Siguiendo su orden, Wang Yuanyuan ya estaba tomando grandes pasos. Desplazándose tres metros con cada paso, y pisando pesada el suelo con su pie izquierdo, ella le dio la bienvenida a la patrulla de Demonio Jacques en el suelo.

Aquellos Demonios Jacques reflexivamente lanzaron sus lanzas hacia Wang Yuanyuan, pero ella incluso no evito estas, sin incluso hacer uso del Escudo Divino del Alma para bloquearlas. En el aire, su plateada Armadura Espacial Protectora dejó salir ondas de luz plateada, mostrando una muy impresionante Armadura Espacial, la cual detuvo todas las lanzas volando hacia ella.

Lo que siguió fue la escena de un tigre en medio de un rebaño de ovejas.

En las manos de Wang Yuanyuan, el Escudo Divino del Alma fue balanceado, haciendo un movimiento horizontal antes de salpicar hacia adelante.

Gritos acompañados con salpicaduras de sangre llenaron toda la calle, mientras los cuerpos de los Demonios Jacques fueron demasiado débiles comparados al Escudo Divino del Alma. En frente de ese terrorífico escudo pesado, ni un solo cadáver intacto fue dejado.

Los ojos de Cai’er se abrieron mucho, ocultándose detrás de la espalda de Long Haochen, ella incluso tembló por esta visión. La escena ante sus ojos fue solo demasiado violenta. Viendo las extremidades esparcidas de los Demonios Jacques volando en todas direcciones, y la explosión de su sangre, salpicando las paredes en los lados de la calle, su cara estaba completamente pálida.

En los pasados pocos días, ella estaba siempre siguiendo a Wang Yuanyuan y Chen Ying’er. ¿Cómo podría ella esperar que esta chica alta y de una naturaleza muy buena en realidad tenía semejante poder, y sería capaz de actuar con tal violencia?

Long Haochen miró a Cai’er en silencio, sintiendo los cambios en su humor, pero no dijo algo. Cai’er, quien perdió sus memorias, estaba para ser estimulada en todos los aspectos en una espera de recuperar sus memorias. Entre estas, combate era una parte indispensable.

Veinte Demonios Jacques parecieron inofensivos en frente de Wang Yuanyuan, quien finalmente consiguió ventilar su rabia interna. Ella no estaba usando alguna habilidad, completamente confiando en la técnica de batalla, y el poder destructivo del Escudo Divino del Alma. Durante las veces que ella se detuvo, nadie en esta Patrulla de Demonios Jacques fue capaz de respirar.

Sin embargo, incluso más Demonios Jacques estaban corriendo hacia su dirección ahora.

Long Haochen le dijo a Cai’er en voz baja, “Mantente cerca de mi. No temas, te protegeré. No importa qué, mientras esté vivo, definitivamente me mantendré en frente de ti y te protegeré con mi vida.”

Por alguna razón, escuchándolo decir esto, el pánico llenando a Cai’er se alivio, y ella repentinamente tuvo un sentimiento absoluto de seguridad cuando se mantenía al lado de este hombre que se veía bueno. Este sentimiento de seguridad enormemente aligeró su miedo.

Casi inconscientemente, Cai’er tomó la iniciativa por primera vez después de perder sus memorias de tomar la mano de Long Haochen.

Su pequeña mano se sentía fría, y Long Haochen envolvió su propia mano casi reflexivamente para calentarla, mostrándole una sonrisa.

Por el momento, la batalla estaba en pleno apogeo. La posición del grupo de Long Haochen escogió era un callejón sin salida, y en consecuencia, los enemigos solo podían aproximarse desde una dirección.

Después de que Wang Yuanyuan terminara su primera ronda de masacre, Sima Xian fue y se cambió con ella.

Comparado a Wang Yuanyuan, la rabia de Sima Xian incluso fue más volátil, tomando la forma de una exhibición de fuerza incluso más terrible. La Bola Energética de Luz voló directamente en esta calle estrella, donde ninguno de los Demonios Jacques fue capaz de esquivar.

Cuando el Escudo Divino del Alma fue usado, ahí permanecieron al menos miembros destruidos, pero ahora todo lo que permaneció fue pasta de carne. La habilidad Aplastar completamente emergió, combinada con la habilidad Destruir de la evolución de la Bola Energética de Luz y Triple Explosión, barriendo todo por el viento.

Dejando aparte a los ordinarios Demonios Jacques, para un Oficial Jacques del sexto paso que alcanzó este lugar por primera vez, enfrentarse inmediatamente con la Bola Energética de Luz produjo un resultado que uno puede bien imaginar. El enemigo fue enviado volando y su lanza fue aplastada. Sima Xian siguió con otro golpe, instantáneamente deshaciéndose de él.

El encantamiento de Yating fue finalmente completado. Ondeando el bastón en su mano, en el momento que su última sílaba fue cantada, un brillo completamente traslucido de luz dorada se elevó en el cielo.

Esta bola dorada de luz creció más y más grande, pero debido a que su distancia estaba creciendo, su tamaño pareció inamovible en el proceso, como si permaneciera de ese tamaño todo el tiempo.

Sin embargo, cuando esta bola dorada de luz se elevó a su pico, y comenzó su descenso, su tamaño comenzó a parecer incesantemente más grande para el público. Y su meta era la sede de gobierno de la Ciudad Mayor Jacques.

Long Haochen le dio un asentimiento a Lin Xin, quien inmediatamente estaba en acción. El pergamino rojo en su mano repentinamente fue abierto, y una incomparablemente fuerte esencia elemental de fuego estalló de él. Incontables cabezas humanas del tamaño de bolas de fuego fueron disparadas en una rápida sucesión de él. Lin Xin tenía una mano en el pergamino, mientras la otra estaba agarrando su Cristal Nube de Fuego, confiando en su formidable control mágico para guiar a estas bolas de fuego con silbidos, separándolos. Una parte estaba apuntando a aplastar las calles, mientras la otro estaba apuntando a la residencia oficial.

Este era un pergamino ofensivo mágico del quinto paso, Lluvia de Fuego, una versión reducida de Lluvia de Meteoros de Fuego. Pero su poder absolutamente no puede ser subestimado. Estas no eran ordinarias bolas de fuego, sino bolas de fuego explosivas. Además añadiendo el control preciso de Lin Xin, lo que siguió fueron terribles explosiones ocurriendo en la sede de gobierno.

Sin embargo, este fue solo el comienzo. Lin Xin continuó cambiando de pergaminos, y en una corta cantidad de tiempo, ya rasgó seis de ellos: tres del quinto paso y tres del sexto paso. Las seis poderosas magias ofensivas chocaron todas en la residencia oficial.

Justo en este momento, sonidos de pasos podían ser escuchados desde lejos, y en una corta cantidad de tiempo, uno podía determinar que las potencias estaban viniendo. Pero justo en este momento, esa bola de luz dorada liberada por Yating finalmente aterrizó.

Cuando la bola de luz se acercó a la residencia oficial, todos vieron con asombro que su diámetro era cercano a los diez metros.

“¿Era eso esa cosa aterradora?” Lin Xin estaba totalmente estupefacto mientras decía esto.

Inmediatamente, una terrible luz blanca descendió en la punta de la residencia oficial, formando un pilar blanco de luz de más de cien metros de largo. Parecía que cada oleada de él iluminó toda la Ciudad Mayor Jacques, y las terribles fluctuaciones de luz hicieron que incluso Long Haochen, el escogido de la Diosa de la Luz, sintiera su corazón palpitar.

Después de completar este hechizo, Yating inmediatamente regresó al cuerpo de Long Haochen. Este hechizo casi consumió todo su poder mágico, y fue cantado por un tiempo muy largo. Esta era la prueba del grado de trabajo cuando liberó este hechizo. Este era un hechizo del octavo paso, que Yating ganó por alcanzar el séptimo paso junto con Long Haochen, y el más poderoso hechizo que ella podía usar, llamado Meteoro de Luz.

Incluso entre los hechizos del octavo paso, el Meteoro de Luz estaba clasificado entre los mejores. Pero este hechizo tenía muchas fallas. Yating siendo de un paso inferior, el tiempo de canto fue excesivamente largo, y el consumo masivo. Incluso la mitad de la energía espiritual de Long Haochen fue consumida por ella para completar el hechizo.

Además, el tiempo de incubación del Meteoro de Luz también fue muy largo. De su estado inicial como una bola de luz, continuaría absorbiendo la esencia de luz en el aire para ganar tamaño y poder. Este hechizo era como un gran imán, fortaleciéndose a través de absorber una gran cantidad de esencia de luz en el aire, de otro modo, Yating no habría sido capaz de usarlo.

A la inversa, en el momento que el Meteoro de Luz descendió, el objetivo del ataque no sería fijo. En consecuencia, la destrucción de una construcción era un uso óptimo.

“Vámonos.” Long Haochen dijo en voz baja, antes de repentinamente extender las cuatro alas en su espalda. Jalando la mano de Cai’er, y trayendo a sus compañeros al aire, corrió fuera de la calle como un relámpago antes de que sus alas espirituales repentinamente se desvanecieran. Cuando ellos alcanzaron la otra calle volando, ellos avanzaron a una gran velocidad en la dirección de la sección de equipo.

Para entonces, la Ciudad Mayor Jacques estaba en un gran alboroto.

De sufrir el bombardeo mágico de Lin Xin y Yating, la ciudad estaba en completo desorden. En particular, el daño infligido por el Meteoro de Luz fue solo demasiado aterrador. Al menos cuatro Comandantes Jacques fueron inmediatamente enviados a la muerte por él, y para defender la sede de gobierno, el único Líder Jacques restante chocó contra el Meteoro de Luz, terminando seriamente herido. En la residencia oficial, extendiéndose en un diámetro de cien metros, un gran hueco de quince metros de profundidad apareció reemplazando la construcción original.

Este ataque completo fue solo demasiado repentino. Desde el momento en que las fluctuaciones mágicas fueron detectadas hasta la completación del hechizo, solo un cuarto de hora pasó. Tan pronto como consiguieron la información, los dos escuadrones Removedores de Cazadores de Demonios se apresuraron en regresar, pero el ataque ya había terminado, y solo una escena sucia fue dejada para que ellos vieran. Y el grupo de Long Haochen se había desvanecido largo tiempo atrás.

Tranquilamente regresando a la sección de equipo, mientras asesinaron algunos equipos de patrulla más en su camino, Long Haochen no se detuvo después de regresar al túnel. Llevando a sus compañeros fuera de la ciudad a través del túnel, inmediatamente usando la cubierta de la noche para dirigirse hacia la dirección noreste.

Todo estaba dentro de los cálculos de Long Haochen, lanzar un ataque hacia la Ciudad Mayor Jacques no fue hecho impulsivamente, sino después de una cuidadosa deliberación.

Este ataque permitió no solo efectivamente asesinar a algunos Demonios Jacques, sino que más importante llamó la atención de los enemigos. Esto era también para decirle a los enemigos que ellos estaban en la Ciudad Mayor Jacques y no se fueron. Al menos por un período de tiempo, la atención de los enemigos iba a mantenerse en la Ciudad Mayor Jacques, mientras ellos tomaban ventaja de esto para irse, apuntando a la Provincia Andro.

Las habilidades de Cai’er no fueron perdidas, solo que ella parecía no usarlas mucho. Siempre manteniéndose detrás de Long Haochen, su cara se volvió pálida, visiblemente aterrada por la anterior masacre. Viendo este tipo de actitud de ella solo hizo que todos sintieran un dolor incluso más grande. No mucho tiempo atrás, la reina asesina, la Santa Hija de Samsara Cai’er, nunca mostró algo de miedo al masacrar demonios.