Ellos escogieron tres piezas de equipamiento para Long Haochen con completa sinceridad. En verdad, incluso era solo después de pensar sobre los artículos que escogieron para Long Haochen que ellos buscaron por el resto de equipamiento para ellos mismos. Cada vez que se encontraban con poderosos enemigos, Long Haochen era el primero en confrontarlos como un Caballero Guardián, y su Santa Estufa Espiritual siempre atraería al más fuerte oponente hacia él, independientemente de sí era un partido para detener a su oponente o no. Como sus compañeros, siempre habían visto este momento una y otra vez.

Lin Xin sonrió contentó, “Jefe, tómelos rápido. Voy a conseguir algo de sueño ahora. Arrebataré tiempo para hacer algunas píldoras mañana, temprano en la mañana. Nuestro actual balance de puntos de contribución está más cercano a 90.000 de 100.000, pero creó que luego de regresar de esta misión, deberíamos al menos haber conseguido esta cantidad de regreso.”

Observando a sus compañeros con ojos rojizos, Haochen declaró, “No puedo evitar agradecérselos, de otro modo, sería ingrato de mí… Todos deberían tener un descanso temprano hoy, hagan su mejor esfuerzo para estar en la mejor condición cuando partamos.”

Mientras decía esto, Long Haochen recogió las tres piezas de equipamiento exhibidas en frente de él, antes de dirigirse de regreso a su habitación con Cai’er en sus brazos.

Los otros cinco se sonrieron entre ellos, y entonces felizmente regresaron a sus propias habitaciones con sus nuevos artículos obtenidos en mano. Después de la gran compra de hoy, aunque no pudiera decirse que todos fueron equipados hasta los dientes, sus compras fueron suficientes para elevar la fuerza de su equipo a todo un nuevo nivel. De hecho, incluso en un Escuadrón Caza Demonios de grado comandante, los caballeros que podía estar vestidos en un completo conjunto Brillante como Long Haochen eran extremadamente raros. Eso era para no hablar de un equipo que todavía estaba en el grado general. Intercambiando sus puntos de contribución para equipamiento enormemente incrementando su supervivencia en el campo de batalla.

Tres días pasaron en un parpadeo de ojos, y temprano en la mañana del cuarto día, los Escuadrones Caza Demonios fueron juntados en la entrada de sus villas, teniendo cuarenta y dos carruajes esperando por ellos. La mayoría de los carruajes estaban numerados. Entre ellos estaban cuatro de grado soldado, nueve de grado general, veintidós de grado comandante, cuatro de grado rey y tres carruajes sin contar.

Un total de cuarenta y dos Escuadrones Caza Demonios actuando juntos durante esta misión era una ocasión extremadamente rara de ver en la Alianza del Templo. No eran menos de doscientas cincuenta y dos elites de la Alianza. Y eran todos potencias dispuestas a arriesgar sus vidas en la pelea contra demonios en el medio del campo de batalla. Los carruajes estaban ubicados de acuerdo a sus propias numeraciones. Hasta ahora, todavía no sabían para qué tipo de misión fueron llamados. Todos sabían que estaban dirigiéndose al Paso de la Montaña de la Ciudad Sur镇南关, localizada en el territorio bajo la jurisdicción del Templo del Sacerdote.

Aquellos cuarenta y dos Escuadrones Caza Demonios estaban actuando junto con un lote de elites directamente subordinados a la Alianza, numerados en quinientos en total. Y desde que fueron despachados por los Seis Grandes Templos, no había necesidad de dudar de su fuerza. Entre ellos, el Templo del Caballero despachó la más grande armada de asistencia, que incluía un equipo de un total de cien Caballeros del Templo dirigidos directamente por el Caballero Santo Han Qian, y acarreando siete Caballeros Santos. Más terrorífico, todos los Caballeros del Templo de este grupo eran Caballero con Armadura de Mithril, el verdadero corazón de la elite del Templo del Caballero. De esto, la escala de la crisis que el Paso de la Montaña de la Ciudad Sur enfrentaba, podía ser juzgada.

El líder de los Caballeros Santos del Templo del Caballero, Han Qian también era el comandante de esta operación. Cuarenta y dos Escuadrones Caza Demonios y una armada entera de quinientas elites de los Seis Grandes Templos fueron desplegados, obedeciendo sus órdenes.

Long Haochen y sus compañeros estaban tomando asiento en el carruaje marcado con ’21 general’. La orden que recibieron hasta ahora era sencilla: irse para el Paso de la Montaña de la Ciudad Sur y seguir la dirección del equipo líder. Los detalles concretos de la Misión de Guerra serían asignados después de llegar al Paso de la Montaña de la Ciudad Sur.

Debido a que la Ciudad Santa estaba en el centro del Templo de la Alianza, la distancia hacia el paso de la montaña era muy pequeña. Rápidamente avanzaron, incluso no tomó un día para que los refuerzos llegaran a una distancia de cincuenta kilómetros de distancia del Paso de la Montaña de la Ciudad Sur.

Sin embargo, llegando ahí, la atmosfera entre todos los refuerzos inmediatamente se volvió seria, debido a que incluso a una distancia de cincuenta kilómetros, ya podían ver el humo distante elevándose, viniendo desde la dirección del Paso de la Montaña de la Ciudad Sur.

El Líder Santo Han Qian inmediatamente reaccionó transmitiendo la orden de dirigirse ahí a toda velocidad. Mientras tanto, el Regimiento del Templo del Caballero, al igual que los cuatro Escuadrones Caza Demonios de grado rey, y los tres Escuadrones Caza Demonios de grado desconocido dejaron sus carruajes detrás y partieron a máxima velocidad hacia la Puerta de la Ciudad Sur.

Desde la ventana, Long Haochen vio alrededor de veinte figuras dejando los siete carruajes a velocidad relámpago. Todos ellos estaban al menos en el séptimo paso de la cultivación. Desde lejos, Long Haochen solo vio una imagen residual fantasmal de las seis personas del carruaje en el frente. Sima Xian apretó su puño con una cara emocionada. Claramente, era un auténtico amante de la guerra predispuesto.

A causa del avance presionado, el viaje entero fue con todos todavía en sus carruajes, teniendo dificultad para aguantarse. Esto era especialmente el caso para Sima Xian que justo había obtenido la Bola Energética de Luz y había estado aguantándose por un largo tiempo ahora. Solo trato sacarlo una vez, en contra Long Haochen.

Entonces, Sima Xian había balanceado su cadena, completamente provocando que el verdadero poder la Bola Energética de Luz saliera mientras Long Haochen había confió en su Santo Escudo Brillante. Incluso aunque había añadido Obstrucción Divina a la técnica del Escudo Santo, meramente había logrado bloquearlo. Aun así, había sido empujado hacia atrás seis pasos, casi cayéndose, con ambos de sus brazos adoloridos del choque.

Por supuesto, después de tal ataque, Sima Xian habría necesitado tiempo para almacenar más poder si hubiera querido lanzar otro golpe con la misma fuerza.

La razón por la que podía exhibir semejante poder era debido a la anormalidad de la Bola Energética de Luz. Podía instantáneamente surgir con gran poder debido a su habilidad suplementaria Aplastar, que era una parte inseparable de ella. A parte de la Bola Energética de Luz estaba un manto mágico que podía absorber la esencia de luz de los alrededores a través de un cristal mágico. En consecuencia, esta habilidad Aplastar incluso no necesitaba que Sima Xian use su propia energía espiritual para sustentarla.

La cosa más terrorífica era que Aplastar en realidad podía ser combinada con la técnica propia de Ondas de Luz de Long Haochen. Aunque ambos lados emplearon esta técnica, incluso Long Haochen casi fue incapaz de resistir su combinación con Aplastar.

Desde este partido, Sima Xian siempre había estado rebosante de entusiasmo, esperando para probar su nueva arma contra los demonios. Había caído enamorado profundamente de esta Bola Energética de Luz. Si no fuera por el espacio limitado dentro del carruaje, probablemente no habría resistido la urgencia de sostener este bultoso articulo metálico dorado en sus manos.

Han Yu le preguntó a Long Haochen, “Capitán Long, ¿cuál crees que es el grado de los Escuadrones Caza Demonios que están en aquellos tres carruajes sin números?”

Long Haochen replicó, “Deberían estar en el grado Emperador.”

Han Yu preguntó con algo de emoción, “¿Podría ser que no tienen el grado titulado? Justo como aquellos seis todopoderosos ancianos que anteriormente nos encontramos en el Paso de la Montaña Exorcista.”

Long Haochen negó con su cabeza, “Eso no es muy probable.”

Lin Xin dijo a su lado, “Es más bien imposible. Escuadrones Caza Demonios Titulados no reciben misiones de la Alianza, y son los más grandes héroes de la Alianza en términos de contribución. Ellos no residen más en la Ciudad Santa. Los miembros de Escuadrones Caza Demonios Titulados tienen que estar en el noveno paso de cultivación, pero potencias del noveno paso no necesariamente pertenecen a un Escuadrón Caza Demonios Titulado. Desde mi punto de vista, los Escuadrones Caza Demonios que están viajando en aquellos tres carruajes deberían estar en el grado emperador. Es solo que serían de diferente fuerza. El carruaje en frente es muy posiblemente un Escuadrón Caza Demonios constituido de seis potencias en el noveno paso.”

Wang Yuanyuan asintió, “Estoy de acuerdo con Hermano-tiene-drogas. Considerando nuestra fuerza, no deberíamos ser parte de la fuerza principal, sino probablemente su fuerza de respaldo. Solo asesinaremos tanto como podamos.” El amor de esta chica por la guerra no era en lo más mínimo inferior a la de Sima Xian.

Una hora más tarde, la armada de refuerzo finalmente alcanzó el Paso de la Montaña de la Ciudad Sur, y Long Haochen entendió por qué tipo de emergencia la Alianza los había despachado a todos.

En el medio del grueso humo, la esencia del olor a sangre salía desde todas las direcciones, y justo después de salir del carruaje, Long Haochen inmediatamente fue asombrado. Era debido a que vio con horror un total de veinte gruesos pilares de luz en el cielo. En realidad, estaban doce de los setenta y dos dioses presentes en este campo de batalla.

Desde el interior del grueso humo que se elevó desde el Paso de la Montaña de la Ciudad Sur, se oían ruidos divididos de batallas resonando. La batalla parecía ya haber entrado en esta Ciudad Sur, cuya defensa parecía que no duraría por mucho tiempo.

Temporalmente actuando como el comandante, Han Qian inmediatamente transmitió la orden para todos los Escuadrones Caza Demonios de unirse a la batalla, y los varios comandantes e los Seis Grandes Templos dirigieron sus fuerzas, entrando en el Paso de la Montaña de la Ciudad Sur.

Tal vez esto fue debido a que Han Qian ya dirigió a un equipo de refuerzo antes de esto, la puerta de la ciudad fue completamente abierta. Preparándose para entrar en la ciudad, Long Haochen fue repentinamente llamado.

“¡Haochen!” Luc Xi, Li Xin, y el resto del su 22do Escuadrón Caza Demonios de grado general se apresuraron, uniéndose al grupo de Long Haochen.

No eran solo ellos: el 2do Escuadrón Caza Demonios de grado soldado comandado por Yang Wenzhao al igual que el 3er Escuadrón Caza Demonios de grado soldado comandado por Duan Yi todos se unieron a ellos.

Luc Xi fue más rápidamente, inmediatamente dirigiéndose a Long Haochen, “Haochen, ya que estamos trabajando juntos, ¿qué te parece colaborar de nuevo esta vez? Cumpliremos completamente con tus ordenes, absolutamente llevando cualquiera de tus órdenes.”

Su voz no era ruidosa, pero extremadamente firme y con resolución. Su actitud de aferrarse a su grupo era clara.

Yang Wenzhao y Duan Yi vinieron con grandes pasos, y Yang Wenzhao habló primero, “Haochen, nuestros cuatro grupos son Escuadrones Caza Demonios recién formados, y la situación dentro de la Ciudad de la Montaña Sur no es muy clara. Muy posiblemente nos encontremos con fuertes enemigos. ¿Qué te parece actuar juntos?”

Duan Yi también asintió, expresando su acuerdo con yang Wenzhao.

Como los más talentos caballeros emergentes del Templo del Caballero, naturalmente eran inteligentes, y aunque claramente no entendían la naturaleza de la primera misión cumplida por el grupo de Long Haochen, con el estatus de Yang Wenzhao como el nieto del líder del Templo de la Alianza, no fue difícil para él enterarse de que el 4to Escuadrón Caza Demonios de grado soldado había seguido a Long Haochen durante la misión que cumplieron.

Cuando vieron las palabras ’22do general’ en su carruaje, Yang Wenzhao y Duan Yi fueron verdaderamente asombrados.

¿Qué era este truco mágico? El grupo de Long Haochen tuvo una gran cantidad de puntos de contribución del periodo de prueba, ¿pero qué hay sobre el grupo de Luc Xi? Yang Wenzhao incluso escuchó que el grupo de Luc Xi ordenó un lote de Píldoras Espíritu Santo para elevar su fuerza.

Si Yang Wenzhao y Duan Yi no pudieran adivinar que esto tenía algo que ver con el escuadrón de Long Haochen, serían claramente tontos. Ahora, enfrentando la situación poco clara en el Paso de la Montaña de la Ciudad Sur, recordaron el extraordinario desempeño de Long Haochen durante el periodo de prueba y, después de considerarlo cuidadosamente, decidieron liderar sus equipos a su lado.

Anuncios