Podía decirse que las ganancias de la anterior batalla ya sobrepasaban el beneficio total que hicieron durante los tres meses anteriores. Pero por supuesto, esto era después de omitir la ganancia de la Estufa Espiritual Elemental de Luz.

El momento del descanso fue corto, y bajo el liderazgo de Long Haochen, continuaron su viaje, dirigiéndose fuera de la Provincia Nareiks.

La mala suerte no los había estado acompañado siempre, y haciendo uso del mapa, pasaron a través de áreas desoladas tanto como fuera posible. Unos pocos días más tarde, en el momento que la luz del sol comenzó a iluminar el cielo, finalmente lograron salir de la Provincia Nareiks.

En este momento, Long Haochen finalmente no pudo perseverar más.

Semejante batalla causó un enorme consumo en Long Haochen, que podía decirse que totalmente se extenuó mental y físicamente. Mientras que, por las heridas restantes en su cuerpo, fueron mayormente de usar Sacrificio, en adición al uso excesivo de su energía espiritual. Durante este periodo de continuo viaje apresurado, junto con la carga que tenía de tomar la responsabilidad de liderar a todo el equipo, la curación de Luc Xi solo podía tratar los síntomas, pero no la raíz de la cusa, y mientras finalmente llegaron a un lugar seguro, Long Haochen cayó en los brazos de Cai’er.

Durante el periodo que Long Haochen estuvo inconsciente, los dos Escuadrones Caza Demonios discutieron exhaustivamente antes de decidir instalarse aquí para conseguir un poco de descanso.

Estaban localizados en unas colinas desoladas. Desde que la mayor parte del Shengmo Dalu había sido ocupada por los demonios, la tierra infértil se había vuelto más y más numerosa, y sin poder hacerlo fértil para ararlo, las malas hierbas salían en todas partes de la originalmente tierra firme.

En una zona de colinas, encontraron un área imperceptible para residir por el momento. Con el fin de mantener su identidad como humanos en secreto, no se atrevieron a instalar una carpa, y solo se quedaron en un lugar más difícil de notar en una gran altura. Escogieron residir en una caverna que podía acomodar a todos para descansar y reorganizarse tranquilamente.

La razón por la decisión de quedarse aquí y descansar fue simple: alcanzaron un consenso, que el equipo necesitaba a Long Haochen para guiarlos que, sin él, el equipo entero sería incapaz de llevar a cabo la suficiente fuerza. Correr impacientemente solo produciría los opuesto del resultado deseado y, en consecuencia, sería mejor tener algo de descanso, dejando a todos recuperarse mientras cultivan para transformar el despertar de su potencial de la batalla pasada en fuerza.

Este tiempo de descanso duró por un periodo de tres días enteros.

En estas colinas remotas que escogieron para establecerse, el terreno, enteramente lleno con hierbas y arbustos, era perfectamente adaptable para los Manes Inquebrantables.

En realidad, las lesiones y los sobregiros que le trajo al cuerpo de Long Haochen por su uso de Sacrificio se recuperaron después de un solo día, pero todavía decidió quedarse por dos días más.

para cualquiera de las vocaciones existentes, el momento después de una gran batalla era también la oportunidad ideal para elevar su poder. Su meta no era solo completar su misión caza demonios, sino también mejorar su fuerza personal tanta como sea posible. No necesitaban correr ciegamente.

Después de que su energía espiritual interna rompiera a través del reino de los 3.000, Long Haochen descubrió que su velocidad de cultivación había incrementado claramente. No estaba solo relacionado a la presencia de la Hada Elemental de Luz Yating, sino su propia percepción de la esencia de luz contenida en el mundo externo también había aumentado enormemente. En particular, Long Haochen descubrió que tres días después de esta batalla, su propia energía espiritual interna había incrementado por un total de más de un centenar.

De hecho, alcanzó el reino de energía espiritual totalmente liquida, que causó un incremento que solo podría ser descrito como terrorífico en su velocidad de avance.

Pero en el cuarto día, su velocidad de avance claramente se ralentizó, signo de que los efectos del despertar de su potencial causados por la anterior batalla se desvanecieron gradualmente. Pero después de prestar cuidadosa atención, Long Haochen notó que, si pusiera toda su energía en la cultivación, su energía espiritual interna incrementaría por al menos veinte unidades diariamente.

Veinte, este era un número terrorífico. De acuerdo a esta velocidad de cultivación, después de máximo dos meses, alcanzaría el reino del sexto paso: Caballero Radiante.

Por supuesto, Long Haochen no les dijo a los otros sobre este cambio, ya que no quería elevar sus esperanzas inadvertidamente. Pero secretamente tomó la decisión de que después de la culminación de esta misión y regresar a la Ciudad Santa, entrenaría detrás de puertas cerradas, esforzándose para alcanzar el nivel de Caballero Radiante. Si realmente lograra elevar su fuerza al sexto paso, serían capaces de apuntar por incluso misiones más desafiantes.

Los Manes Inquebrantables reanudaron la marcha otra vez, dirigiéndose a las profundidades del territorio demonio.

Aunque solo necesitaban cubrir una distancia de 2.000 km desde la Alianza del Templo hasta su destino presente, en la práctica, posiblemente no podría tomarles una continua línea recta. Después de no menos de siete días de viaje, finalmente alcanzaron la provincia central de los demonios, y llegaron más y más cerca de su destino.

Sin embargo, no tenía opción sino reducir su velocidad al final. Esto fue debido que mientras más cerca estuvieron de la provincia central, más demonios se encontrarían, y ellos incluso ocasionalmente se encontraron humanos. Sin embargo, estos humanos eran casi todos trabajadores en granjas.

Los atuendos pertenecientes al Clan Luna tenían una enorme utilidad, independientemente de que tribus de demonios se encontrarían en el camino, todos estos demonios rápidamente esquivarían su grupo. Desafortunadamente, después de ver las primeras miradas de los otros demonios, no tenían la opción sino abandonar a estos Manes Inquebrantables que fácilmente despertarían sospechas.

Long Haochen transmitió una orden que, sin su autorización, nadie iba a actuar contra los demonios. Asesinar demonios elevaría su cantidad de puntos de contribución, pero también aumentaría su riesgo de exponerse.

Examinando el mapa y meticulosamente explorando el terreno, Long Haochen incluso hizo ocasionalmente uso del Ojo Demoniaco de Han Yu, para volar a grandes alturas para explorar o pedir la ayuda del Unicornio Rose de Li Xin para llevarlo al aire, pero la razón por la que no solo pidió la ayuda de Li Xin fue naturalmente que un Unicornio Rose era excesivamente llamativo.

No podía ir a pedirle a los otros demonios, y o podría solo confiar en su propio juicio y su mapa para determinar la localización, pero esto fue indudablemente una tarea difícil.

Después de diez días de viaje extremadamente cuidadoso, se podría decir que estaban incluso más cansados que luego de la anterior batalla.

“Si no nos equivocamos en la anterior ruta, después de cruzar estas montañas, deberíamos llegar al destino.” Long Haochen tomó un profundo respiro. Incluso con su cultivación de un Caballero Tierra, no pudo evitar sentirse extremadamente cansado.

Li Xin ondeó su mano con fuerza, “¿Así que finalmente estamos a punto de llegar? Eso es grandioso. Mientras podamos completar la exploración de la caverna, nuestra misión será considerada como un éxito.”

Lin Xin dijo en reacción, “No hay tiempo que perder. ¿Qué hay sobre a las Cavernas Desolado Silbar antes de descansar un poco? Pasaremos este obstáculo en un arrebato de energía.”

Long Haochen replicó después de reflexionar por un momento, “Ni nadie tiene un problema con eso, vamos a comenzar a escalar la montaña.”

Justo mientras estaban preparándose para comenzar esta operación, un grupo distante de personas se apresuraron en su dirección. Todos inmediatamente se detuvieron en su comino ya que no creían que posiblemente se encontrarían fuerzas amigas tan profundamente en el territorio demonio.

Esta era una caballería, cuya apariencia sorprendió a todos. Cada uno de estos soldados eran Grandes Desalmados del Clan Desalmado que podía ser considerados una existencia central para todos los demonios. No eran los más numerosos ni eran el clan más poderoso, pero tenían la mayor población balanceada.

En termino de cantidad, el Clan Desalmado era solo segundo al de los Demonios Espadas Dobles, pero el Clan Desalmado no estaba solo formado de Pequeños Desalmados solo capaces de servir como carne de caño. Ellos estaban extendidos desde el rango de los Pequeños Desalmados al rango del Rey Demonio, y el monarca del Clan Desalmado, el cuarto clasificado de los setenta y dos dioses demonios, el Señor de la Muerte Samigina.

Por esta razón, aunque los miembros del clan desalmado eran muy numerosos, su nivel de fuerza era extremadamente dispar, desde los más débiles Pequeños Desalmados al cuarto dios demonio. Su fuerza como toda una entidad era también considerable, segunda solo a la tribu de los Dragones Diablo. Fue a la medida que los clanes de los otros dioses demonios sobre él en la clasificación eran muy inferiores al Clan Desalmado. El Señor de la Muerte Samigina, conocido para sus hijos como Soberano Demonio, era al único que todos sus hombres del clan escuchaban.

La característica más grande del Clan Desalmado estaba en su capacidad para evolucionar. Era implemente la raza demonio más experta en evolucionar: incluso el más débil Pequeño Desalmado tenía la oportunidad de avanzar al nivel del Rey Demonio con suficiente suerte.

Los cuerpos de desalmados ante ellos estaban constituidos de Grandes Desalmados del cuarto paso, numerándose cincuenta. Sus monturas eran Caballos Pesadilla del Diablo.

Caballos Pesadillas del Diablo eran enteramente de un profundo negro, su cuerpo estaba cubierto en profundas rayas rojas y justo como los desalmados, tenían en su frente un par de cuernos, dándoles la apariencia de terribles bestias de cuatro patas. Estos Caballos Pesadillas del Diablo estaban, justo como sus maestros, en el cuarto paso. Según se dice, los más poderosos Caballos Pesadillas del Diablo podían ir tan lejos como para alcanzar el noveno paso, volviéndose en formidables Reyes Pesadillas.

Los miembros de los dos Escuadrones Caza Demonios miraron al mismo tiempo a Long Haochen. En la batalla de doce contra cincuenta, considerando que los cincuenta desalmados estaban acompañados por cincuenta monturas, no tenían la más mínima oportunidad de victoria. Eso fue sin mencionar que ya penetraron en lo profundo de la Provincia Central de los demonios, donde dejar a un solo enemigo ir resultaría en grandes complicaciones.

Long Haochen hizo un gesto con su mano, insinuándoles a sus compañeros que mantuvieran su calma. Caminando al frente, sus dos manos detrás de su espalda, llevaba una expresión arrogante en su cara, acercándose rápidamente la caballería de desalmados.

El equipo de los Grandes Desalmados rápidamente se acercó. Estaban dirigidos por un particularmente alto desalmado, cuyo Caballo Pesadilla del Diablo también parecía mucho más imponente que los otros. Con un flash de llamas, los Caballos Pesadillas del Diablo llegaron a veinte metros de distancia de Long Haochen antes de detenerse. Entonces, el Gran Desalmado cabalgando desmontó y caminó hacia la dirección de Long Haochen.

Este Gran Desalmado Comandante tenía un par de cuernos con forma espiral, alas como murciélago, teniendo una constitución imponente y una particularmente inmensa garra, una apariencia fiera. Su cuerpo llevaba un intenso hedor a pescado, dejando salir un delgado vapor verde.

En el Clan Desalmado, los Grandes Desalmados pertenecían a la facción de fuerza absoluta, y eran expertos en batallas de corto alcance, temiendo la magia, especialmente la magia tipo fuego.

El hecho de que eran capaces de que les creciera alas testificaba que este Gran Desalmado ya poseía una cultivación en el nivel del sexto paso, poseyendo la habilidad de volar. En este nivel, podía ser llamado un Comandante Desalmado.

“Suficiente, quédate allí. No te acerques más con tu cuerpo inmundo.” Long Haochen ordenó fríamente.

Contras las expectativas, el desalmado realmente lo escuchó y se detuvo, pero bramó en respuesta. “Incluso si eres un noble del Clan Luna, no tienes el derecho de insultarme, el Comandante Desalmado. Dame tu nombre, demonio luna.”

Demonios de alto rango podían todos hablar lengua humana, y entre ellos, los demonios del Clan Luna eran los más aficionados a ello. Esta era también la razón por la que Long Haochen habló en una manera natural a este Gran Desalmado. Pero en comparación, la lengua humana del Gran Desalmado era claramente mucho más áspera y tambaleante.

Long Haochen resopló fríamente, y ágilmente la lanzó una insignia a este Gran Desalmado.

Este Comandante Desalmado a cogerlo con su ancha palma. Entonces, sus ojos verde oscuros se contrajeron, y la insignia en su mano casi se cae. Repentinamente caminando hacia adelante, inesperadamente arrodillándose ante Long Haochen.

“Estimado Vizconde del Clan Luna, le pido perdón por mi anterior comportamiento impulsivo.” Este Comandante Desalmado se había vuelto inmediatamente mucho más refinado. Todavía llevaba esta insignia en su mano, pero no se atrevió a acercarse más.

Con un brillo blanco, la insignia regreso a la mano de Long Haochen, precisamente de la fuerza atractiva de la Santa Estufa Espiritual. La Santa Estufa Espiritual usó una energía particular, y realmente no tenía propiedades de luz, así que Long Haochen no temía ser descubierto debido a eso. Lo más importante no era dejar al oponente acercarse. Eran después de todos humanos y, en consecuencia, sería más fácil ser descubierto por demonios con buen sentido del olfato como los desalmados si no tuvieran esta insignia protectora.

“Ponte de pie, compañero apestoso. Dime, ¿a dónde vas?” Long Haochen dijo con una expresión dominante, adecuada con su aspecto hermoso mientras daba una impresión de niño mimado. Sin embargo, esta era la primera vez que tomaba semejante comportamiento, que parecía claramente poco natural e inestable de él.

El Comandante Desalmado respetuosamente declaró, “Honorable Vizconde del Clan Luna, somos refuerzos enviados para la exploración de la Caverna Desolado Silbar por nuestros hombres del clan.”

“¿Caverna Desolado Silbar?” Long Haochen estaba extremadamente sorprendido, “¿Qué tipo de lugar es ese? ¿Cómo es que nunca he escuchado de eso antes?”

El Comandante Desalmado replicó, “Esta es una caverna que nuestro Clan Desalmado descubrió. El gran Soberano Desalmado Samigina ya reportó de su existencia a nuestro último gobernante, el Emperador Dios Demonio. De acuerdo a las observaciones de nuestro Clan Desalmado, parece que esta Caverna Desolado Silbar es un lugar bastante poco común. Algunas de nuestras tropas fueron a explorarlo, cuando recibimos alguna señal de que requerían ayuda y nos establecieron como refuerzos.”

Aunque claramente se sentía aterrado del estatus de Long Haochen, evitó abordar el tema de la Caverna Desolado Silbar, enfatizando el hecho que el Emperador Dios Demonio ya sabía de la situación de esta caverna.

Long Haochen resopló fríamente, “Si no supongo mal, esta Caverna Desolado Silbar de la que estas hablado debería estar en el otro lado de la colina, ¿cierto?”

Un gran cambio apareció en la expresión de la cara del Comandante Desalmado, inconscientemente preguntando en reacción, “Usted… ¿Cómo sabe sobre eso?”

Long Haochen replicó orgullosamente, “En este mundo, ¿piensas que existe alguien que sobrepase a mi Clan Luna en sabiduría? Estate tranquilo, una caverna tan pequeña no fue suficiente para atraer la atención de nuestro clan. Puedes ir a cumplir su rol como refuerzos. ¡Piérdete!”

Al mismo tiempo que estas palabras salieron de su boca, hizo un rápido gesto con su mano derecha en su espalda, dirigida a sus compañeros de equipo.

Este lugar estaba bajo montañas, en una localización plana. Antes de que estas Tropas Mayores de Desalmados aparecieran, podía decirse que no había alguna criatura viviente ahí.

Como si pidiera perdón, El Gran Desalmado Comandante se inclinó hacia Long Haochen una vez más, antes de regresar a sentarse en la espalda de su Caballo Pesadilla. Con un movimiento de su mano, lideró a la caballería de cincuenta Grandes Desalmados hacia adelante, a una localización relativamente plana. Considerando la habilidad de los Caballos Pesadillas, podían lograr atravesarlo bastante sin esfuerzo.

Desde que estaban dirigiéndose a la misma dirección, hicieron el viaje junto con el grupo de Long Haochen. Justo cuando un tercio de la Caballería de Grandes Desalmados pasó, Long Haochen repentinamente gritó, “¡Comiencen!”

Una masiva figura apareció en frente de él. Inmediatamente, una docena de brillos aparecieron en los miembros de los dos Escuadrones Caza Demonios, y dos haces se formaron de una terrorífica energía que estalló.

El anterior gesto de Long Haochen tenía dos significados: prepararse para la batalla y no dejar ir a nadie vivo.

 

Anuncios