Long Haochen reveló una sonrisa y replicó, “Hermana, ¡no seas parcial contra él! En nuestro equipo, todos tienen un rol importante, y nadie es dispensable. Lo mismo va para Lin Xin.”

Li Xin estaba balanceándose, repentinamente pensando en algo, apresurándose para decir en una voz baja, “Oh, ¡lo siento Pequeño Hermano! No estaba tratando de abrir una brecha entre sus relaciones de equipo.”

Long Haochen sacudió su cabeza y replicó, “Hermana, solo estoy diciendo la verdad. Lo veras más tarde, si una situación real de peligro se elevara en la Caverna Desolado Silbar, la utilidad de Lin Xin será exhibida plenamente.”

En el momento presente, aparte de Long Haochen que tomó una Píldora de Gran Restauración, los otros todavía tenían que poner las píldoras que recibieron de Lin Xin para usarla. Chen Ying’er también usó un solo cristal mágico, que fue usado por la joya oculta que habían mantenido durante su batalla en el lado de la Caravana Yue Ye. Ella solo pondría semejantes preciosos recursos para usarlos solo cuando sea absolutamente necesario.

“Jefe, ¿deberíamos destruir los cuerpos que no pueden ser tomados con nosotros?” Sima Xian preguntó en voz alta al lado de Long Haochen.

Long Haochen pensó por un momento, antes de replicar, “No es necesario, extrae todos los cristales y apila los cadáveres. Tendré a Hao Yue encargándose de ellos con fuego más tarde.”

Lin Xin tuvo un estallido de creatividad, antes de arrojar los cadáveres de algunos Pájaros Demonios y Demonios Berserker. En la Provincia Nareiks, el ataque sorpresa contra la Caravana Yue Ye fue realmente desvergonzada, así que esta pequeña operación no les causaría sentir culpa. Mientras que, por el hecho de encargarse de los cadáveres con fuego, fue naturalmente para ocultar los rastros del campo de batalla. Los rastros de la batalla de los Cazadores de Demonios contra el Pájaro Demonio, el Demonio Berserker eran todos diferentes. Cuando se les prendió fuego juntos, ¿qué seria posiblemente capaz de decir que ocurrió?

Debido a que los Grandes Desalmados no consiguieron transmitir el mensaje, ellos podrían limpiar el campo de batalla calmadamente. Teniendo el Ojo Demoniaco de Han Yu explorando a través de los alrededores, en adición a los Ojos de la Verdad de Luc Xi que podían ser usados en un rango más pequeño, no se preocuparon sobre ser atacados furtivamente.

Media hora más tarde, todos fue prendido en llamas, y Long Haochen lideró a sus compañeros para comenzar su viaje, escalando la montaña en carne propia.

Esta vez, Long Haochen no había a Hao Yue irse todavía, desde que estaban a punto de alcanzar la Caverna Desolado Silbar, y teniéndolo a su lado sería de gran utilidad para Long Haochen. Hao Yue no era solo capaz de usar una formidable habilidad como Esencia del Desorden: lo más importante era su entendimiento mutuo con Long Haochen, que se originó directamente desde su conexión de sangre, que era algo que incluso Cai’er sería incapaz de comparar.

Escalar la montaña fue hecho con algo de emoción poco disimulada; debido a la utilidad que la Esencia del Desorden tenía, la batalla contra la Caballería del Gran Desalmado no fue demasiado desafiante, pero venía con segadores botines de guerra. Incluso el cuarto Escuadrón Caza Demonios de grado soldado obtenía muchos cristales mágicos, e incluso aunque no podían usarlos personalmente, todavía podrían intercambiar estos puntos de contribución.

Aunque la Caballería del Gran Desalmado y sus Caballos Pesadillas del Diablo estaban en el cuarto paso, formando duplas igualadas perfectamente, y eran incluso más fuertes que los Demonios Verde Oscuros de Espadas Dobles. En consecuencia, asesinar a un solo Gran Caballero Desalmado y su Caballo Pesadilla era recompensado con 15 puntos de contribución. Con la adición del Comandante Desalmado del sexto paso y su montura, esta batalla llevó a los dos equipos a un total de más de 1.000 puntos de contribución.

Además, junto con la experiencia de esta batalla, los dos Escuadrones Caza Demonios podría decirse que habían progresado en su fuerza como un todo, estando en términos de progreso individual o emparejados como equipos.

Casi todos los más altos rangos de la Alianza del templo habían ido a través de un entrenamiento de Escuadrón Caza Demonios, que era a causa de eso que los Escuadrón Caza Demonios fueran el camino más fácil para ellos crecer. Por supuesto, el número de casualidad en los Escuadrones Caza Demonios también eran enormes: fuera de los diez Escuadrones Caza Demonios, la mayoría del tiempo, en máximo tres de ellos permanecerían veinte años más tarde. Cuando un Escuadrón Caza Demonios conseguiría disolverse, la Alianza conseguiría otros puestos para sus miembros.

El cielo estaba volviéndose más oscuro, y el clima nebuloso parecía persistir todo el tiempo.

En esta montaña los dos Escuadrones Caza Demonios escalaban podría ser considerada muy alta, con una altura de alrededor de setecientos u ochocientos metros. Todos todavía estaban vestidos como aristócratas del Clan Luna.

Después de aproximadamente media hora, ya alcanzaron la cima.

Inspeccionando la escena de la cima, podría verse una cordillera desde lejos, que correspondía perfectamente a la información de los mapas. Esta cordillera estaba conectada con una vasta área de colinas: incluso las montañas no eran tan altas, que era debido a que el territorio demonio no era muy expuesto a la luz del sol. En ambas, montañas y colinas, la vegetación era raramente vista, y en tiempos de invierno como ahora, el terreno parecía incluso más vacío, dándole un sentimiento de melancolía.

Long Haochen desplegó el mapa una vez más, comparándolo al terreno. En el momento que aceptaron las misiones, recibieron dos mapas: uno indicando la localización aproximada de la caverna, y la segunda era un mapa detallado de la cordillera. En este mapa estaba una marca roja, que era naturalmente la localización de la caverna.

Los otros todos rodearon a Long Haochen, ayudándolo a bloquear el soplo de la montaña a él, así como para dejarlo mirar el mapa más convenientemente.

“La Caverna Desolada que este Comandante Desalmado anteriormente se refería, era precisamente la Caverna Desolado Cristal que hemos establecido como nuestro destino para esta misión. Hemos cortado los refuerzos del lado demonio, y no les dejamos dar algún mensaje. Ningún refuerzo adicional debería venir durante los días siguientes. Basados en la fuerza de la asistencia de la armada al igual que el pedido de ayuda que tuvieron en la Caverna Desolado Silbar, los demonios restantes deberían ser nada de qué preocuparnos. La más grande amenaza existiendo debería estar en el peligro de la caverna en sí misma.”

Si no fuera por el hecho que el destino de esta Caballería del Gran Desalmado era la Caverna Desolado Silbar, Long Haochen no habría dejado a sus compañeros de equipos hacer tantos riesgos en actuar para disponer de ellos. Pero habiendo recibido la confirmación que las contrapartes eran refuerzos que se dirigían al lado de la caverna, paso la orden de pelear sin vacilación. Esta fue una decisión hecha firmemente, debido a que en caso de que esta Caballería del Gran Desalmado llegara a su destino la Caverna Desolado Silbar y todavía ellos continuaran siguiendo, estaban destinados a elevar las sospechas de la contraparte y no serían capaz de cogerlos fuera de guarda con un ataque sorpresa en ese momento. Además, si las dos fuerzas demonios se unían, la dificultad de la batalla incrementaría tremendamente, así que la mejor opción era disponer de los refuerzos primero.

“Debería ser ahí.” Long Haochen levantó un dedo, apuntando a una pequeña cintura de la montaña en el otro lado, a causa de que una cavidad estaba en ella, “No puede ser visto muy claramente, pero de acuerdo a la información del mapa, la caverna debería estar en esta dirección.”

Justo en ese momento, un siseo hizo eco ruidosa y repentinamente.

“Huu.”

El sonido de siseo atronador retumbó en todas las montañas, haciendo eco un momento después de otro y causando que todos sintieran escalofríos en su cuerpo entero.

El violento silbido no se detuvo en eso, sino un ruidoso silbido hizo eco después de otro, llevando emoción incrementado visiblemente. Junto con el aumento del sonido, parecía que la cordillera se estremecía por los silbidos. Las ondas violentas de sonido incluso causaron que algunas rocas se rompieran, lanzando horripilantes sonidos de colisión.

Todos inconscientemente cubrieron sus propios oídos: las palpitaciones que todos tuvieron de estos sonidos causaron un intenso miedo desde lo profundo de sus corazones. En particular, las caras de unas pocas chicas ya eran pálidas.

El violento siseo duró por no menos de un cuarto de hora, antes de gradualmente detenerse. Aunque no tenia poder de herir, produjo un terrorífico efecto en estas amplias montañas.

“Debería estar viniendo de la Caverna Desolado Silbar. Si los sonidos vienen de la caverna son tan ruidosos, temo que estamos a puntos de volvernos sordos dentro de ella.” Luc Xi dijo con una fea complexión.

El mago espacial del Escuadrón Caza Demonios de grado soldado, Yi Jun, declaró, “Esto es bastante problema. Mi magia espacial puede cortar el sonido en alguna medida, pero esto usará mi energía espiritual en el momento, así que temo que no durará mucho. Debería ser capaz de cortarlo por una duración de cinco minutos y eso. Si consideramos que no peleo y hago mi límite, debería ser capaz de durar por diez minutos.”

Long Haochen asintió, y preguntó, “¿Quién más seria capaz de bloquear el sonido viniendo en nuestro camino?”

Ellos se miraron uno al otro en sucesión, y al final, la única que habló fue Chen Ying’er.

“Tengo dos cristales mágicos de atributo espacial, que debería ser capaz de transformar a McDull en una bestia mágica espacial del sexto paso. Debería ser capaz de defendernos por algo de tiempo con eso. Solo, estimo que solo sería capaz de durar por cinco minutos. Si lo emparejo con Yi Jun, deberíamos ser capaz de durar por quince minutos. El problema es que solo tengo dos de estos.”

Long Haochen asintió, y declaró, “¡Vamos entonces! Deberíamos encontrar la cueva primero, y hablar de eso otra vez entonces. Si fuéramos incapaz de tratar con el problema de estos violentos sonidos de silbidos adentro, tendremos que renunciar su exploración e irnos.”

Bajar la montaña era naturalmente mucho más rápido que subirla, y mitad de una hora más tarde, finalmente alcanzaron el otro lado de la montaña.

Sin embargo, todavía eran incapaz de detectar la existencia del pico de la montaña.

Justo cuando comenzaban a buscar la Caverna Desolado Silbar, el violento siseo sonó una vez más.

Debido a la corta distancia, en el momento que los sonidos de siseo hicieron eco otra vez, todos sintieron mareo y se apresuraron a reunirse, haciendo uso de su energía espiritual para protegerse ellos mismos del sonido, aislándose de estas ondas de sonido tanto como sea posible.

Sin embargo, estos sonidos de siseo claramente resultaron no ser tan fáciles de manejar. Las ondas extremadamente poderosas de sonido no solo pasaron a través de sus oídos, invadiéndolos, sino también causando que sus cuerpos se sacudieran intensamente. Desde la sacudida, la energía espiritual de su cuerpo también fue consumida.

Las ondas de sonido claramente incrementaron en poder, pero todavía no era como si fueran totalmente incapaz de soportarla. Después de todo, la parte más grande de este clamor venia del eco de la montaña.

En este preciso momento, unas pocas figuras repentinamente perforando hacia fuera a una distancia de cincuenta metros de ellos.

Cubriendo sus oídos con energía, trataron lo mejor posible de resistir el ruido.

“¿Amigos?”

Perforando hacia fuera primero era asombrosamente un Gran Desalmado, seguido por dos delgados Magos Desalmados llevando bastones negros. Detrás de ellos estaban cinco o seis más Pequeños Desalmados.

Estos Pequeños Desalmados tenían apariencias miserables, su boca, nariz y las esquinas de sus ojos filtraba sangre negra, claramente causado del hecho que eran incapaces de soportar las terribles ondas de sonido transmitidas desde el interior de la Caverna Silbar.

Long Haochen ondeó su mano hacia adelante, y el asesino del cuarto Escuadrón Caza Demonios, Han Daosi, repentinamente corrió hacia adelante mientras causaba ondas plateadas apareciendo en el aire.

Estos desalmados estaban claramente en un estado débil, y Long Haochen no esperó obtener algún tipo de información de sus bocas, prefiriendo más bien disponer de ellos lo más rápido posible.

Luc Xi murmuró unos pocos encantamientos en voz alta, sosteniendo el bastón en su mano en alto y ondulaciones doradas de resplandores se esparcieron, cubriendo a todos adentro. Inmediatamente, la sensación nerviosa que tuvieron de los siseos fue reducida. Esta era la postura meditativa de un sacerdote.

El siseo todavía continuó por un cuarto de hora antes de detenerse y los trece miembros de los dos Escuadrones Caza Demonios inmediatamente sintieron como si aliviaran un gran peso. Después de que se acercaron, el siseo también incrementó en poder. Sin embargo, confiaban en su propia energía espiritual para bloquearlo, y podría soportarlo finalmente, aunque era con dificultad.

 

Anuncios