El ataque de Cai’er verdaderamente no perforó a través de la armadura del caballero de mediana edad, pero solo falló por un margen muy pequeño. El caballero de mediana edad claramente llegó a sentir una fría sensación de gran peligro y tranquilidad mortal.

Si no hubiera inmediatamente vertido su energía espiritual en sus canales, esto habría directamente afectado su habilidad de pelea.

La presencia de Cai’er solo le dio una presión demasiado grande: esta era la primera vez que había conseguido sentir una intención asesina material de un asesino. En consecuencia, inmediatamente usó la técnica con la que era más eficiente usándola.

Enfrentado Estocada Relámpago en la forma de soles miniaturizados, Cai’er no se retiró. Su figura perecía cercana a una hebra humo verde. Parecía como si su cuerpo estuviera flotando ingrávidamente a través de los ataques de la Estocada Relámpago. Pero a pesar de lo rápido que era Estocada Relámpago, era incapaz de alcanzar su cuerpo. Viendo su paso a través de las brechas, cualquiera que recordaría el desempeño del pequeño cerdo McDull en la primera ronda notaría que el modo en que Cai’er esquivaba, era muy similar a la evasión de la lluvia de hielo del cerdo. La única diferencia era que los movimientos de Cai’er eran más agraciados y rápidos.

El caballero de mediana edad incluso sintió como si estuviera en frente de una mariposa danzando. Cuando el cuerpo de Cai’er apareció en frente de él otra vez, se enteró que su Brillante Golpe de Luz Solar con la Estocada Relámpago había perdido totalmente al objetivo.

Levantando su Santo Filtro de Escudo y parando con el retroceso del poder de su escudo, liberando cargas de energía espiritual. Vertiéndolas en su escudo de Nivel Glorioso, lanzó su habilidad adicional que multiplicó la eficiencia de su Santo Filtro de Escudo por tres, formando una perfecta protección en frente de él.

Sin embargo, justo en ese momento, la figura de Cai’er sin problemas desapareció completamente.

Era Invisibilidad.

Invisibilidad era una de las más importantes habilidades para un asesino del sexto paso, y Cai’er, habiendo justamente roto a través del sexto paso, naturalmente todavía no tuvo el tiempo para practicarla de cualquier modo. Aunque poseía el Anillo Hereditario de su abuelo, todavía necesitaba el tiempo para entrenar antes de usar una nueva habilidad. Esta vez, la invisibilidad se originó del efecto adicional de su muñequera.

Con un sentimiento de frio aterrador, una intensa apuñalada de dolor destellando a través de su espalda.

El caballero de mediana edad instantáneamente se giró, tratando de responder al ataque, pero ya fue demasiado tarde.

Mientras daba cada golpe, la figura de Cai’er apareció, solo para desvanecerse hasta su siguiente ataque. Su movimiento era justo como una danza artística, y bajo el ímpetu de sus alas espirituales, una tempestad de ataques surgió incesantemente, produciendo sonidos metálicos ensordecedores.

La habilidad suplementaria Penetración de la daga dorada fue realmente funcional, y aunque el caballero de mediana edad ya estaba defendiéndose con todo su poder, fue completamente incapaz de resistir el demoniaco desempeño de Cai’er. Desde el comienzo al final, incluso no tuvo la oportunidad de invocar a su montura.

“Suficiente, paren la pelea.” El llamado de Ling Xiao fue escuchado.

Con un mero destello, Cai’er ya estaba a diez metros de distancia del caballero, y la daga en su mano desapareció en consecuencia. Sus ojos regresaron a su estado normal, y la intención asesina ya no estaba.

El caballero de mediana edad parecía como un borracho. Balanceándose y tropezándose, meramente se mantuvo de pie. Con un destello dorado de luz, Ling Xiao apareció entre los dos, mirando al caballero de mediana edad, “Ella tuvo la oportunidad de matarte directamente al menos en siete ocasiones. Esta batalla es tu perdida.” El caballero replicó después de tomar un profundo respiro, “Ella… ¿Cómo podría ser tan rápida?” Su propia energía espiritual había alcanzado más de 7.500 unidades, pero en frente de los ataques de Cai’er, se sentía totalmente impotente. En el preciso comienzo de la batalla, podía solo seguir los movimientos de Cai’er, pero mientras el tiempo pasó, era solo capaz de ver sombras revolviéndose alrededor de él.

Ling Xiao calmadamente explicó, “Joven hombre, no perdiste injustamente. ¿No vistes que tu oponente no había usado una sola poderosa habilidad ofensiva desde el comienzo? Como un asesino del sexto paso, ¿realmente piensas que ella carecía de este tipo de habilidades?” El caballero jadeó en reacción a esto. Aun así, se enderezó y le dio a Cai’er un saludo de caballero, antes de irse tristemente. Con esto, Cai’er se volvió la primera persona para ser calificada para entrar al Santuario Ilusorio.

Ling Xiao miró a Cai’er, sus ojos llevaban un extraordinario esplendor. Claramente entendía que Cai’er no ganó basada en su habilidad o cultivación, sino debido a su técnica. En su modo ofensivo, Cai’er era como la corriente del agua, fluyendo ininterrumpidamente y lanzando oleadas de mercurio efectivamente causando que el oponente sea capaz de defenderse. Dado lo agudo de sus ataques, incluso una habilidad defendiendo todo el cuerpo de uno no habrá durado por mucho tiempo. Esto verdaderamente era como se esperaba de la Santa Hija de Samsara.

El partido terminó, y después de dos combates más Long Haochen entró al escenario.

Observando a la cercana Cai’er, Long Haochen se levantó. El entendimiento de Cai’er en la batalla verdaderamente causó que suspirara en admiración. Sus ataques torrenciales fueron adquiridos de sus batallas contra el esqueleto rojo, e incluso había cambiado la técnica original para adaptarla a sus necesidades.

Mientras enseñaba la habilidad de maestro a discípulo, la habilidad aprendida siempre sufriría una cierta variación. Esta variación resultaba del entendimiento y predisposiciones de uno.

Como por aquellas habilidades de tiempos ancestrales, Long Haochen y Cai’er eran exactamente los únicos que las entendían mejor.

El oponente de Long Haochen era una invocadora, pareciendo mayor de treinta años de edad. Viendo a Long Haochen ir al escenario, los ojos de Ling Xiao se iluminaron inmediatamente, y en el otro lado, Han Qian también se sentó firme. El desarrollo de Cai’er ya podía ser llamado nada más que impresionante, ¿pero qué pasaba con Long Haochen? La invocadora tenía más bien una apariencia promedio, pero viendo que su oponente era el guapo joven caballero de la batalla, sus ojos inmediatamente brillaron. Con una sonrisa, dijo, “Pequeño chico, por favor se indulgente conmigo.”

Long Haochen colocó su puño derecho en su pecho izquierdo, dándole un saludo estándar de caballero, “Por favor déjeme aprender de usted.”

Un partido envolviendo a un invocador y un caballero comenzaría con una distancia de cincuenta metros.

“Comienza la batalla.” Aunque la invocadora tenía una sonrisa en su cara, no mostró las más mínimas señales de restringirse. Liberando la luz azul de su largo bastón en su mano, cantó versos de encantamiento. La bola de cristal en su bastón irradió luz, y un hexágono color plateado rápidamente se elevó en frente de ella.

Houu. Con un rugido, un leopardo blanco nieve apareció en frente de ella en una posición vigilante. La invocadora lo montó, aun mirando fijamente en la dirección de Long Haochen. Estaba esperando para ver que montura invocaría. Sin embargo, para su sorpresa, Long Haochen no invocó a su montura, sino que solo cargó hacia ella con grandes pasos. ¿No invocará su montura? Los ojos de la invocadora destellaron con sorpresa, antes de que el leopardo blanco cargara rápidamente.

El leopardo blanco se movió a una velocidad extremadamente rápida. Abruptamente corriendo, justo como un relámpago blanco, acompañado con un canto rítmico de la invocadora.

Viendo la velocidad de ese leopardo blanco, Long Haochen no continuó cargando. Entendía claramente que su velocidad de carga no alcanzaría la del oponente, y en consecuencia simplemente se detuvo. Mientras miraba silenciosamente a esa chica, la Hada Elemental de Luz Yating apareció sobre su hombro, causando el silencio de asombro para todos los Cazadores de Demonios observando.

Después de dos evoluciones, Yating estaba lejos de su forma original como Hada Elemental. Flotando sobre el hombro de Long Haochen, aleteó sus cuatro alas dándole un sentimiento muy poderoso. El segundo hechizo de invocación de la invocadora fue completado, y con un bajo rugido, un inmenso oso flameante salió del manto de invocación. Sin vacilación, cargó directamente hacia Long Haochen.

Un Rabioso Oso Infierno era una bestia mágica del sexto paso, especializada en fuerza. Aunque generalmente las bestias mágicas del sexto paso eran solo equivalentes a vocaciones humanas del quinto paso, la fuerza de esta bestia excedía el poder completo de un guerrero del sexto paso. Después de invocar al Rabioso Oso Infierno, la invocadora claramente aligeró su respiración y desmontó de su leopardo blanco. Con la adición del Rabioso Oso Infierno, ella al menos no tendría miedo de ser derrotada en un solo lado en un ataque sorpresa por Long Haochen.

Long Haochen no se movió un solo paso de su lugar original. Con Lluvia Azul, Hibisco de Luz en su mano derecha y Brillante Disciplina en su mano izquierda, calmadamente miró al Rabioso Oso Infierno.

El Rabioso Oso Infierno era de más de tres metros de alto. Cargando hacia adelante con su par de inmensas garras a toda velocidad, estaba a punto de alcanzar a Long Haochen.

Verdaderamente merecía ser llamado la más poderosa bestia mágica del sexto paso, produciendo sonido de explosiones mientras sus garras pasaban a través del aire.

Justo en ese instante, Long Haochen se agachó ligeramente, estampando el suelo con su pie izquierdo. Rápidamente apuntando al lado derecho, saltó con tanta destreza como un leopardo.

Su siguiente movimiento parecía muy rápido, pero todavía permitiéndole escapar del ataque de la garra del Rabioso Oso Infierno por una fibra de su cabello.

Debido a su rápida velocidad, los ataques de Rabioso Oso Infierno fueron todos los más berserker.

Con un bang, las garras del oso despiadadamente aplastaron el suelo, justo en ese momento, Long Haochen llegó a su lado.

Nadie vio claramente cuando ocurrió, pero la Brillante Disciplina de Long Haochen ahora estaba apuntando hacia atrás, y antes que incluso el Rabioso Oso Infierno tuviera la oportunidad de levantarse, Brillante Disciplina despiadadamente perforó desde lo más bajo de su espalda. Mientras tanto, Long Haochen usó su propia muñeca sosteniendo la espada como un trampolín y saltó mientras Lluvia Azul, Hibisco de Luz brilló con una gloriosa luz dorada.

Ese resplandor fue completamente concentrado en la parte superior de la espada, ligeramente barriendo hacia el cuello del Rabioso Oso Infierno con una gran destreza.

Debido a que el Rabioso Oso Infierno fue perforado por Brillante Disciplina en su espalda, el violento dolor causó que elevara su cabeza, moviendo su cuello en un reflejo. A continuación, un grito de rabio siguió y abruptamente fue decapitado mientras su garganta fue cortada.

Rebotando con la punta de sus pies en la espalda del Rabioso Oso Infierno, Long Haochen aterrizó a cinco metros de distancia, y solo en este momento, el masivo cuerpo del Rabioso Oso Infierno cayó ruidosamente en el suelo, con su inmensa cabeza girando lejos.

En ese instante, todo el estadio estuvo en total silencio, y todos veían con expresiones anonadadas hacia Long Haochen.

Si el anterior ataque de Cai’er podía ser llamado totalmente indiscernible debido a su velocidad, justo ahora, los ataques de Long Haochen les dieron a ellos un gran shock.

Sin gastar el más mínimo movimiento, combinó cada movimiento desde el comienzo al final con perfecta fluidez, hasta el último ataque que asesinó a una bestia mágica con un solo mero golpe. Esa habilidad de asesinato fue incluso más rápida que el tiempo que necesitó la invocadora para activar el hechizo de invocación para este oso.

Para describir la ejecución de este ataque, la única palabra que podía ser usada era perfecto.

Si el ataque de Cai’er podría ser llamado tan rápido como un torrente mercurial, entonces el ataque de Long Haochen era solo imparable como una nube moviéndose.

Su técnica mostró el asombroso nivel de entendimiento de Long Haochen de las técnicas de batalla ancestrales. Su entendimiento de los patrones del esqueleto rojo era un camino por encima del de Cai’er. La razón no era que el entendimiento de Cai’er era peor que el suyo, sino debido a que los patrones de batalla del esqueleto rojo eran más cercanos al de un caballero que al de un asesino. Mientras que, por este último golpe, solo usó una versión comprimida de Brillante Golpe de Luz Solar vertido en Lluvia Azul, Hibisco de Luz, que fue hecha en un modo que también aprendió de ese esqueleto rojo. De otro modo, la gruesa carne del Rabioso Oso Infierno no habría sido tan fácil de cortar, incluso con la ayuda de Ondas de Luz.

“Solo admite la derrota.” Long Haochen dijo en la dirección de es invocadora que no logró completar su siguiente hechizo de invocación debido a la asombrosa escena.

“¿Cómo pudo terminar esto así?” La invocadora miró a Long Haochen con ojos aturdidos, su mirada se llenó con incredulidad.

El Rabioso Oso Infierno era su invocación más frecuente, así que entendía su fuerza mejor. Sin embargo, solo duró por dos segundos contra este joven caballero. En otras palabras, le tomó a Long Haochen solo dos segundos para asesinarlo.

Esto superaba por lejos la compresión de la invocadora. ¿Desde cuándo eran los caballeros tan abrumadores en términos de habilidades de batalla? Y, además, incluso no vio a Long Haochen usar alguna habilidad.

“No, absolutamente no admitiré la derrota. Incluso si no puedo ganar contra ti, no puedes cogerme así que mejor terminar como un empate.” La invocadora declaró obstinadamente.

Long Haochen suspiró para él mismo, ¿podría realmente no cogerla? Si hubiera sido antes de alcanzar el sexto paso, esta invocadora probablemente habría estado en lo cierto, pero ahora…

Una llamativa luz brillante irradió desde la espalda de Long Haochen e iluminó los alrededores mientras se esparcía. Seguido, con un aleteo de sus alas espirituales, Long Haochen fue propulsado como un relámpago en la dirección de la invocadora.

Desde que Cai’er podía acelerar con la ayuda de sus alas espirituales, ¿cómo podría Long Haochen no ser capaz de hacer lo mismo?

Sin embargo, esa invocadora verdaderamente era obstinada. Pareciendo haber anticipado que Long Haochen usaría la ayuda de sus alas espirituales para acelerar, inmediatamente desplegó su propio par de alas blanco puro al mismo tiempo que sus alas aparecieron. Ella las aleteó para ayudar a su pantera blanca acelerar incluso más, mientras él saltó a un lado.

Sin embargo, ella nunca esperó que Long Haochen no necesariamente correría hacia ella desde el frente.

Mientras un intenso brillo blanco corrió hacia adelante en un destello, la invocadora femenina sintió una masiva fuerza de atracción repentinamente apuntando hacia ella. La atracción previno que ella continuara sentada en el leopardo blanco. Con un grito de sorpresa, su cuerpo voló hacia la dirección contraria, solo para darle la bienvenida a las dos espadas de Long Haochen.

El rango de la habilidad de atracción de la Santo Estufa Espiritual se había alargado cincuenta metros con la segunda evolución de la Santa Estufa Espiritual Si fuera usada en el desierto, quizás la invocadora podría haber durado un poco más, pero esto era un estadio circular, haciendo extremadamente fácil para Long Haochen aproximarse hacia ella hasta cincuenta metros.

Las dos espadas golpearon los hombros de ella, arrastrando su túnica. Con un simple movimiento de Long Haochen llevó a la invocadora a un repentino alto.

“Disculpa, es mi victoria.”

La invocadora miró a Long Haochen con ira extrema, pero en las profundidades de sus ojos aparecieron trazos de miedo. ¿Este joven caballero realmente está solo en el sexto paso? ¿No es él solo demasiado fuerte?

            De hecho, la energía espiritual de la invocadora ya había alcanzado las 8.000 unidades, pero no tuvo el tiempo para sacar su más poderosa invocación antes de ser derrotada.

Long Haochen naturalmente no podía adivinar lo que ella estaba pensando. En sus pensamientos, el pensamiento más dominante giraba alrededor del Paraíso Ilusorio.

Agarrando las espadas en sus manos, Long Haochen miró en la dirección de sus compañeros, silenciosamente regocijándose, “Paraíso Ilusorio, estoy yendo.”