Con un ‘Peng’, Andromalius fue fieramente enviado lejos. Mientras fue disparado, empapado en sangre, uno podía claramente escuchar los sonidos de los huesos rompiéndose en su cuerpo.

Dada su identidad como el Dios Demonio Serpiente Diablo, Andromalius era extremadamente flexible y resistente. Con el nivel extremo alcanzado por su energía espiritual externa, era capaz de contrarrestar la mayoría del poder en el ataque. Sin embargo, uno no debería olvidar que ya estaba herido, y no estaba en el estado Dios Demonio Transformado. ¿Cómo podría una bestia mágica del décimo paso ser tan fácil de manejar?

Los cambios verdaderamente ocurrieron solo demasiado rápido. Como dice el dicho, un ciempiés muere, pero nunca cae. Aunque el Rey Boa de Bosque ya estaba herido fatalmente, estaba lleno con amargo odio hacia Andromalius. Finalmente guardó un poco de su fuerza vital oculta, e incluso dañó sus conexiones con su píldora interna solo por el bien de engañar a Andromalius, y finalmente lanzó un golpe fatal en él. Después de que esto fue hecho, su alma finalmente se fue al otro lado, y asombrosamente, su masivo cuerpo no se hundió en los pantanos.

Justo como Andromalius no esperó eso, el Long Haochen observando no esperó eso tampoco. Originalmente estaba preparado para moverse, pero viendo esa escena, detuvo sus pasos, listo para comenzar a planear su siguiente movimiento.

Estos dos zorros astutos terminaron en destrucción mutua. Para sus compañeros y él mismo, este era el mejor resultado posible.

En un coro momento, Long Haochen ya llegó a una decisión, indicándole al cercano Décimo Guardia santo quien se volvió una luz verde, y sin ir a perseguir al gravemente herido Serpiente Diablo Andromalius, corrió adentro de la cueva, cuyo interior estaba ligeramente brillando.

Esto fue hecho por el bien de asegurar el camino. Long Haochen ahora iba a disponer de Andromalius del mismo modo que el dispuso del Rey Boa del Bosque.

Andromalius terminó siendo atrapado en la última pelea del Rey Boa del Bosque. Este golpe lo envió a varios cientos de metros de distancias, con sangre fluyendo continuamente fuera de su boca. Una de sus alas fue dañada, y la sangre roja oscura estaba extendiéndose por todo su cuerpo, elevando una escena macabra.

Sin embargo, él era al final todavía un dios demonio, quien logró salvarse él mismo en el instante que fue atacado. Afortunadamente para él, él último ataque del Rey Boa del Bosque no era de su píldora interna, así que incluso aunque le infligió heridas graves, esa no era una herida fatal.

El golpe distante ocurrió en las vides encima de los pantanos, acompañado con un severo dolor, eso estuvo a punto de causar que cayera inconsciente. Nunca espero que el Rey Boa del Bosque planeara contra él incluso después de su muerte. Y su píldora interna salió volando lejos durante este grave ataque, y la envió rebotando de regreso después de colisionar contra unas vides, antes de caer en otro lado de los pantanos. Justo como el cuerpo del Rey Boa del Bosque, su píldora interna no se sumergió en los pantanos, sino que dejó salir una tenuemente discernible luz verde oscura.

En el momento en que su cuerpo sufrió un terrible e insoportable dolor, Andromalius vio un brillo verde dirigiéndose hacia la cueva. Su velocidad no era extremadamente rápida, así que en el momento que la notó, todavía estaba a cinco metros de distancia de la cueva.

“Argh.” Andromalius dejó salir un terrible grito de rabia. Incluso no vio claramente quien era ese enemigo, pero su cuerpo se elevó nuevamente, y saltó hacia la cueva con todas sus fuerzas.

Desde que la luz verde era pequeña, visiblemente no era una Boa del Bosque. Pero no importaba quien era, viendo que salía en un tiempo tan conveniente solo agravó la furia del Dios Demonio Serpiente Diablo.

Sin embargo, ese grito de rabia de Andromalius no estaba dirigido a ventilar su furia, sino para invocar a los hombres de su clan. Esto no era por cobardía, sino por precaución. Actualmente estaba seriamente herido, y naturalmente no podía dejar su guardia baja. Aunque no sentía alguna amenaza de aquellas fluctuaciones verdes de energía espiritual, todavía inmediatamente los invocó.

Mucha de su sangre rojo oscura estaba fugándose desde su cuerpo. En el momento en que se dirigió al interior de la caverna, todavía tenía algo de vacilación. Mientras tanto, un brillo de luz siguió a la figura verde a una velocidad extremadamente rápida, penetrando en la cueva y atrayendo en su camino a la píldora interna de ese Rey Boa del Bosque con un brillo blanco de luz, causando que Andromalius sea incapaz de mantener su calma.

Viendo su objetivo ser robado por exteriores, ¿cómo podría el Dios Demonio Serpiente Diablo soportar algo más?

Con un grito de rabia, inmediatamente fue tras la figura que entró en la cueva.

Al mismo tiempo que Andromalius entró en la cueva, algunas figuras aparecieron en la densa niebla. Las Serpientes Diablo claramente estaba en una situación difícil, de la emboscada de las Boas del Bosque y el ataque de Long Haochen, sus números disminuyeron. Escuchando la invocación del Dios Demonio Serpiente Diablo, ellos se apresuraron a ir ahí, justo en ese momento para ver la espalda de Andromalius quien estaba desapareciendo en la cueva.

Un grupo de Serpientes Diablo se apresuraron a seguirlo, pero esta vez, otra figura dorada los persiguió desde muy cerca, entrando en la cueva.

Con un brillo purpura de luz, un gran monstruo apareció en la entrada de la cueva, completamente bloqueándola.

Resplandores amarillos de tierra sin ruido se extendieron bajo las Serpientes Diablo, cubriendo un amplio rango. En ese momento, las cansadas Serpientes Diablo sintieron sus colas sumergirse en el suelo, comenzando a un hundirse en los pantanos, ellas se pusieron pálidas del miedo. Aun así, para cuando se dieron cuenta fue demasiado tarde.

En el momento que ellas comenzaron a pelear para liberarse, los pantanos que cogieron sus colas ya se endurecieron, cambiando de su anterior estado suave y flexible a un estado incomparablemente duro. Ligeramente, su superficie parecía dejar salir un brillo de gema, dejando salir una densa frialdad, que causó que ellos se entumecieran.

Dos figuras sin hacer ruido aparecieron desde lejos. Ellas llevaban una gran capa, y de ellos se extendía luces de diferentes colores. Una era amarilla, y la otra era azul, símbolos del experto de tierra, el Noveno Guardia Santo, y el experto de hielo, el Undécimo Guardia Santo.

El Undécimo Guardia Santo deliberadamente se colocó ligeramente detrás del Noveno Guardia Santo. De esto uno podía ver que incluso si los dos eran guardias santos, sus posiciones eran todavía diferentes.

El Noveno Guardia Santo combinó la técnica Gravedad con la Condensación de Tierra a Roca, y el Undécimo Guardia Santo usó Región de Hielo, formando un hecho de dual de los elementos tierra y hielo.

Este hechizo podía ser llamado la forma de la fusión entre tres hechizos del séptimo paso, haciendo su poder tan grande como uno podía bien imaginar. Este desempeño también reflejó la brecha entre el noveno y el undécimo guardia santo. Ambos en el séptimo paso, pero en el mismo intervalo de tiempo, el Undécimo Guardia Santo logró usar solo un hechizo del séptimo paso, mientras el Noveno Guardia Santo logró usar dos. ¡Esto correspondía a la fuerza en el pico del séptimo paso! Entre todos los aliados de Long Haochen, el Noveno Guardia Santo era indudablemente el más fuerte.

En el momento que ellos fueron a la Torre de la Eternidad, la emboscada de Cai’er y el Noveno Guardia Santo sobrestimándolos ayudó a su victoria en un solo movimiento, pero en términos de fuerza, incluso Long Haochen con Haoyue no necesariamente ganaría contra este uno.

Contra estos tres poderosos hechizos del séptimo paso, aquellas ordinarias Serpientes Diablo delo quinto o sexto paso terminaron aprisionadas sin modo de salir.

La tierra floja de los pantanos era una cosa, ¿pero que si era congelada y transformada en roca? Liberarse de eso no era de algún modo fácil. Esto era solo posible al romper la roca, ¿pero cómo podía ser hecho sin herirse uno mismo? Además, a ellos incluso no se les fue dada la oportunidad para aplastar la roca, habiéndose congelado y las partes congeladas volviéndose en roca. Liberarse de eso no podía ser hecho en rápidamente.

Para las serpientes, el frío era uno de los depredadores más temidos. Al alcanzar el invierno, las serpientes irían a hibernar, debido a que ellas eran incapaces de producir suficiente calor de sus cuerpos para contrarrestar el frío. En esta situación de extremo frío, estas Serpientes Diablo estaban temblando y cayeron a la fuerza.

Entonces siguió el momento del desarrollo de los dos guardias santos.

Una piedra muy grande fue extraída desde el suelo y fue frenéticamente lanzada hacia las Serpientes Diablo, entonces Tormenta de Hielo y Nieve siguió a continuación.

En las batallas grupales, el poder asesino de los magos indudablemente era bastante aterrador.

Además, en el otro lado, protegiendo la entrada de la cueva estaba la masiva potencia Haoyue.

Después de que Haoyue bloqueara la entrara de la cueva, sus cinco grandes cabezas escupieron poderosos hechizos como cinco grandes cañones mágicos. La primera ronda llegó como un ataque sorpresa, y entonces siguieron hechizos de varios elementos.

Su control sobre cada atributo diferente claramente no era partido para los dos guardias santos. ¡Pero él tenía un agarre sobre cinco elementos diferentes! Cuando los cinco elementos fueron usados en diferentes momentos, su poder naturalmente variaría también. Por ejemplo, en el presente, Pequeño Verde, Pequeño Azul, y Pequeño Luz estaban mayormente enfocados en la batalla, mientras Pequeño Llama completamente abandonó el ataque para mantenerse en guardia y mirar sobre los alrededores. Mientras Pequeño Purpura se enfocó en absorber la gruesa niebla venenosa en el aire.

Uno podía decir que era como si siete magos del séptimo paso estuvieran confrontando a estas gravemente heridas Serpientes Diablo. Al mismo tiempo, cuando estas Serpientes Diablo fueron golpeada por estos hechizos, muchas figuras verdes comenzaron a ambular desde el bosque.

Con la muerte del Rey Boa del Bosque, las Serpientes Diablo indudablemente se volverían los enemigos mortales de las Boas del Bosque. Estas masivas Boas del Bosque estaban todas cubiertas de moretones, pero todavía regresaron para asesinarlas. Confiando en sus enormes tamaños para resistir el frío, ellas forzaron su carga. Desafiando a los terribles hechizos, ellas estaban acercándose para lanzar ataques suicidas contra las Serpientes Diablo.

Las Boas del Bosque eran pocas en cantidad, pero su tolerancia mágica excedía la de las Serpientes Diablo. En el momento que estas Boas del Bosque aparecieron, ellas estaban destinados a llevar una tragedia sobre las Serpientes Diablo.

La situación afuera ya estaba agarrada, ¿pero qué pasaba en el interior de la cueva?

Sin duda, el único quien llegó primero al interior de la cueva, y atrajo al Dios Demonio Serpiente Diablo Andromalius era naturalmente el Undécimo Guardia Santo. En ese momento, era debido a que Long Haochen le dio la orden de ir despacio intencionalmente que su velocidad de vuelo fue lenta, así que Andromalius lo vería entrar. De otro modo, ¿cómo podría tomar el cebo?

Desde que Andromalius y el Rey Boa del Bosque se destruyeron uno al otro mutuamente, esta situación era una excelente oportunidad para Long Haochen. ¡Esta era una oportunidad de oro! Sin embargo, era un testigo de la astucia de las dos grandes potencias, así que incluso si tenía la confianza en esta situación, todavía permaneció prudente mientras ejecutaba su maquinación contra Andromalius.

Justo como ellos habían visto en la anterior confrontación, esta cueva era muy importante. Aunque no sabía acerca del tesoro en el interior, dada cómo el Rey Boa del Bosque lo valoraba, ¿cómo podía ser carente? Incluso si Andromalius tenía algo de vacilación, la primera figura dorada habiendo agarrado la píldora interna del Rey Boa del Bosque, tenía que seguirla. Incluso si él estaba consciente de que esta era una trampa, tenía que forzarse él mismo a entrar a esta cueva, la figura dorada era Yating, quien usó Atracción de la Santa Estufa Espiritual.