmediatamente, una suave fuerza elástica fue producida en ella, golpeando su espalda junto con su escudo, haciendo caer sin para en el suelo.

¿Cómo pudo suceder? Los ojos de Wang Yuanyuan contenían una mirada desconcertada. En el pasado, peleó con magos, pero esta era la primera vez que peleaba contra un invocador. Era la primera vez que ella vio estas técnicas. ¡La Chen Yin’er, que parecía inofensiva a primera vista, no era en realidad tan fácil de tratar como parecía!

Chen Ying’er parecía como si no viera a Wang Yuanyuan en absoluto. Su par de ojos estaba mirando fijamente al enorme anillo del tamaño de una cabeza humana, por encima de su bola de cristal.

Un suave resplandor azul fue rociado desde su bola de cristal, y repentinamente, un delgado hexagrama de color azul apareció en el suelo ante ella.

Su energía espiritual que estaba fluyendo en el suelo desde el comienzo al final le dio un ambiente muy suave, pero este tenue hexagrama de color azul apareció instantáneamente, y al mismo tiempo, la cara de Chen Ying’er se volvió pálida, tanto que su cuerpo estaba al punto del colapso.

Inmediatamente después, una puerta se levantó en medio de este hexagrama.

Esta puerta era extremadamente hermosa, 6,5 metros de ancho, sobre 13 metros de alto, y tan pronto como apareció desde el suelo, incontables resplandores de luz parecieron haber aparecido, arqueándose alrededor emocionadamente. Numerosos gritos de animales también podían ser escuchados, gritos de insectos, gritos de pájaros, ladridos de perros, siseos de tigres, rugidos de dragones y gritos de incontables criaturas vivientes resonaron en medio del estadio.

Alrededor de la magnífica puerta estaban talladas incontables esculturas. Pareciendo como esculturas de bestias mágicas. Estas bestias mágicas todas se veían extremadamente emocionadas.

Solo que inexplicablemente no había modo de reconocer a estas bestias mágicas. De los alrededores de la puerta, un arma de color azul apareció, emitiendo un lustre verde oscuro a los alrededores.

“¿[Puerta Invocadora de Criatura]?” No muy lejos, el réferi dejo salir esta observación, al ver los enormes cambios que aparecieron en la cara de Chen Ying’er.

Long Hao Chen abrió ampliamente sus ojos también. Era la primera vez que veía una escena tan asombrosa, asociándose con la lista de los anteriores nombres. Entonces, se le ocurrió que el invocador #1 del Templo del Espíritu estaba en su grupo. ¿Podría ser que en realidad era esta pequeña dama que parecía no ser algo mayor que él? Era claro que estaba al menos en el quinto paso, después de todo, ¿qué era [Puerta Invocadora de Criatura]?

La persona más nerviosa era indudablemente esta Wang Yuanyuan en el medio del campo de batalla. Sin la menor impaciencia para atacar, ella ligeramente se acurruco mientras un aura extremadamente tiránica comenzaba a desprenderse alrededor de su cuerpo. Un fuerte resplandor azul-verde cubrió su cuerpo, incluyendo el escudo en su mano. Lo que uno no veía era que una enorme gema apareció en su mano izquierda; ¿qué misterioso uso podía tener?

“Ábrete por favor, Puerta Invocadora de Criatura. ¡Todos los seres vivos deben obedecer a mi llamada, vuelve a mí, mi compañero!” La melodiosa voz de Chen Ying’er estaba zumbando en medio del campo de batalla, e inmediatamente, desde esta Puerta Invocadora de Criatura, un anillo blanco apareció, disparando un rayo de luz blanca y entonces lo que vino de la puerta era…

El gigante escudo en la mano de Wang Yuanyuan fue levantado, mientras se preparaba para insertar la gema en su otra mano en uno de los nueve agujeros de su escudo. Sin embargo, en el siguiente instante, detuvo el movimiento de su mano, y abrió mucho su boca, viendo una escena completamente inconcebible.

No era solo ella; incluso el réferi y los otros competidores, incluyendo a Long Hao Chen, tenían exactamente la misma reacción. Todos tenían sus bocas ampliamente abierta, sin atreverse a creer la vista delante de sus ojos.

Cierto, esto era una escena demasiado inconcebible. De esta enorme Puerta Invocadora de Criatura, una bestia invocada había aparecido. Solo, había demasiada disparidad entre su cuerpo y el tamaño de la Puerta Invocadora de Criatura.

“Meeh-” La invocación llamó en una voz baja. SU pequeña silueta suave se movió ligeramente; pareciendo casi temerosa de la atmosfera alrededor. Girándose, corrió en la dirección opuesta. Llegando ante Chen Ying’er, saltando y saltando, como buscando protección.

Exactamente, eso era un pequeño cordero, un pequeño cordero cuya altura incluso no alcanzaba un pie. La apariencia de su suave y rizada lana era especialmente encantadora. Un par de pequeños ojos llorosas guiñaron, pareciendo querer beber un poco de leche.

De la cara de Chen Ying’er, podía verse que absolutamente no sabía si reír o llorar mientras ella lo llevaba en sus brazos, pisando fuertemente su pie, “Que mala suerte, que desafortunada; me rindo.”

La enorme Puerta Invocadora de Criatura lentamente se hundió en el suelo antes de desaparecer completamente. Chen Ying’er todavía estaba sosteniendo este pequeño cordero, y bajo la atenta mirada de la completamente sin habla Wang Yuanyuan, quedo resentida. Claramente, no estaba satisfecha con su actuación.

“Esto…” El réferi no sabía que decir más. En el instante que él vio a esta Puerta Invocadora de Criatura, se puso completamente aterrado. Dentro del Templo del Espíritu, solo Emperadores Espirituales en el octavo paso de la vocación o superior podían usar esta formidable habilidad mágica de invocación. Por los medios de la Puerta Invocadora de Criatura, criaturas extremadamente poderosas podían ser invocadas. Y su mejor beneficio era precisamente que por los medios de esta Puerta Invocadora de Criatura, las criaturas invocadas eran completamente obedientes. Durante su tiempo de existencia aquí, estarían completamente bajo el control de su invocador.

 

Anuncios