Sin embargo, esta armada de demonio estaba realmente bien entrenada. Cuando repentinamente fue objetivo de semejante ataque, ellos todavía no mostraron algún signo de pánico. Todos los Demonios Infierno se juntaron, protegidos particularmente por todos los Osos Demoníacos, haciendo sus emparejamientos un buen partido. Los Demonios Berserker y los Desalmados también mostraron respuestas desde sus propios lados. Más precisamente, una mitad de los Desalmados volaron hacia el cielo, interceptando las rocas cayendo desde el cielo. Al menos con su acto de aplastar las rocas en pedazos, su volumen disminuyó.

También, otra porción de los demonios se dirigieron a la ofensiva, directamente volando a los dos lados, a una velocidad muy rápida.

Sin duda, era Wang Yuanyuan y Sima Xian que aparecieron a los dos lados. Ellos encontraron muy difícil encontrar una localización tan adecuada para moverse.

Long Haochen no se preocupó por su seguridad en absoluto. Todos habían peleado con los demonios por mucho tiempo, obviamente ellos sabían que hacer. La Cordillera del Demonio Resistiendo era el mejor lugar posible para ocultarse, confiando en sus estufas espirituales, equipamientos y habilidades. SI los demonios querían emboscarlos, las cosas serían más fácil decir que hacer. Por retirarse justo después de los momentos de acción, ellos no le darían al enemigo alguna oportunidad de rodearlos. Long Haochen también tomó ventaja de la oportunidad y cerró la pequeña brecha detrás. Rápidamente invocando a los cuatro guardias santos juntos, explicándoles la situación ante sus ojos al igual que su objetivo.

“Intentaremos lo mejor para hacer a los enemigos sobresaliente, mientras retrasamos su avance.”

Entre los cuatro guardias santos, los tres últimos del rango todos veían al Noveno Guardia Santo, quien los miró de regreso a los otros tres guardias santos, antes de mirar a Long Haochen, “Maestro, ¿qué nivel de importancia deberemos atribuimos a la tarea de retrasar o asesinar a los enemigos?”

Long Haochen replicó sin vacilación, “Muy, muy importante.” El Noveno Guardia Santo asintió en respuesta, antes de mirar a los otros tres guardias santos, diciendo en voz grave, “Entonces por favor déjenme pedir prestada sus fuerzas.”

Entonces miró a Long Haochen una vez más, “Maestro, esta vez, después de ayudarte a resolver este asunto, necesitaremos mantenernos dormidos por más de un mes, para recuperarnos del consumo de fuerza de alma.”

Long Haochen tuvo una gran sorpresa. Justo cuando quería preguntar acerca de eso, los otros tres guardias santos comenzaron a hablar en un tipo de lenguaje especial. Sus movimientos fueron muy organizados. Tan pronto como ellos comenzaron a rodear al Noveno Guardia Santo, sus cuerpos temblaron violentamente, entonces el fuego de alma en sus ojos comenzó a pulsar intensamente.

Con un asombro, Long Haochen vio un cremoso color blanco separándose de sus ojos y transfiriéndose al cuerpo del Noveno Guardia Santo.

El aura de los tres guardias santos se debilitó a una alarmante velocidad, pero a la inversa, el cuerpo del Noveno Guardia Santo creció a una velocidad monstruosa, casi tomando un mero instante para romper a través del pico del séptimo paso al octavo paso, sin detenerse.

Esto es…

Después de un corto tiempo de asombro, Long Haochen se dio cuenta de que los tres Grandes Guardias Santos estaban transfiriendo su fuerza de alma al Noveno Guardia Santo.

Y esa no era una ordinaria fuerza de alma, sino la fuerza de alma de su precisa raíz. De otro modo, ¿por qué ellos se debilitarían en tal medida?

Swish-

Un Brillo rojo de luz tomó la iniciativa para regresar a la Melodía de Luz. Ese era el Duodécimo Guardia Santo. Long Haochen inmediatamente perdió de vista su existencia. Parecía ser como dijo, entró en un profundo sueño. El Undécimo Guardia Santo duró solo un poco más que el Duodécimo, y entonces el Décimo le siguió.

Toda la transferencia les tomó solo diez segundo y nada más. Cuando los tres Grandes Guardias Santos desaparecieron todos, la mirada de Long Haochen se encontró para su asombro que el Noveno Guardia Santo había sufrido un cambio capaz de separar el cielo. Su cuerpo era del mismo tamaño, pero el fuego de alma naranja pulsando en sus ojos había adquirido un tenue brillo dorado. Mientras tanto, los huesos blanco leche parecieron haber ganado un brillo llameante. Justo después de asentirle a Long Haochen, su cuerpo flotó, enfrentando la dirección del pico de la montaña a su lado. Desapareciendo en un parpadeo, dejó a Long Haochen solo un mensaje antes de eso. Que estaría contra estos demonios, y le prevendría de cubrir el área entre estas dos colinas.

Aunque no tenía idea de lo que el Noveno Guardia Santo estaba planeando, Long Haochen tenía absoluta creencia en la lealtad de este guardia santo. Además, la acción del Noveno Guardia Santo de sacar el apoyo de de la fuerza de alma de los otros tres guardia santos no podía posiblemente ser una técnica común. En un destello de luz, Long Haochen invocó a Yating a su lado. Mientras tanto, las rocas cayendo terminaron de caer del cielo, y Sima Xian al igual que Wang Yuanyuan ya se retiraron. Después de encontrarse acerca de la desaparición del peligro, este ejercito de demonio estaba destinado a continuar avanzando. Para ellos, esto era nada más que haber sido cogidos por la Alianza del Templo. Pero desde que ellos ya estaban tan profundo en la Cordillera del Demonio Resistiendo, ellos no podían retirarse como si nada ocurriera. Después de todo, incluso si estas élites no podían sorprender al Paso de la Montaña Exorcista con su ataque, la Alianza definitivamente no sería capaz de bloquear su avance fácilmente.

Era por esta razón que Long Haochen quería retrasarlos, y por eso, tenía que hacer que estos demonios sintieran que estaban bajo amenaza. Solo de este modo sería capaz de forzarlos a una formación defensiva. Después de intercambiar unas simples palabras con Yating, Long Haochen desapareció en un destello, aparecieron detrás de Yating. Colocando sus manos en su espalda, vertió su extremadamente pura energía espiritual del elemento luz en su cuerpo.

Este era Mundo Brillante, una habilidad que no solo Yating podía utilizar, sino también Long Haochen. Long Haochen era un caballero, no un mago, y aunque era capaz de usar magia de luz, la mayoría de ella era orientada al apoyo. Incluso si esto podía ser usada en batalla, solo sería magia apuntando a influenciar en él mismo, y no podía ser de ataques de largo alcance. De otro modo, ¿no serían los caballeros solo ser fuertes en cada era?

Pero Yating no era lo mismo. Siendo un hada de luz, ella era un mago de luz por los cuatro costados. Su afinidad con la luz estaba más allá de sobrepasar al de los magos humanos. Y de la gran cantidad de vitalidad que absorbió del Paraíso Ilusorio, más su fusión con la Santa Estufa Espiritual de Long Haochen, Yating ya evolucionó cerca al nivel de una hada avanzada. Su fuerza continuó incrementando junto con la cultivación de Long Haochen, debido a que ella vivía en las cavidades espirituales de Long Haochen.

Y ella también podía ser llamada la mitad de la razón de la velocidad de la cultivación de Long Haochen.

Justo como Yating alcanzó el séptimo paso de cultivación debido a la ayuda de Long Haochen, su habilidad de condensar esencia de luz fue a un nivel totalmente nuevo.

Lentamente levantando su bastón, ella causó que los alrededores se iluminaran. Cantos resonantes fueron dejados salir desde su boca, como una música despreocupada y relajada.

Las fluctuaciones de las energías espirituales de Long Haochen y Yating rápidamente ganaron en intensidad. Sus ojos dorados también se volvieron más y más brillantes, las cuatro alas en su espalda se extendieron. En este momento, él no tenía una necesidad más de ocultarse. Sus alas espirituales y las de Yating ligeramente aletearon, y en este estado, su velocidad de absorción de la esencia de luz alcanzó un nivel colosal.

¿Cómo podría la reunión de una incomparable cantidad de intensa esencia de luz no atraer la atención de los demonios? Casi inmediatamente, los Mensajeros y Enviados en el cielo descubrieron la actividad pasando ahí.

Los Enviados dejaron salir agudos siseos como advertencia, e inmediatamente, un grupo de veinte Grandes Desalmados liderados por un Comandante Desalmado del octavo paso vinieron volando en su dirección.

Con un Comandante Desalmado del octavo paso como comandante, el grupo de Grandes Desalmados del quinto paso no eran más débiles que el uno que el grupo de Long Haochen se encontró en la Caverna Desolado Silbar, y además, ellos tenían plenamente espacio para conseguir refuerzos.

Las acciones del enemigo fueron naturalmente percibidas por Long Haochen, pero no mostró la más mínima reacción. Permaneciendo desatento para el enemigo, vertió su energía espiritual al cuerpo de Yating. Ahora, lo que tenía que hacer era hacer todo para apoyar a Yating a completar este hechizo.

La actual Yating parecía etérea, como un pozo sin fondo, e incluso Long Haochen estaba totalmente inconsciente de para que era su encantamiento en lenguaje hada. Pero estaba seguro que este era un hechizo que Yating nunca había usado antes. Mientras por su nivel de poder, no había modo de saber antes de que Yating lo completara. Pero su confianza hacia los guardias santos al igual que ella era absoluto.

La localización de Long Haochen era de más de dos mil metros de distancia de la Armada de Desalmados. Aunque esta no era una distancia muy cercana, los Desalmados volando no necesitaron mucho tiempo para cubrirla.

Y además, los Desalmados no eral los únicos viniendo volando. Ellos fueron seguidos por un Mensajero Demonio, para restringir a Long Haochen.

Después de todo, Long Haochen estaba al nivel del suelo. A diferencia de Wang Yuanyuan y Sima Xian quienes tuvieron un realmente fácil escape en la cima de la montaña, y solo tenían que perforar a través de las rocas en su camino mientras pedían prestado poder de sus alas espiritual para hacerles muy difícil de perseguir. La velocidad de los Mensajeros Demonio era también limitada.

Visiblemente, el enemigo ya había conseguido acercarse bastante. Long Haochen estrechó sus ojos, mostrando las cualidades de un Caballero Templario al igual que la calma de un Capitán de un Escuadrón Caza Demonios.

En este preciso momento, en los sentidos de Long Haochen la localización de cada demonio apareció muy claramente. Incluso el camino que estaban preparados para atacar pareció muy claro para él.

Mientras levantaba sus dos manos concentrado el poder de Cuerpo Brillante, un denso brillo naranja salió de él, casi instantáneamente cubriendo a Yating y a él en su radio. Esa era la poderosa habilidad defensiva de los Caballero Guardianes, Muro de Escudo.

A pesar de ser la misma habilidad, la defensa de esta vez no era la misma que en el momento que Long Haochen la usó por primera vez en los Pantanos de Melancolía. El tiempo que ellos estuvieron ahí, tenía que proteger a todo el equipo, pero ahora, a los únicos que tenía que defender era a Yating y a él mismo.

El escudo naranja pareció aparecer solo en dos lados, justo como un inmenso caparazón, protegiéndolos a los dos de ellos. Un lustre naranja salió de su centro, y su uno mirara a lo lejos, sentiría que el actual Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna se sentía como si un color naranja estuviera incrustado adentro.

Los primeros ataques no fueron de los Desalmados, sino de la mucosa del mensajero Demonio. Llevando un fuerte hedor de mucosa verde a gran escala, el cual rápidamente cubrió un rango de mil metros.

Anuncios