La conferencia duró poco. Después del pequeño discurso de Sheng Lingxin, diez oficiales llegaron desde afuera. Eran los diez comandantes del batallón de infantería, cada uno de ellos lideraron a un recién formado Escuadrón Caza Demonio a los cuarteles. Naturalmente, no gastarían algo de tiempo como los novatos que ya habían llegado.

Con sus ojos pegados en Long Haochen, Cai’er se fue junto con su Escuadrón Caza Demonios #1 de grado soldado. Lan Yanyu, controlada por sus emociones, quería pararse a seguirla después, pero fue detenida por Sheng Lingxin. El último negó con su cabeza con una cara solemne y los hermosos ojos de Lan Yanyu inmediatamente se volvieron húmedos.

El grupo de Long Haochen fue asignado al primer batallón de infantería. El comandante del batallón era un hombre de mediana edad con apariencia externa algo parecida a la de Gao Yingjie.

“Todos ustedes están entre las elites de la Alianza. Me siento muy honrado por el hecho de que, incluso si es solo temporalmente, unido a mi batallón. Soy el comandante del primer batallón, Zhang Hairong.”

Saliendo del salón de conferencia, este comandante del primer batallón simultáneamente dirigió al grupo a los cuarteles mientras se introducía.

La responsabilidad de interacción social naturalmente cayó sobre Long Haochen. Débilmente se rió, diciendo: “Comandante del Batallón Zhang, eres demasiado modesto. Los soldados de la Ciudad Exorcista son todos héroes que protegen la nación, y es más exacto decir que es nuestro honor ser capaces de entrar en el Primer Batallón. Desde ahora en adelante, seremos un grupo de soldados bajo su comando. Como el representante del Escuadrón Caza Demonios #1, le garantizo que, aunque no somos soldados, obedeceremos estrictamente cada una de sus órdenes.”

Escuchando la declaración de Long Haochen, Zhang Hairong se sintió muy conforme por dentro. Realmente no esperó que este joven de diez o más años en realidad actuaria de una manera tan adecuada.

Escuadrones Caza Demonios eran algo que cada soldado de la Alianza del Templo aspiraba ser parte, pero Zhang Hairong realmente no estaba demasiado interesado en añadir temporalmente uno de ellos a sus tropas. Incluso si estos orgullosos y talentosos jóvenes todos habían al menos alcanzado el cuarto paso de cultivación, ¿en realidad obedecerían ordenes?

De hecho, Zhang Hairong era un mero guerrero del cuarto paso. En el caso que estos jóvenes talentosos no escucharan sus órdenes en el campo de batalla y comenzaran a actuar a su propia manera, no solo sería de poco uso, sino que también les traería probablemente muchos problemas.

Aunque Sheng Lingxin dijo que estas elites de los Escuadrones Caza Demonios tenían que ser tratados como soldados promedios, ¿podrían realmente ellos hacerlo así? Cada uno de estos Escuadrones Caza Demonios estaban formados de los favoritos de la Alianza, y si el daño fuera alguna vez a venir de ellos, posiblemente serían incapaz de soportar las consecuencias. Además, Sheng Lingxin les había dicho a estos comandantes de batallón en privado algún tiempo atrás que, no importa las circunstancias, su principal prioridad era garantizar la seguridad de estos jóvenes talentosos.

En particular, cuando Zhang Hairong había visto a este grupo que formaba el Escuadrón Caza Demonios #1 de rango soldado por primera vez, se sintió incluso más desilusionado. Entre ellos, a parte del calvo que parecía un poco mayor, se veía como si ninguno de ellos tuviera más de 20 años. Y desde lo que parecía, ¡el más joven no tenía incluso dieciocho años! Solo los cielos sabían cómo ellos se volvieron miembros de un Escuadrón Caza Demonios. Para tener este privilegio a tan corta edad no era necesariamente una cosa buena; los más probable es que serían extremadamente arrogantes al llegar.

Pero cuando se sintió preocupado sobre esto, las palabras de Long Haochen derritieron estas preocupaciones, estos sentimientos de malestar, como una taza de té caliente.

Para un soldado, la cosa más importante era escuchar la orden de su superior. Las palabras del joven capitán Long Haochen no fueron solo formuladas cortésmente, sino que inmediatamente también asentó el malestar dentro de él. Zhang Hairong inmediatamente sintió una gran comodidad, y al mismo tiempo, no pudo evitar sentirse lleno de elogios, ¡Ciertamente es digno de ser llamado joven talento! ¡Que gran conciencia!

La declaración de Long Haochen naturalmente no era algo que se le ocurrió a él mismo. Ayer, Gao Yingjie le advirtió una y otra vez cómo actuar cuando entraran a la armada, y al mismo tiempo, le dijo cuáles eran los deberes más importantes de los soldados.

Zhang Hairong se rió ruidosamente y respondió, “Capitán Long, eres demasiado modesto. Con un vulgar viejo hombre como yo, la cortesía no es necesaria. Desde ahora en adelante, su grupo actuará como nuevos soldados. Su deber será seguirme en el asalto contra el enemigo.”

Sima Xian no pudo evitar preguntar, “Comandante del batallón, ¿vamos a luchar en el frente a su lado?”

Zhang Hairong enderezó su propio pecho, formó un puño, y lo colocó en su pecho, “Tienes razón en preguntar sobre eso. El batallón bajo mi mando no tiene un solo cobarde en él. Mis hermanos jurados y yo estaremos aventurando nuestras vidas junto con ustedes, actuando en el modo más adecuado al de un soldado. Pueden estar tranquilos; a mi lado, siempre estarán luchando en las líneas frontales, enfrentando a los más poderosos enemigos.”

En este punto, todos pudieron sentir completamente respeto por este hombre. Las implicaciones de Zhang Hairong fueron muy claras. En el campo de batalla, él estaría en la parte frontal. Si el comandante del batallón, el único que comandaba a miles de solados, fuera a asaltar al enemigo en el frente, ¿cómo podrían los oficiales y los soldados no seguirlo?

“Si.” Long Haochen realizó un saludo hacia Zhang Hairong. Dentro de la armada, un saludo no era un modo muy común de mostrar respeto. Por supuesto, un saludo de caballero era incluso más poco común.

Los batallones de infantería estaban localizados cerca de la ciudad. Con la gran amenaza que era la raza demonio, el poder militar tenía que ser robusto. En el caso que una batalla fuera a estallar ahora en el frente de la población, no tendrían oportunidad de sobrevivir. Así, desde largo tiempo, los humanos han estado dando gran importancia a las defensas, y la parte más importante de estas defensas es naturalmente la infantería.

Zhang Hairong les asignó cuarto de estar que alojaba a diez personas, aunque chicos y chicas viviendo juntos ahí parecía un poco indecente. Debido a que la distinción de géneros hecho dentro de los Escuadrones Caza Demonios, el equipamiento estándar no les era dado, pero todos tenían un solo set de ropa limpia militar.

No había algún uniforme para mujeres, aunque Wang Yuanyuan no estaba demasiado molesta debido a que tenía una constitución alta que se podría decir que era igual a un hombre. Sin embargo, los uniformes eran demasiados holgados cuando pasaron por Cai’er y Chen Ying’er, haciendo que todos tuvieran un momento difícil conteniendo sus risas.

En ese momento, Chen Ying’er reveló otro lado suyo. Esta chica en realidad tomó un set de agujas e hilos con ella, cortando su uniforme junto con el de Cai’er y los cosió de nuevo. Y después de solo media hora de trabajo, los uniformes de las dos chicas se ajustaron.

“No esperé que tendrías ese movimiento debajo de tus mangas, Ying’er. No me extraña que Yang Wenzhao es tan consciente de ti.” Lin Xin dijo con algo de sorpresa.

Chen Ying’er declaró con orgullo, “Ahora es el momento de que la historia de esta señorita llegue a su fin. No me asocien con ese Yang Wenzhao, no estoy de humor para escuchar ese nombre.”

Lin Xin se rió y dijo en su momento, “Bien, bien, no excavaré algo más en este asunto. Vamos, hora de medicarse, hora de medicarse.” Mientras dijo eso, unas pocas botellas de porcelanas aparecieron en su mano; en realidad había dos botellas por personas.

Sima Xian le dio un pulgar hacia arriba, “Ese ‘gran hermano tiene drogas’ realmente no exagera; esto es ciertamente bastante impresionante. ¿Qué son estas cosas esta vez?”

Lin Xin se rió ligeramente y declaró, “En las botellas blancas son Píldoras de Reposición Espiritual, una vez más nombradas por Haochen. En las botellas amarillas son Píldoras de energía. Las Píldoras de Reposición Espiritual recuperaran 200 unidades de energía espiritual dentro de un corto tiempo, aproximadamente cinco a diez segundos. La velocidad de recuperación de todos no es la misma, así que calculen por ustedes mismos la primera vez que tomen una. Mientras que, por la Píldora de Energía, puede incrementar su energía espiritual externa por 500 unidades y persistirá por la duración de veinte respiros. Después mejoraré estas, ¡sus efectos ahora son incluso mejores! La vergüenza es que no tengo el material para Píldoras de Explosión Espiritual, de otro modo, habría hecho algunas de esas para ustedes.”

Long Haochen le dijo, “Ya me distes algunas Píldoras de Explosión Espiritual la última vez así que no las necesito. Todavía tengo diez de ellas, vamos a dividirlas entre todos. Con unas partes iguales, nuestras oportunidades de supervivencia serán un poco mejor.”

Sin embargo, esta vez, Lin Xin había vaciado una gran cantidad de sus ahorros guardados. Había un total de 30 de las Píldoras de Reposición Espiritual y las tan llamadas Píldoras de Energía. Además de añadir el hecho que las Píldoras de Explosión Espiritual que Long Haochen repartió con sus compañeros de equipo, los otros recién formados Escuadrones Caza Demonios posiblemente no podrían compararse con ellos en término de la calidad de los artículos suplementarios.

Han Yu se rió, “¿Quién dijo que no tener un sacerdote no servirá? La utilidad de un alquimista como el Hermano Lin es incluso más grande que la de un sacerdote.”

Lin Xin hizo una mueca, “¡Gran hermano tiene drogas! Este eslogan mío naturalmente no son palabras vacías. Hermano Han, estoy contando con que vigiles mi espalda. ¡No dejes que los enemigos vengan desde atrás y rompa mi crisantemo[1]!”

“Wang Yuanyuan abrió mucho ambos ojos, “Hermano Tiene-Drogas, ¡tus palabras son tan civilizadas!”

“Aight, aight.” Lin Xin se levantó, estirando su cuerpo, “Me voy a lavar mi atractivo rostro. Ay, cada vez que necesite ir a encontrar alguien que lo alabe, solo tuve que tomar una mirada al espejo.”

“Bah, verdaderamente desvergonzado.” Wang Yuanyuan se sintió verdaderamente divertida por sus palabras.

El área de vivienda era una construcción muy cómoda; había diez camas y armarios muy simples al lado de cada uno de ellos. Sin duda, los hombres iban a ir a un lado, y las mujeres en el otro. Aunque Wang Yuanyuan y Chen Ying’er estaba insatisfechas compartiendo la habitación, ellas tuvieron que soportarlo con calma ya que solo duraría por una corta duración de tres meses.

Mientras limpiamente ordenaban sus propias camas, todos pudieron ver una escena estupefaciente.

Cai’er empujo su caña de bambú en una pequeña griete en un lado de la cama y empujó su cama al lado de la cama de Long Haochen. Aunque ella era ciega, las dos camas fueron perfectamente unidas.

Tcheh… Hacer ‘eso’ justo en frente de tantas personas… Es solo demasiado descarado.

Por no hablar de los otros, incluso aunque Long Haochen amaba a Cai’er profundamente, todavía no pudo evitar sentirse avergonzado en semejante situación y se sonrojó, no sabía cómo actuaría en este tipo de momentos.

Sima Xian miró a Han Yu en el otro lado y dijo en voz baja, “No puede ser. ¿No me digas que el capitán y el vice-capitán van a hacerlo en público esta noche?”

Cai’er tocó la cama que había fusionado, y después de pensar profundamente por un corto tiempo, procedió a ir ante otra cama. Con un movimiento de su caña de bambú, una aguda luz brillo y la cama de madera instantáneamente se volvió en varias tablas de madera. Con un movimiento de su caña, estas tablas de madera se fusionaron con su propia cama.

Una vez más, la velocidad de Cai’er asombró a todos. Todos lo que pudieron ver era un brillo y una imagen residual antes de que las tablas de madera sorprendentemente cayeran en el lado de su cama, encerrando sus dos camas que fueron fusionadas juntas.

Aunque el piso del área de vivienda no era muy duro, para producir una gran tabla de unos dos metros de alto y dos tercios de un metro de largo de eso era solo asombroso. Además, fue cortado muy perfectamente como una pieza de arte que vino de pura artesanía. Para que ella hubiera logrado semejante paso sin usar sus ojos, ¿cuán grande era su percepción?

Las sabanas al lado de la cama que Cai’er destruyó ahora estaban siendo llevadas por ella.

Ya habiendo entendido lo que planeaba hacer, Long Haochen dijo apresuradamente, “Déjame ayudarte.”

Cai’er negó con su cabeza y dijo, “Puedo manejar esto por mí misma.”


[1] Referencia al ano de alguien en China.

 

 

Anuncios