Después de entrar a la cueva, Andromalius vio que la luz alrededor se atenuó, todavía podía claramente sentir que las profundidades de la cueva contenían una tenue luz.

Pero el origen de esta luz no era el asunto actualmente plagando la mente de Andromalius. Quería tomar la píldora interna del Rey Boa del Bosque de regreso. Sufrió graves heridas, hasta el punto de que sin esta píldora interna, dejando solo su fuerza, incluso recuperarse completamente sería imposible para él. Esta era la razón por la que no tenía más opción que ser engañado por el Rey Boa del Bosque por su ataque final.

Antes de entrar en las profundidades de la cueva, las dos figuras se detuvieron; en el momento que Andromalius vio que la figura verde en realidad era un esqueleto con llamas en sus ojos, no pudo evitar asombrarse. Al lado del esqueleto verde estaba Yating, brillando con una luz deslumbrante.

Mencionándolo, parecía bastante coincidencia que Yating y el Undécimo Guardia Santo tuvieran seis alas en sus espaldas. Cuando se paraban juntos, ellos daban la sensación de hacer un buen partido. Sin embargo, el aura alrededor de sus cuerpos no era excesivamente poderosa, lo cual hizo que Andromalius se relajara. Con una sola mirada, encontró la píldora interna en las manos de Yating.

“Regrésenlo. Sus cadáveres entonces serán dejados intactos.” Andromalius dejó salir un fiero grito, mientras la sangre roja oscura continuaba goteando desde su espalda.

Yating se mofó, levantando su mano, apuntó una raya blanca de luz en Andromalius.

Él intentó bloquearla, pero esa suave luz blanca no tenía usos ofensivos, y en consecuencia, no podía ser bloqueada en su camino. El Dios Demonio Serpiente Diablo solo sintió como si estuviera ligado por algo, e inconscientemente se giró, encontrándose a dos figuras doradas de pie ahí. Mientras tanto, la gran cola de Haoyue mantuvo la entrada sellada completamente.

En términos de tamaño, Andromalius era mucho más pequeño que Haoyue sin usar el Dios Demonio Transformado. Aunque su tamaño era de más de cinco metros, todavía era capaz de moverse sin obstáculos en esta cueva la cual tenía un diámetro de tres metros. Pero la extremadamente grande constitución de Haoyue era incapaz de entrar, así que bloquear la entrada era visiblemente el mejor deber para él.

La razón por la que Long Haochen llevó al Dios Demonio Serpiente Diablo adentro de la cueva para moverse contra él era muy simple; era mantener a Andromalius lejos de su pilar dios demonio.

Long Haochen claramente vio la amplificación que un pilar dios demonio era capaz de otorgar a un dios demonio. Su masiva utilidad le permitía a Andromalius quien todavía estaba en el octavo paso asesinar al Rey Boa del Bosque en el noveno paso. De esto, uno podía imaginar bien el terror de esta amplificación. Aunque Long Haochen suponía que el Dios Demonio Serpiente ya agotó su habilidad, no se atrevió a tomar una apuesta, no podía afrontarlo. Por esta razón, atrajo a Andromalius aquí muy prudentemente, así que él no conseguiría acercarse a su pilar. Aunque la distancia no podía ser considerada muy amplia, todavía era mucho mejor que pelear con él al lado de su pilar dios demonio.

Andromalius vio a través del plan de Long Haochen en una sola mirada, alcanzando sus propias conclusiones. Este joven humano llevando armadura parecía solo estar en el séptimo paso de cultivación en los sentidos de Andromalius, pero por alguna razón, la primera vez que vio a Long Haochen sintió como si su corazón fuera sometido a un gran dolor, signo de una premonición ominosa.

Habiendo caído en peligro de perseguir una ganancia reducida, y debido a haber usado toda su fuerza en asesinar al Rey Boa del Bosque, no esperó encontrarse a humanos aquí. Y este debería ser un caballero humano. El elemento luz resplandeciendo sobre Long Haochen era realmente pura. En este momento, Long Haochen no mostró reservaciones, con su mano izquierda sostuvo a Luz Ondulante, y el Aria de la Diosa de Luz con su mano derecha. Apuntándolas hacia el suelo, fríamente mirando a Andromalius. Una aguda intención de espada fue ligeramente discernible alrededor de él. Aunque Long Haochen permaneció todavía calmado, Andromalius se sintió intranquilo y nervioso, como si Long Haochen fuera él mismo una espada muy aguda. Estaba completamente seguro de que este filo no era algo que su energía espiritual externa pudiera bloquear.

Si esto fuera antes de que fuera herido, Andromalius incluso no consideraría a Long Haochen como una amenaza. En su vista, un enemigo con este tipo de nivel de cultivación podía ser aplastado con solo la abrumadora dominación de su energía espiritual, pero su actual situación no era la misma. Su herida era fatal, y era incapaz de usar el Dios Demonio Transformado. Esto reducía su actual fuerza a un sexto de lo que debería ser, así que cuando se confrontaba a semejante caballero humano, ¿cómo podía no ser sujeto de una masiva presión?

“Humano, ¿cómo puedes estar ahí?” Andromalius sabía que su pregunta podía sentirse pueril, pero no pudo evitar preguntarlo. Esto era solo demasiado extraño. No detecto el más mínimo indicio de él a través de sus sentidos, además de que el tiempo de aparición de este humano fue solo demasiado bueno.

Long Haochen mostró una sonrisa indiferente, “Hola, Dios Demonio Serpiente Diablo Andromalius. Si dijera que esto fue el destino, ¿lo creerías? En realidad, es debido a la suerte, o quizás debería decir que es un regalo del cielo, para nosotros haberte encontrado en el momento de tu pelea contra el Rey Boa del Bosque. En este momento de este día, esta va a ser tu tumba.”

Mientras hablaba, Long Haochen no le daría a Andromalius el tiempo para curar sus heridas. Su pie izquierdo tomó un paso hacia adelante, y el Aria de la Diosa de la Luz en su mano golpeó contra Andromalius.

Una intención de espada como el vacío abruptamente se condensó. A diferencia del tiempo en que peleó contra Ah’Bao, no apareció tan profunda como la nada, pero ampliamente se extendió, presionando hacia adelante con un porte tiránico.

Cortando las montañas en el camino, secando el agua en el camino. Estos eran los principios detrás de la intención de espada en el golpe de Long Haochen.

La mano de Andromalius incluso estaba desprovista de un arma, ya que sus dos lanzas serpientes que perforaron a través de la cabeza del Rey Boa del Bosque todavía estaban en su cadáver.

Con un rugido suave, Andromalius ondeó su puño derecho hacia adelante, dejando salir una fuerte explosión en espiral del elemento oscuro, lo cual se volvió en un tipo de agujero negro, golpeando con poderosas fluctuaciones del elemento oscuro mientras apuntaba directamente a Long Haochen.

En este momento, hablar más no tendría sentido. Asesinar al enemigo era el único camino de salida, así que Andromalius escogió tomar el riesgo.

Pero justo en este momento, en su espalda, un agudo ataque vino, perforando la herida que tuvo antes.

Ahora que Andromalius fue atraído debido a los efectos de Atracción de la Santa Estufa Espiritual, solo era capaz de apuntar a Long Haochen, sin alguna otra opción. Aun así, incluso si tenía la opción, todavía escogería apuntarle a este caballero, quien era la más grande amenaza para él.

Un bizarro ‘Pop’ sonó, y todo el cuerpo de Long Haochen estalló con luz brillante. Se retiró ligeramente, pero el remolino negro del puño de Andromalius fue cortado, y el cuerpo de Andromalius también se sacudió debido a eso. De esto, el estado débil de Andromalius una vez más fue confirmado.

El Décimo Guardia Santo atacó en un destello, apareciendo como una luz eléctrica verde estallando justo contra Andromalius. Su par de dagas lograron completamente cortar las alas dañadas en la espalda de Andromalius.

El Duodécimo Guardia Santo mostró una maestría extrema, no solo cortando esa ala, sino también perforando a través de algunas gruesas venas en su espalda. Por un momento, en la espalda de Andromalius, sangre roja oscura comenzó a salir como una fuente.

Long Haochen se retiró solo ligeramente, y su ataque inmediatamente continuó. Con un golpe pesado y un saltó llegó la Condenatoria Espada Rotatoria.

Su estrategia consistía en abrumar a Andromalius, sin darle la más mínima oportunidad. En el momento que lanzó este golpe, el ataque del Décimo Guardia Santo siguió a continuación una vez más, apuntando a la espalda de Andromalius. Su técnica era similar a la de Long Haochen, pero sin pedir prestada la fuerza del enemigo. Esta era la Danza del Viento que usó anteriormente para disponer de las Medusas.

No solo eso, sino que algo de luz estelar dorada comenzó a juntarse, formando una brillante lanza. Disparada desde atrás, apuntando al cuello de Andromalius.

La masiva amenaza despertó las capacidades latentes de Andromalius, dejándolas completamente estallar. Aunque estaba seriamente herido, después de todo era uno de los setenta y dos dioses demonios, y naturalmente tenía un fuerte deseo de supervivencia. Él ya pensó profundamente, y llegó a la conclusión que escapar era su único camino, que no podía permitirse codiciar el tesoro residiendo aquí algo más. Mientras lograra escapar, con tantos de sus subordinados afuera, él quizás tendría la oportunidad de volver. Si estos enemigos realmente lo detenían aquí, entonces quizás nunca sería capaz de salir.

Si uno miraba cuidadosamente, encontraría que esta barrera cubriéndolo parecía muy cercana a los diseños en el pilar dios demonio.

Los ataques en el grupo de tres de Long Haochen cayeron en esta barrera, y llevaron una increíble cantidad de fluctuaciones de energía espiritual, pero fue dejado sin modo para atravesarla. Sentía como si ellos estuvieran atacando directamente el pilar dios demonio.

El pilar dios demonio afuera parecía sentir la crisis de Andromalius, y comenzó a sacudirse ligeramente. Un resplandor rojo oscuro entonces brotó de él, moviéndose como una flecha hacia Haoyue quien estaba protegiendo la cueva.

Sin duda, este resplandor rojo oscura estaba aquí para rescatar a Andromalius, y era su última carta trampa salva vida. En caso de que lograra combinarse con este brillo rojo oscuro, conseguiría se absorbido por la luz para ser sellado adentro del pilar dios demonio. Aunque esto lo sellaría por al menos tres años, al menos continuaría viviendo.

Si el enemigo fuera solo el grupo de Long Haochen, quizás Andromalius podría tener su camino con ellos, pero para su infortunio, Haoyue también estaba presente, el Haoyue que incluso el Emperador Dios Demonio temía.

En frente del resplandor dejado salir por el pilar dios demonio, las cinco grandes cabezas de Haoyue fueron repentinamente levantadas, y sus ojos brillaron con un resplandor similar. Era una mirada bastante bizarra, conteniendo odio, melancolía e incluso más rabia y tristeza.

Sus cinco grandes cabezas fueron levantadas y dejaron salir rugidos de ira. Todos sus ojos se volvieron de color purpura, con una capa de luz purpura ondeando alrededor del cuerpo de Haoyue. En este punto, su grandeza y poder se elevaron a la medida que se asemejaba a un sobreaño controlando todas las criaturas en este mundo.