Entre las Bestias Divinas Starlight, el Caracol Divino de Sol y Luna tenía un estatus especial. Cerca a unos mil años después de que el primer Gigantesco Dragón Divino apareciera, un Caracol Divino de Sol y Luna apareció. Y al mismo tiempo apareció un humano, justo como el Maestro y tú. Con el Caracol Divino de Sol y Luna actuando como su escudo, finalmente asesinó al Gigantesco Dragón Divino, y comenzando desde ese punto, los humanos finalmente comenzaron a revelar su brillo, empezando el proceso de unificación de todo el continente.”

“¿Un humano como yo?” Los ojos de Long Haochen destellaron con luz, “¿Estás diciendo que era un escogido de dios?”

El Noveno Guardia Santo ligeramente negó con su cabeza, “En los tiempos ancestrales, no había la apelación de un escogido de dios. Los humanos eran como las bestias mágicas; fue solo después de gobernar el mundo que ellos comenzaron a elogiarse como una existencia de grado más alto. Si estos fueran los tiempos ancestrales, serías llamado una Bestia Divina Starlight.

“¿Eh?” No solo Long Haochen, sino que todos los miembros del escuadrón gritaron de sorpresa.

El Noveno Guardia Santo manifestando que las Bestias Divinas Starlight eran escogidos de dios de la Diosa de la Luz no era algo esperado. No era de extrañar que ellos comenzaron todos a tener el sentimiento de que el aura extendiéndose desde el Caracol Divino de Sol y Luna parecía similar a la de Long Haochen. El nivel de pureza de sus energías espirituales no difería por mucho, y en algún sentido, eran existencias similares, solo pertenecientes a diferentes razas.

Lin Xin murmuró, “Entonces, si como una pieza de tu carne, ¿evolucionaré?”

El Noveno Guardia Santo en su lugar se volvió frío, “¿Quieres herir al Maestro? ¡Solo muere!”

Cai’er repentinamente comentó, “Vamos a llamarlos más bien escogidos de dios. Realmente, el término ‘bestia’ suena tan desagradable de escuchar.”

En ese momento, el Noveno Guardia Santo quien no fue afectado por alguno de los otros, miró a Cai’er, miedo apareció en su expresión, mientras asintió hacia ella mientras miraba hacia abajo.

Mientras tanto, Long Haochen pareció haber puesto sus pensamientos en orden, “Así que para sumar todo lo que dijiste, había estado en el pasado un gigantesco dragón con una supra herramienta divina en su posesión, quien logró comer un Caracol Divino de Sol y Luna después de asesinarlo, en consecuencia, volviéndose el Gigantesco Dragón Divino que gobernó sobre el continente por unos mil años, el cual estableció la fundación para la unificación del continente para los humanos. ¿Cierto? Entonces, ¿qué hay acerca del tercer Caracol Divino de Sol y Luna?”

El Noveno Guardia Santo replicó, “Cuando el tercero apareció, el continente ya estaba bajo el gobierno humano. El Caracol Divino de Sol y Luna habiéndose enterado acerca del ataque sorpresa contra él, nadie logró perforar su defensa, hasta escapó. Al que estamos viendo hoy es muy posiblemente el mismo de ese entonces. Desde que nunca escuché la aparición de otro tipo de bestia divina pacifica aparecer.”

Wang Yuanyuan murmuró, “Suena como que las veces que los Caracoles Divinos de Sol y Luna aparecieron anunciaron un periodo de transición ante un cambio de soberano en el continente. Pero la única excepción fue la tercera vez. Ahora, el tiempo de aparición del Caracol Divino de Sol y Luna ocurrió casualmente con nuestra destrucción del pilar dios demonio. ¿No significa que los demonios van a perecer bajo nuestra mano?”

Aunque Wang Yuanyuan dijo solo eso, todos tuvieron un sentimiento de emoción cuando la escucharon. Al menos, este era un buen presagio. Y además, el Noveno guardia Santo no pareció contradecir esta conclusión.

“La tercera vez que un Caracol Divino de Sol y Luna apareció precedió el comienzo de la guerra entre los humanos y el Maestro.”

Por un momento, todos cayeron en silencio, y Long Haochen inmediatamente reaccionó ante las palabras del Noveno Guardia Santo, “¿Estás diciendo que el Necromante Santo quien estableció la Torre de la Eternidad, la Calamidad Durmiente Elux, fue uno de los líderes de los necromantes quienes se opusieron a los humanos en la guerra de la calamidad?”

El alma de la potencia pulsando en los ojos del Noveno Guardia Santo repentinamente se volvieron ardientes, dándole una respuesta seria, “Él verdaderamente era su líder.”

De estas simples palabras, todos fueron asombrados. ¿No significaba que Elux fue precisamente el principal culpable de la calamidad que cayó sobre la humanidad, el líder de todos los necromantes, que gobernó sobre su grupo? Entonces, no era de extrañar que la Torre de la Eternidad sería tan formidable, así eran las cosas.

Los labios de Long Haochen fueron presionados fuertemente, y la sangre de sus mejillas se volvieron claramente visibles, claramente mostrando su estado inestable de mente.

Todos eran capaces de entender su actual humor. A pesar de ser un caballero, había estado liderando a sus compañeros para ganar las gracias de un pecador contra la humanidad, uno quien trajo la anterior catástrofe humana, cerca de causar la extinción de la humanidad. Y fue precisamente debido a esa catástrofe que los humanos sufrieron un gran golpe después del cual siguió la era oscura que duró por seis mil años. ¿Cómo era algo que Long Haochen pudiera fácilmente soportar?

El silencio duró por un largo tiempo, antes de que Long Haochen miró a los otros, “No podemos cambiar lo que ya ocurrió. Pero en el futuro, no podemos continuar en el mismo camino. He llegado a la decisión que en el futuro, no iremos al tercer piso de la Torre de la Eternidad y los que siguen. Lo siento, todos.”

Diciendo eso, se inclinó ante los otros.

Estas palabras llevaban dos significados. Primero, quería dar sus disculpas y tomar la responsabilidad, habiendo ganado las gracias de este necromante, y entonces, debido a la decisión a la que llegó, pararía de llevar al grupo a entrenar en la Torre de la Eternidad.

Los otros seis del su Escuadrón Caza Demonio en su lugar se separaron, ninguno de ellos era capaz de soportar a Long Haochen inclinándose.

Han Yu apoyó a Long Haochen, “Jefe, no seas así. El fallo no está en ti; ¡no sabíamos acerca de eso en el pasado! Además, todo lo que hiciste fue hecho con el equipo en mente. No estás equivocado. Apoyaremos tu decisión con todo. Y sabes, no hemos hecho algo que beneficiaría a los necromantes, solo ganamos algunos favores. En la otra mano, ya nos hemos deshecho de un pilar dios demonio. De todo lo que hemos hecho, podemos tener una consciencia limpia. Por tanto, podemos clamar nosotros mismo de ser merecedores de estar en el mismo suelo que nuestros compatriotas.”

Las palabras de Han Yu eran categóricas, mientras agarraba fuertemente el brazo de Long Haochen. Si Long Haochen pudiera ser tratado como un pecador por la humanidad, ¿entonces quién en este mundo podría ser llamado merecedor?

Tomando un profundo respiro, Long Haochen les dio una mirada seria a sus compañeros. Su cara tensa gradualmente se aligeró, y después de soltar un suspiro, declaró, “Vámonos.”

“Maestro, ese Caracol Divino de Sol y Luna…” El Noveno Guardia Santo reaccionó con ansiedad. No importa cuál fuera la era, ¡un Caracol Divino de Sol y Luna era un absoluto tesoro! Pero viendo su expresión, Long Haochen en realidad parecía dispuesto a dejarlo ir.

Long Haochen replicó calmadamente, “El Rey Boa del Bosque ya está muerto, así que no tenemos más enemigos. Quizás vivir en esta tierra de muerte es el lugar más seguro para él. De acuerdo a tus palabras, él es, como yo, una bestia divina starlight. ¿Cómo podría herirle? Todo lo que puedo hacer es esperar que dará a los humanos su bendición en derrotar a los demonios, así que el continente recupere su brillo.”

El asunto de la Torre de la Eternidad había sido un golpe fatal para ellos, pero más importante, después de saber los antecedentes de este Caracol Divino de Sol y Luna, su ya no existente deseo de conseguirlo fue reafirmado. No quería meterse en problemas en cuenta de poseer un tesoro, Long Haochen llegó a la conclusión que no tenía la habilidad para proteger a este Caracol Divino de Sol y Luna. Aunque su cultivación no era baja a cualquiera, comparado a verdaderas potencias, todavía era muy carente. Mientras que por comer a este Caracol Divino de Sol y Luna después de asesinarlo, eso era algo que incluso no le dio el más mínimo pensamiento. Primero que todo, Long Haochen no heriría a una bestia mágica que no es una amenaza para él de cualquier modo, pero incluso si tenía la intención de herir a esta, posiblemente no sería capaz de ponerse él mismo a través de ese acto.

Sin duda, el Rey Boa del Bosque sacudió su cerebro mucho después de descubrir a este Caracol Divino de Sol y Luna manteniéndose aquí, pero no ganó la deseada recompensa. De otro modo, estaría más bien más cerca de derrotar a un rey dragón.

Viendo a Long Haochen ir por su camino, sus compañeros lo siguieron sin vacilación. El actual Long Haochen en realidad estaba en su estado mental más débil. Ahora era el momento en que necesitaba la ayuda de sus compañeros más. Incluso el más grande avaricioso Lin Xin, no le dio una sola mirada al Caracol Divino de Sol y Luna.

El Noveno Guardia Santo estaba de pie en la retaguardia. En el momento que giró su cabeza, le dio una mirada al enorme Caracol Divino de Sol y Luna antes de mirar a Long Haochen, el fuego de alma en sus ojos comenzó a reflexionar repentinamente. ¿Quién podría ser indiferente al ver una existencia como el Caracol Divino de Sol y Luna aquí, dejándolo voluntariamente? Incluso su pasado maestro Elux nunca había sido capaz de eso.

Pensando acerca de Elux, el cuerpo del Noveno Guardia Santo comenzó a sacudirse, como si recordara alguna aterradora experiencial. Entonces, bajó su cabeza en tristeza y siguió a los otros afuera.

“En realidad, en este mundo, no hay cosa correcta que hacer, y ningún absoluto error. Incluso durante aquellos días, la calamidad de los necromantes fue solo una gran vergüenza. ¿Los únicos que restauraron a la humanidad terminaron marcados como sus más grandes enemigos, exterminados por sus manos? ¿Quién no suspiraría cuando escuchara esto?”

Una voz desnudada repentinamente resonó en medio de las vides, haciendo que Long Haochen casi reaccionara instantáneamente, sacando sus dos espadas.

El Caracol Divino de Sol y Luna salió de su caparazón en algún punto, tenía un par de ojos negros, mirándolo. Su mirada era muy gentil, y un par de suaves cuernos aparecieron sobre su cabeza.

Long Haochen estaba asombrado, “¿Eres quien habló?”

El Caracol Divino de Sol y Luna asintió a Long Haochen, como si fuera un humano, “Cierto, fue yo.”

Long Haochen giró su cabeza, y sus compañeros reflexivamente se mantuvieron de pie en guardia alrededor de él. Que sorpresa fue ver al Caracol Divino de Sol Y Luna hablando el lenguaje humano.

Long Haochen dirigió una ardiente mirada al Caracol Divino de Sol y Luna, “No entiendo tus palabras.”

El Caracol Divino de Sol y Luna le dio una respuesta entusiasta, “El talento innato de uno no es algo eterno. Todo lo que uno consigue después de nacer está destinado a afectarlo de alguna manera. Lo mismo va para los escogidos Vástagos de la Luz, ellos también pueden ser afectados por los vicios del mundo externo. Incluso el más puro corazón en el mundo puede ser afectado.”

Anuncios