Long Haochen era solo la única persona dentro de los dos equipos que era capaz de usar Halo de Reunión Espiritual. Era una habilidad que escogió aprender específicamente por el bien del equipo.

Después de la crisis sobre el techo del carruaje fue temporalmente resuelto, no tenía opción sino regresar al lado de los equipos para comandarlos. Claramente era visible que no importaba si era en el 21er Escuadrón Caza Demonios de grado general o en el 4to Escuadrón Caza Demonios de grado soldado, todos estaban completamente cegados para matar.

El 21er Escuadrón Caza Demonios todavía estaba un poco mejor. Siendo por el momento, Wang Yuanyuan todavía tenía que liberar el verdadero poder del Gigantesco Escudo Divino del Alma, y Sima Xian se restringió de usar Locura. Pero aquellos del 4to Escuadrón Caza Demonios de grado soldado, incluida Li Xin, ya habían ido con todo. Esplendidos resplandores estallaron sin parar, mientras asesinaban a los demonios frenéticamente.

Los ojos de la joven dama Bai Xiaomo ya se habían vuelto rojos. Cantando un encantamiento después de otro, le dio nacimiento al loco surgimiento de cardos y espinas. Su cuerpo ya fue rodeado por una docena de plantas capaces de lanzar espinas perforantes, y las vainas que causó a los enemigos frenar estaban presentes en la cantidad de siete u ocho. Su pequeña linda cara ya estaba pálida, pero incluso así, se mantenía cantando sin detenerse en absoluto. Sin duda, ya se había esforzado de más. Si seguía adelante, pondría en peligro su propia vida.

Long Haochen se bajó del carruaje, y con un movimiento lateral rápido, se lanzó al frente de Bai Xiaomo. Empujando su hombro contra su espalda e inmediatamente interrumpiendo su encantamiento.

“¿Qué estás haciendo?” Bai Xiaomo se volteó, y le gritó fieramente a Long Haochen.

Long Haochen replicó furioso, “¿Has olvidado mi advertencia? ¡Tienes que ahorrar tu energía espiritual! ¿Piensas que eres capaz de asesinar a todos estos demonios? Protegernos a nosotros mismos es actualmente nuestra más fundamental meta.”

“¡Piérdete! ¿Piensas que tienes el derecho de decirme lo que debería hacer? Mi padre y madre ambos murieron en manos de estos bastardos Pájaros Demonios, ¡¿sabes?! Atrás, esta dama no necesite que cuides de ella.”

“Bolsa.” Levantando su mano, Long Haochen abofeteó a Bai Xiaomo con suficiente fuerza que cayó en el suelo, “¡Bastarda! ¿Piensas que tu vida te pertenece a ti misma? En esta batalla de equipo, incluso si no importa si mueres o no, ¿no me digas que no pensaste en causar la muerte de tus compañeros? Desde ahora, no se te permite lanzar algún hechizo más, o de lo contrario, te daré una paliza.”

La voz de Long Haochen estaba llena de furia incuestionable. Después de repartir estas palabras, se lanzó al frente con un paso al lado, y pateo a Dian Yan de nuevo en línea, mientras balanceaba la Espada Espíritu Santo en su mano. Entonces, golpeó el escudo de Wang Yuanyuan para producir un ruido fuerte.

“¡Los quiero en formación AHORA! ¿Están buscando la muerte?” Mientras daba esta orden, el cuerpo de Long Haochen estalló con ráfagas tiránicas doradas de luz. Balanceando sus dos espadas pesadas, produjo dos Espinas de Luz, que se volvieron en Espadas Santa de Espinas de Luz con la ayuda de la amplificación de Yating. Su ataque corto a siete u ochos Demonios Berserker por la mitad de una vez. Al mismo tiempo, fuego de luz solar surgió desde su cuerpo y apuntó a los Pájaros Demonios en el cielo. Con esta ofensiva, compró a sus compañeros algo de tiempo para tomar un respiro y reorganizar su fuerza.

Ellos ya había constantemente peleado por una duración de diez minutos, pero ahora, mientras finalmente se detenían momentáneamente, todos descubrieron que ya encontraban extremadamente difícil de respirar. Aunque nadie sufrió heridas graves, sus series de poderosos ataques completos habían consumido enormemente su energía espiritual interna y externa.

Long Haochen se giró y fríamente barrió su mirada sobre todos los presentes, “Comenzando desde ahora, quien viole mis órdenes será inmediatamente suspendido de este escuadrón.”

Una bola de fuego de medio metro de diámetro repentinamente vino desde el cielo. Llegó a un punto cercano al de Long Haochen y eliminó a varios demonios con una violenta explosión.

Esta bola de fuego había sido iniciada por Hao Yue, desde la cima del carruaje, para protegerlos. Long Haochen se giró una vez más confrontando a los demonios. En su mano, Lluvia Azul, Hibisco de Luz había sido guardada y fue intercambiada con el Escudo Espíritu Santo. Tan pronto como apareció, liberó los efectos suplementarios del Conjunto Espíritu Santo, causando una llovizna blanca de halos alrededor del cuerpo de todos, además de añadir los efectos del Halo de Reunión Espiritual. Los efectos fueron inmediatamente percibidos, y los trece miembros de los dos Escuadrones Caza Demonios sintieron su respiración aflojarse.

“Lin Xin, Yi Jun, ustedes estarán a cargo de la defensa aérea. Lin Xin, libera Anillo Repelente de Fuego a mi señal contra los enemigos agrupados. Dian Yan, sígueme a confrontar al enemigo. Wang Yuanyuan, Sima Xian, ustedes dos tomaran cuidado de los flancos. Cai’er, Han Daosi, adapten su posición a la situación. ¡Dispérsense!” Estas órdenes fueron por supuesto dirigidas a los dos Escuadrones Caza Demonios.

En este momento, Long Haochen finalmente tomó orden sobre los dos equipos de verdad. Con extraordinaria eficiencia y resolución, tanta que nadie se atrevió a refutar sus palabras, incorporando a todos del 4to Escuadrón Caza Demonios de grado soldado.

Desde su pelea en el techo del carruaje, ya habían claramente presenciado la formidable fuerza de Long Haochen exhibida en batalla. En particular, el 4to los Cazadores de Demonios del Escuadrón Caza Demonios aprendieron para su asombro que Long Haochen en realidad se volvió incluso más fuerte de lo que imaginaron en sus más salvajes sueños. Sobre todo, en el momento que los doce Grandes Pájaros Demonios fueron eliminados, el asombro de atestiguar esta escena ya fue mucho más violento que cualquier discurso.

Cuando Long Haochen bajo desde el carruaje para reunir su formación de batalla y les gritó de semejante modo, sin incluso escatimar a sus propios aliados de su severo reproche, completamente asombró a todos que había estado peleando con semejante sed de sangre.

¡Pero él estaba completamente correcto! Ahora no era el momento de competir sobre la cantidad de enemigos asesinados. No cuando su inmediata y mucho más urgente prioridad era hacer que regresen con vida.

Desde el comienzo, todos los del 4to Escuadrón Caza Demonios de grado soldado solo vieron obedecer las órdenes de Long Haochen como palabras hipócritas, ¡y los muchos demonios ante sus ojos simplemente como puntos de contribución! Además de añadir el profundo odio que todos tenían por estos demonios, al igual que su cruel y prepotente conducta, naturalmente perdieron control sobre su impulso sin pensar hacia la masacre del enemigo.

En este momento, Long Haochen apareció repentinamente, renunciando a sus más poderosos ataques para cambiar a su modo de Caballero Guardián, mientras apoyaba a todo el equipo con funciones suplementaria de su Armadura Espíritu Santo y el Halo de Reunión Espiritual.

Escuchando los gritos de reproche de Long Haochen, su intención asesina se desvaneció a gran velocidad, y todos inconscientemente actuaron de acuerdo a sus órdenes.

Bang- El Escudo Espíritu Santo fue usado para bloquear, repeliendo a dos Demonios Berserker. Long Haochen completamente se abstuvo de atacar, solo usando el Escudo Espíritu Santo y la Espada Espíritu Santo para defender, mientras tanto confiando en su propio poder para resistir a los enemigos viniendo.

Desde la anterior batalla, el consumo de energía de sus compañeros fue enorme, y ahora necesitaban tiempo para recuperar su energía espiritual y descansar sus cuerpos, de otro modo, ¿cómo saldrían luego? En consecuencia, solo podía hacer todo lo posible en luchar para comprar más tiempo para sus compañeros con su fuerza solo.

Desde la retaguardia, claramente podía ser visto que los pies de Long Haochen se movían en un ritmo particular: con velocidad, eficiencia y, más importante, balance. Era justo como un muro inquebrantable extendiéndose sobre un rango de diez metros. Instantáneamente aparecería si un enemigo intentaba embestir, y lo detenía antes de que pudiera molestar. El brillo dorado de Obstrucción Divina ininterrumpidamente cubrió su cuerpo y solo cuando este resplandor dorado alcanzaría su pico, ocasionalmente lanzaría Espina de Luz, cosechando la vida de los demonios mientras rápidamente se retiraba. Aunque su halo de Reunión Espiritual estaba envolviendo a su grupo sin detenerse, podía decirse que, en este momento, la exhibición de Long Haochen pertenecían a los logros finales de un Caballero Guardián en el paso de Caballero Tierra.

Y esto era después de un momento atrás, demostrar en el techo del carruaje que también era un formidable Caballero Vengador.

En un equipo, la influencia de una sola potencia era sin misma no tan importante, pero un gran líder era el verdadero corazón y alma de un equipo. Long Haochen ahora estaba usando su actuación para mostrar a sus compañeros lo que deberían hacer. Los otros doce también eran excelentes figuras de la Alianza del Templo, pero en este preciso momento, en sus ojos, Long Haochen parecía haber alcanzado otro nivel. Incluso Cai’er no era la excepción a eso.

Quizás, con el uso de la Estufa Espiritual de Samsara, la fuerza de pelea de Cai’er sería capaz de sobrepasar a Long Haochen como antes, pero con respecto a habilidades de observación o talento como comandante, todavía estaría más allá de lejos de compararse con Long Haochen. Esta observación fue hecha completamente sin relación a sus sentimientos hacia él, sino estaban basados puramente en juicio objetivo.

Cai’er repentinamente se dio cuente de que incluso si Long Haochen y ella misma no estuvieran en una relación tan cercana, siempre y cuando terminaran en el mismo equipo, todavía se hubiera vuelto en su capitán final. Su velocidad de crecimiento era solo monstruosa.

Desde el techo del carruaje, Leng Xiao también estaba observando a Long Haochen. La muerte de los doce Grandes Pájaros Demonios le dio un amplio tiempo para hacer sus preparaciones, y los demonios ordinarios que venían, incluso aunque monstruosos en números, no eran alguna amenaza para ella.

¿Qué demonios es ese joven? ¿Desde cuándo ha estado semejante personaje en la caravana de Hermana? ¿Está realmente solo en el quinto paso? ¿Y qué es esa bestia mágica de tres cabezas al final? ¿Por qué me causa tales palpitaciones?  Parece que este dominio directamente se origina desde… ¿mis vasos sanguíneos? Pero, no, es imposible, ¡mi línea de sangre ya es la más noble que existe! ¡Incluso la línea de sangre de la más poderosa potencia humana no puede posiblemente sobrepasar a la mía!

Yue Ye todavía estaba silenciosamente sentada en el techo. Sus ojos aún estaban atentamente mirando el pergamino flotando en frente de ella, como si el mundo externo estuviera completamente desligado a ella.

Un rico color purpura se elevó frenéticamente, mientras la luna purpura en el cielo se volvió incomparablemente indistinguible. La escala de su cantó se ralentizó, volviéndose incluso más pesado. El aire llevaba un olor ligeramente más húmedo, que fue causado por la densamente condensada esencia mágica de Yue Ye.

La brillante luna purpura se cambió de nuevo a un color negro, y el horizonte similarmente se volvió más oscuro.

Un silbido largo y triste resonó en el cielo, e inmediatamente, un relámpago dorado repentinamente salió disparado de la nada, directamente golpeando a Yue Ye.

Leng Xiao estaba asombrada. Su figura centelleó, bloqueando el ataque por Yue Ye. En su bastón, la incomparablemente luz intensa de color sangre tomó la forma de un escudo, repeliendo repentinamente el rayo dorado.

Con un fuerte sonido retumbante, serpientes doradas se dispersaron en todos los alrededores, y el escudo de Leng Xiao fue destruido en pedazos. Incluso su cuerpo fue golpeado por ese rayo dorado y sus piernas se pusieron suaves, casi causando que se cayera desde el techo.

En el aire, una silueta dorada se abalanzó como un huracán. Ese era también un Pájaro Demonio, y uno bastante aterrador. Su cuerpo entero era de un brillante color dorado, y la lanza en su mano también tomó la forma de un relámpago dorado.

Aproximadamente de dos metros de alto, tenia un par de alas doradas en su espalda, llenas con deslumbrantes relámpagos dorados. Sumergiéndose rápidamente en la dirección de Leng Xiao.

Un Pájaro Demonio Dorado entre el clan entero de los Pájaros Demonios, solo habría tres de ellos como máximo, y cada uno de ellos era un líder del clan. Este Pájaro Demonio Dorado no parecía poseer la fuerza del octavo paso, pero estaba al menos en el pico del séptimo paso. Rociando relámpagos, su cuerpo estaba lleno con dominante poder.