Tian Qing no lo aceptó, negando con su cabeza, “Ya no estoy lo suficientemente calificado para llevar esta armadura. Te la doy como un presenta para ti, hermano menor.”

Long Haochen le sonrió, “No, hermano mayor. ¿No me digas que crees que soy incapaz de ganar un set de Armadura Fundida de Mithril confiando en mi propia fuerza en nuestro Templo del Caballero?”

En un destello, Tian Qing comentó, “¡Cierto! Con tu fuerza, ganar una Armadura Fundida de Mithril no será un desafío. De ese modo será tu propio honor. Haochen, realmente es bueno que estés sano y a salvo. No estaré diciendo algo más sobre este asunto. No soy adecuado para actuar como tu hermano mayor. En el futuro, si necesitas cualquier ayuda de nuestro equipo, no importa lo alto que sea el peligro, no escatimaremos algún costo. Estaremos de pie con ustedes hombro con hombro. Entonces no continuaré molestándote.”

Después de decir esto, le dio otro saludo de caballero a toda el 64to Escuadrón Caza Demonios de grado comandante, girándose con una cara avergonzada. En realidad no tenía la cara para mantenerse aquí. Su culpabilidad no era algo que podía ser disipado en un tiempo tan corto, y Tian Qing secretamente prometió para él mismo que un día regresaría este favor, yendo tan lejos como para sacrificar su vida, si fuera necesario.

“Capitán, Cai’er, ella…” Wang Yuanyuan preguntó ansiosa.

Suspirando ligeramente, el agravio en los ojos de Long Haochen se volvieron obvio para todos, “Vamos a ir a una habitación para hablar acerca de eso” Cuando dijo estas palabras, se giró para asentirle a Cai’er, entonces llevándola adentro.

Las habitaciones en la sección de equipo no eran grandes, así que con siete personas en una habitación, estaba algo concurrido, y la atmosfera era realmente deprimente.

“¡Malditos demonios!” Sima Xian ferozmente golpeó la pared a su lado.

Escuchando a Long Haochen decirles acerca de lo qué ocurrió después de que todos se separaran, ellos se sintieron enrabiados, como uno podía bien imaginar. Cai’er estaba meramente manteniéndose cerca y escuchando, ocasionalmente dándole una mirada a Long Haochen, llena con vacilación y temiendo de los extraños.

“¡Puedes decirme quién es quien?” Como si no sintiera el agravio de los otros, Cai’er preguntó con curiosidad.

Después de perder sus memorias, ella aparentemente tuvo un poco de coraje, solamente estaba muy curiosa con respecto a todo.

Todos suprimieron sus propios sentimientos de dolor y dieron una introducción ellos mismos. Después de darles miradas serias, Cai’er se ocultó detrás de Long Haochen otra vez.

Un cambio apareció en el color de las mejillas de Long Haochen, volviéndose rojo profundo, y lentamente sacó algo de aire, “Mi cuerpo está fundamentalmente recuperado, así que vamos a discutir nuestro siguiente curso de acción. Cai’er perdió sus memorias, pero su fuerza incrementó. Es solo que con su actual temperamento, es difícil decir si ella será capaz de exhibir su fuerza. La abrumadora mayoría de las dieciséis misiones que tomamos esta vez ya fueron completadas, y las restantes tres consisten en asesinar al Dios Serpiente Diablo Andromalius, unas cien Serpientes Diablo regulares, y dos Medusas.

Basada en la información que conseguí de Yue Ye, el Dios Serpiente Diablo Andromalius está localizado al este de la Provincia Andro. Examiné el mapa, y encontré que la Provincia Andro está localizada en el norte de la Provincia Central, y bastante cerca de esta sección de equipo. Es cerca del norte de la frontera del continente, en la costa. Pero debido a que está más allá de la Alianza, no hay defensas muy fuertes. La misión más grande asignada para los demonios ahí es coger pescado de la costa, para acomodar su deficiencia en comida. A excepción para la misión de asesinar a Andromalius, por lo cual no tenemos una gran oportunidad de éxito, las otras dos misiones son bastante fáciles. Y además, Yue Ye dijo que Andromalius estaba buscando algo en los Pantanos Lúgubres en su territorio. Si los siete de nosotros podemos cercarlo ahí, deberíamos tener una oportunidad decente de asesinarlo.

Mi única preocupación es con respecto a la condición de Cai’er. Sus instintos todavía están ahí, pero su actitud… Es como todos ustedes acaban de ver.

Habiendo obtenido esta información con gran dificultad, definitivamente no podemos rendirnos tan fácil. La fuerza de Cai’er temporalmente no puede ser contada. Mientras que estamos completando la misión, posiblemente la dejaré mantenerse en la Torre de la Eternidad. Esto hará más difícil para nosotros asesinar a Andromalius. Por supuesto, la mejor situación sería tener a Cai’er recuperando sus memorias y recuperar sus habilidades de pelea. Después del cierra de nuestras misiones, la llevaré de regreso para tener una reunión con sus padres en el Paso de la Montaña Exorcista, la influencia de su familia le ayudará a recuperar algunas memorias.”

Han Yu mantuvo una voz baja, “Capitán, si no tenemos la ayuda de la Vice-capitana, temo que asesinar al Dios Serpiente Diablo será…”

Long Haochen continuó, “Si, la dificultad es alta, pero no es como si no hay buenas noticias para nosotros. Después de que la batalla contra Ah’Bao, mi nivel de cultivación había roto y ahora estoy en el séptimo paso. Podemos al menos completar las otras dos misiones, mientras que si podemos asesinar al Dios Serpiente Diablo o no, actuaremos de acuerdo a nuestras propias habilidades.

Reflexioné cuidadosamente durante los últimos pocos días, y originalmente planeé inmediatamente llevar a Cai’er de regreso a la Alianza. Pero luego, medité sobre eso y pensé que por Cai’er, quien ha entrenado por tantos años, quizás una batalla la ayudará a recuperar sus memorias incluso mejor. La protegeré bien, así que deberíamos dirigirnos a la Provincia Andro.”

Escuchando su explicación, todos no pudieron evitar asentir, llenos con una densa intención de pelea.

En la anterior batalla, cuando ellos fueron rodeados por los seis escuadrones Removedores de Cazadores de Demonios, podía decirse que Long Haochen salvó a los dos Escuadrones Caza Demonios por sí mismo, soportando la presión. Además, con el echo que Cai’er perdió sus memorias como resultado, ¿cómo podrían ellos sentirse bien? Todos se culpaban ellos mismos hasta alguna medida, y su odio hacia los demonios solo creció más profundo. Este gran odio solo podía ser aplacado con sangre.

Noticias vinieron del exterior de la sección de equipo: en el momento presente, la Ciudad Mayor Jacques estaba bajo extrema vigilancia, y patrullas parecían estar presentes en cada calle de la ciudad. Dos escuadrones Removedores de Cazadores de Demonios estaban manteniéndose detrás para proteger el interior de la ciudad. No solo eso, sino que incluso en el exterior de la ciudad, una gran cantidad de soldados cabalgando estaban manteniendo su guardia, buscando por sus rastros. En el momento del retorno de Long Haochen y Cai’er, aunque ellos no se encontraron con problemas, ellos habían evitado varias patrulla para conseguir regresar.

……

Anochecer. Tomando ventaja de la noche, un grupo de personas salieron de un pequeño restaurante. Cada uno de ellos estaba llevando largas capas, y el único liderándolos era Long Haochen, llevando su Gloriosa Armadura Santa.

Ellos no dejaron la Ciudad Mayor Jacques a través de algún pasaje secreto, sino que salieron de la sección de equipo al caer la noche.

Actualmente todos estaba disfrazados como demonios, con sus ojos púrpura. Enteramente en la forma de Demonios Lunas, el único aspecto especial en ellos era que todos estaban rodeados por una intención asesina muy gruesa.

Decidiendo una dirección, Long Haochen dijo en voz baja, “De acuerdo al mapa dibujado por las personas de la sección de equipo, el sede del gobierno debería estar en esa dirección. Vamos.”

Actualmente, toda la Provincia Jacques estaba en alerta alta, así que si los siete de ellos fueran a tratar de irse tranquilamente, ellos muy posiblemente serían encontrados, e inevitablemente perseguido por los enemigos. El plan de Long Haochen era muy simple. Consistía en lanzar un ataque sorpresa a la sede de gobierno localizada en la Ciudad Mayor Jacques, para extender el caos en la ciudad, y causar que los demonios manteniéndose afuera entren a la ciudad, permitiéndoles irse más suave.

Esto era indudablemente un movimiento peligroso, pero con la existencia de la Torre de la Eternidad, la cantidad de peligro era insignificante.

Y además, aunque dos o incluso más escuadrones Removedores de Cazadores de Demonios estuvieran presentes en la ciudad, ellos no podían inmediatamente aparecer, y todo lo que ellos necesitaban hacer era lanzar un ataque antes de retirarse, y no enredarse en batallas.

El grupo de los siete rápidamente avanzó hacia la residencia oficial, pero después de solo pasar a través de una calle, ellos se encontraron con una patrulla de Demonios Jacques.

Un grupo de veinte Demonios Jacques bloquearon su camino, su camino, “¿Quiénes son? ¡Sáquense las capuchas cubriendo sus cabezas!”

Long Haochen lentamente levantó su cabeza, dos gruesos y glaciales brillos salieron disparados desde sus ojos, “Demonios Luna trabajando. ¿Estás buscando morir?” Con un movimiento de su mano, reveló su insignia de Vizconde Demonio Luna.

Mirado por sus ojos demonio púrpura, el Demonio Jacques inmediatamente se tropezó varios pasos, apresurándose a volverse respetuoso, “Así que eran señores del clan Demonio Luna. Mis disculpas.”

Dándole un frío resoplido, Long Haochen mostró la excesiva arrogancia de los Demonios Luna. Sin prestar la más mínima atención a estos Demonios Jacques, lideró a sus compañeros y continuó hacia adelante.

Las defensas adentro de la Ciudad Mayor Jacques verdaderamente eran muy gruesas. La distancia de la sección de equipa a la residencia oficial no podía ser llamada larga, pero en su camino, se encontraron cinco patrullas. Sin embargo, confiando en su disfraz como Demonios Lunas, ellos no se encontraron con algún obstáculo. Su insignia de vizconde y el parecido a un Demonio Luna de Long Haochen, debido a su hermosa apariencia, probaron ser de gran valor.

En la distancia, la sede de gobierno llegó a la vista. Comparado a las residencias oficiales en las ciudades de la Alianza del Templo, este lugar solo podía ser descrito con las palabras, simple y crudo. Solo tenía dos pisos, todavía ocupando un área bastante grande. La construcción parecía de un diseño pasado de modo, y muchas áreas fueron dañadas, con rastros de un parcheado mal aplicado.

Long Haochen trajo a sus compañeros a una esquina oscura en un callejón, y le dio una señal de ojo a Lin Xin, mientras tanto, su cuerpo destelló con un brillo dorado de luz. Yating apareció a su lado sin un sonido. Ella había recuperado su fuerza junto con Long Haochen, y estaba naturalmente recuperada completamente.

Long Haochen le asintió a Lin Xin, “Estén preparados, y cuando los hechizos de Yating comiencen, activa los tuyos también.”

Lin Xin asintió, revelando una mirada llena de emoción, contando incluso con algo de crueldad. Con un movimiento de su mano, un pergamino mágico apareció en su mano.

Yating levantó su bastón, cantando melodiosamente. Estando en el centro del grupo de Long Haochen, ella trató de oscurecer el resplandor dorado de su cuerpo tanto como fuera posible.

El encantamiento de Yating fue melodioso y efectivo, y la esencia de luz extendiéndose de ella creció más y más densa, mientras la masiva aura de luz gradualmente se volvió imposible de ocultar, extendiéndose hacia afuera.

La sede de gobierno gradualmente mostró algo de movimiento. ¿Cómo podrían ellos no prestar atención a esta densa esencia de luz? Pasos apresurados comenzaron a sonar, y rápidamente, una patrulla apareció en la linea de visión de Long Haochen.

“¿Qué están haciendo todos aquí?” Un Demonio Jacques rápidamente corrió hacia el grupo de Long Haochen.

Con una mirada fría, Long Haochen dio la orden, “No dejen a nadie vivo.”