Habiendo dicho eso, ella lentamente se volteó, firmemente se irguió hacia Haochen. Su delicada cara descansó en su pecho; su cuerpo en ese momento estaba temblando violentamente.

Long Haochen la abrazó con fuerza, sintiéndose extremo dolor también. Desde que aprendió sobre el pasado de Cai’er, le acarició más profundamente.

Dang… Dang… Dang… Dang… Dang… Dang… Estridentes y continuos sonidos metálicos fueron escuchados desde afuera. Inmediatamente, incluso sonidos más fuertes vinieron, produciendo temblores de ruidos.

Han Yu exclamó, “¡Es una reunión del ejercito!”

Cada uno no pudo evitar mirar a Long Haochen y Sima Xian sugirió, “Capitán, vice-capitán Cai’er parece que está un poco inestable. ¿Qué tal si ustedes dos no van?”

“¡Eso no!” Long Haochen tenía una mirada seria, “Le prometí al comandante Zhang que obedecería cualquier orden. Nosotros ahora somos soldados; cómo podemos no participar marcha. Protegeré a Cai’er, vamos.”

Cai’er también se paró firme, agarrando su caña. Su cara pareció recuperar su calma después de un corto tiempo, “Estoy completamente bien. Vámonos. Vamos.”

Long Haochen miró hacia abajo, una vez más agarró su mano antes de ligeramente empujar su mano en su frente, diciendo en una voz baja, “No importa qué y cuándo, te protegeré. Incluso si es solo por mi bien, tienes que vivir adecuadamente. Todo lo que espero es ver a mi Cai’er alegre y feliz.”

“Si.” Cai’er asintió ligeramente, tomando la iniciativa de agarrar la mano de Long Haochen.

“Vamos.” Long Haochen llamó a sus compañeros antes de rápidamente correr afuera, todavía sosteniendo la mano de Cai’er.

Afuera de las viviendas, un grupo de soldados estaban corriendo a un gran paso, estos oficiales ocasionalmente gritaban.

Estando en un espacio en frente de las viviendas, Zhang Hairong estaba estacionado al frente de los cuartos. En este momento, ya estaba vestido con un traje marcial, llevando una armadura plateada pesada sobre eso, y cada una de sus manos sostenía un hacha de batalla. Con esta apariencia imponente, estaba mirando a estos soldados corriendo hacia él.

Long Haochen dirigió de prisa a sus compañeros, corriendo hacia la dirección de Zhang Hairong, y realizando un saludo de armada ante él, “Comandante del batallón, nuestro grupo de siete soldados se reporta.”

En una situación de guerra, el actual Zhang Hairong no tenía su actitud de modestia previa, y dijo fríamente, “Manténganse en formación de tras de mí, y síganme en el ataque al enemigo.”

“Si.” Long Haochen dio su respuesta, teniendo a sus compañeros detrás de Zhang Hairong.

Entre los sietes, algunos eran altos, algunos eran bajos y, sobre todo, tres de ellos eran chicas que parecían completamente tan jóvenes, inmediatamente atrayendo la atención de los soldados. En particular, el grupo de soldados de pie en el frente ocasionalmente lanzaron algunas miradas curiosas.

Los recién formados Escuadrones Caza Demonios viniendo a la Ciudad Exorcista para llevar su obligación y someterse a la prueba era un secreto altamente clasificado, nadie de estos soldados de bajo nivel podía posiblemente estar calificado para saberlo.

Rápidamente, todos los soldados estuvieron juntos; aunque los cielos ya estaban oscuros, la formación de batalla aún estuvo suficientemente ordenada, hecho sin prisa.

Las armas de los guerreros parecían planas y simples, todas desgastadas de haber sido usadas por un largo tiempo. Y en adición a sus uniformes militares, también tenían armaduras de cuero. Los oficiales estaban todos llevando la misma armadura genérica; solo Zhang Hairong tenía una armadura chapeada.

Un momento más tarde, los soldados terminaron de ordenarse, y Zhang Hairong declaró, “Hermanos, estos días, los ataques de estos menores soldados demonios son especialmente fieros; en consecuencia, nosotros tendremos que dirigirnos al campo de batalla hoy, aunque es más temprano de los esperado. Este tío no dirá mucho más, solo que, si alguno de ustedes no enfrenta esta realidad, el honor de este batallón caerá debido a eso. En ese caso, no culpen a mi par de hachas por ser incapaces de decir a las personas que se aparten. Ahora, vamos a partir.”

“¡Matar!¡Matar!¡Matar!” El grupo de soldados levantó sus armas, gritando estas tres palabras bajo la mirada asombrada del grupo de siete de Long Haochen antes de inmediatamente partir, dirigiéndose apresuradamente a la frontera.

Zhang Hairong no dijo mucho, pero de esta escena, podía ser claramente visto que tenía completo control de estas tripas. Estos soldados claramente no iban al campo de batalla por primera vez. La mayoría de ellos tenía energía espiritual externe de guerreros entre el primer y el segundo paso, pero su frenético espíritu de pelea pudo ser inmediatamente sentido por el grupo de Long Haochen, acompañado de un aura sangrienta.

Zhang Hairong los dirigió en el frente, llevando un par de hachas, seguido por el grupo de siete de Long Haochen. Por ahora, todos en el escuadrón recordaron la formación perfectamente. Long Haochen estaba en el frente, Wang Yuanyuan y Sima Xian en los lados izquierdo y derecho respectivamente, Han Yu estaba en la retaguardia. En el centro estaba Cai’er, Chen Ying’er y Lin Xin en su capacidad como un mago.

Aunque Chen Ying’er y Lin Xin eran respectivamente un invocador y un mago, sus cuerpos estaban mejorados por sus energías espirituales, haciéndolos no más débil que los guerreros promedios entre el primer y el segundo paso. Por tanto, ninguno tuvo algún problema manteniéndose con los otros.

Pronto, ellos llegarían al borde de la Ciudad Exorcista bajo el liderazgo de Zhang Hairong, donde podrían ver de cerca esta imponente pared. Habiendo venido a Cordillera Exorcista por primera vez y viendo estas tremendas defensas, Long Haochen interiormente se sintió sorprendido; las paredes justamente eran demasiado altas. Y aunque no podía ser visto desde ahí que estas paredes eran de más de un centenar de un metro de espesor, solo viéndolo, ya tenía un distinguido sentimiento de espesor.

Ensordecedores gritos, chillidos, colisiones y sonidos metálicos continuamente sonaron alrededor de ellos. Habiendo finalmente conseguido el campo de batalla por primera vez, Long Haochen sintió una gran cantidad de emoción en el medio de su nerviosismo.

Rápidamente, Zhang Hairong los había dirigido en el borde de la ciudad.

Llevando sus dos hachas de batalla en su mano izquierda, Zhang Hairong preguntó a un soldado que se encontró en su camino, “¿Dónde está el comandante de tu batallón?”

El soldado replicó en una voz fuerte, “Él está en el borde, resistiéndose al enemigo.”

Zhang Hairong rió ruidosamente, “Verdaderamente valiente! Ve y dile al comandante de tu batallón que nuestro 1er batallón ha llegado a cambiarse con ustedes. Deja que tus hermanos tengan un pequeño descanso, y permítenos manejar las vidas de estos soldados demonios. Hermanos de mi 1er batallón, ¡síganme!” Diciendo esto, este intrépido hombre cargó con grandes pasos al frente.

En su capacidad como soldados, el grupo de siete de Long Haochen no se atrevió a aflojar, siguiendo a Zhang Hairong hacia adelante en su paso. En este momento, estaba caminando en el campo de batalla por primera vez, pero no tenían el tiempo de observar los alrededores. Al mismo tiempo, se desarrolló una escena impresionante; la sangre dentro de sus cuerpos estaba hirviendo con locura.

En el exterior de los cien metros de grosor de las paredes, una gran cantidad de suministros fueron apilados. Acompañado de los incesantes gritos, sangre continuaba fluyendo en la vanguardia del campo de batalla, y el número de gritos de los asesinados incrementaron en consecuencia.

Zhang Hairong estaba corriendo de frente, cuando repentinamente, un Demonio Zelin de Espadas Dobles de alrededor de 1,5 metros llegó, blandiendo sus dos afiladas extremidades espadas hacia uno de los soldados defendiendo la ciudad.

Zhang Hairong aulló furiosamente y con sonidos atronadores, se disparó hacia adelante usando su pie izquierdo como soporte, su par de hachas cortaron hacia adelante. Con un sonido de pu, ese Demonio Zelin de Espadas Dobles se partió en pedazos.

Ese soldado que justo fue salvado por él había sido empapado en sangre desde tiempo atrás. Girándose para mirar a Zhang Hairong, le dirigió un pulgar hacia arriba antes de balancear su cuerpo, sentándose en el suelo.

“Puedes ir a descansar, hermanos del 6to batallón, déjenos manejar el resto de la defensa”, dijo Zhang Hairong antes de gritar, su par de grandes hachas en plena marcha, corriendo hacia adelante como un picador de carne, saltando en los demonios próximos, balanceándose mientras apuntaba a sus cabezas. 

Los soldados del 1er batallón rápidamente se dirigieron ante las importantes localizaciones de las paredes de la ciudad, una parte de ellos resistiendo al enemigo, mientras la otra parte estaba asistiendo al 6to escuadrón en la evacuación de los heridos. Todo el proceso fue realizado en un perfecto y organizado diseño.

Con personal médico especializado ayudando a los heridos, el alivio del frente tomó menos de 20 respiros para lograrse.

Zhang Hairong repentinamente sintió que todo su cuerpo se calentaba, su espíritu de pelea se elevó y la energía espiritual en su cuerpo se volvió incluso más fiera. Inclinando su cabeza, descubrió que una luz blanca estaba ondulando todo su cuerpo.

Long Haochen legó a su lado, llevando su Conjunto Espíritu Santo, su cuerpo distribuyó este resplandor blanco.

No era solo él; todos los miembros del 1er Escuadrón Caza Demonios habían hecho sus preparaciones para la batalla.

Estando al lado de Zhang Hairong, Long Haochen miró el exterior de la ciudad. Podía ver que los demonios eran omnipresentes, rodeando desde todos lados. Y la parte principal de las fuerzas del enemigo estaba hecho de los Demonios Zelin de Espadas Dobles. Un gran número de Demonios de Espadas Dobles estaba incesantemente tratando de escalar sobre las paredes, confiando en sus afilados brazos. Los soldados cercanos dependieron de las rocas y el fuego para hacer lo mejor posible para defender.

Estas armadas de demonios eran imposibles de contar con una sola mirada; incluso cuando una gran cantidad de Demonios de Dobles Espadas fueron aplastados, estos demonios todavía continuaran atacando. Mientras sus centros no fueran destruidos, se levantarían y se mantendrían atacando lo más que pudieran inmediatamente. Una guerra intensa estaba siendo librada en el exterior de la ciudad.

Cortando la cabeza de un Demonios de Espadas Dobles, Zhang Hairong le preguntó a Long Haochen, “¿Eres un Caballero Guardián?”

Long Haochen asintió en confirmación.

Zhang Hairong dijo, “Independientemente de tu vocación, sígueme asesinando al enemigo. Mientras más asesinemos, mejor será.”

“Si.”

Long Haochen se dio la vuelta y miro a sus compañeros de equipo, “Wang Yuanyuan, protege a Ying’er. Sima Xian, protege a Lin Xin. Han Yu, encárgate de curar y armonizar. Tenemos que pelear lado a lado.”

Proteger la ciudad no era todo sobre correr hacia adelante: naturalmente, ellos no estaban en una posición para hacer eso. Era una batalla entre sus tropas y las del enemigo.

Una niebla ligeramente dorada fue producida, ondulándose alrededor de Long Haochen. Ochos símbolos dorados fueron rápidamente esparcidos alrededor, envolviendo un aproximado de 20 metros de diámetro.

Inmediatamente, la niebla dorada rodeó el cuerpo de todos; parecía un poco a cuando un caballero estaba usando la habilidad ‘Almacenamiento de Energía’.

Esta era la primera de las habilidades de un Caballero Guardián que Long Haochen había escogido al regresar a la Tesorería de la Alianza, Halo de Reunión Espiritual. Consumía su propia energía espiritual para incrementar el radio de recuperación de la energía espiritual de sus compañeros por un 30%.

En este momento, Long Haochen estaba exhibiendo sus formidables capacidades de apoyo. El Halo de Reunión Espiritual más el Halo Espíritu Santo, en adición al Favor del Guardián, fueron liberados. Estas tres habilidades de tipo halo instantáneamente fortificaron a todo el equipo.

Al mismo tiempo, apuntó la Espada Espíritu Santo hacia adelante, trazando diez líneas de luz blanca, y los cercanos Demonios de Espadas Dobles fue instantáneamente sacudido, y cayeron.

Habiendo conseguido la asistencia de Long Haochen, Sima Xian gritó, “MATAR-” El bastón en su mano fue ondeado igual que un oscuro dragón colisionando, y sin hacer uso de alguna habilidad, su formidable poder físico surgió. Con cada tajada de su bastón, la cabeza de un Demonio de Espadas Dobles se fue volando y se volvió en carne picada.

El valor de Wang Yuanyuan fue incluso más grande que el de Sima Xian. Esta chica directamente saltó en las paredes de la ciudad, y ondeo su Divino Escudo del Alma, moviendo en todos los alrededores. Rápidamente, ningún otro Demonio de Espadas Doble quedó en su dirección.

Habiendo solo relevado al 6to batallón, Zhang Hairong todavía estaba disfrutando con él mismo con sus dos hachas de batalla. Pero después del tiempo de unos pocos respiros, descubrió que ya no había más presión. Que, aunque dos o tres pequeños gatitos se aproximaron ocasionalmente desde el frente, los enemigos del lado izquierdo y derecha ya habían sido tomados por el grupo de Long Haochen. Después de un poco más de veinte segundos, esta área ya fue completamente limpiada.

Anuncios