Long Haochen sin vacilación le dio un rechazo categórico, “Mi edad no es importante.”

Ye Weiyang parecía anonadada. Ella raramente se encontraba a personas que la rechazarían, después de todo, no era por pura suerte que ella logró ganar la posición de líder subastadora de la Gran Casa de Subastas de la Alianza. Siendo un usuario doble de atributos mentales y de luz, ella llegó a la conclusión que incluso viniendo un Cazador de Demonios no era algún problema dado a sus habilidades innatas. Además, ella completamente tenía más confianza en su propio encanto.

“Mis disculpas, entonces puedes comenzar.” Ye Weiyang declaró en voz baja, mientras se retiraba algunos pasos.

Long Haochen lentamente abrió la caja de madera. Miró a la espada pesada mientras sus dos manos alcanzaron la caja.

Viendo este comportamiento, Ye Weiyang se veía más relajada. El movimiento de Long Haochen parecía simple, pero era un signo de respeto hacia un arma. Este simple comportamiento le dio una apariencia respetable.

Cuatro dedos de su mano izquierda fueron colocados en la punta de la espada, y con la ayuda de su pulgar, apretó la punta de la perla en ella. Si fuera una ordinaria espada, debería haber apretado toda la espada para evitar cortarse. Su mano derecha, sin embargo, estaba apoyada en la parte afilada, y no en el mango.

Este detalle parecía muy simple, pero era exclusivo de los caballeros. Solo un verdadero caballero sabía acerca de este signo de respeto hacia un arma divina. Por esta razón, cuando Ye Weiyang vio a Long Haochen hacerlo, ella se sintió extremadamente optimista por dentro.

¿Podría esta persona realmente dejar a la espada divina reaparecer a la luz? Si eso es así…

Pensando en este punto, Ye Weiyang no pudo evitar recordar acerca de las palabras que su abuelo le había dicho antes.

Una potencia suprema no necesariamente sería la única obteniendo la espada divina, sino el más probable sucesor sería alguien que estaba conectado a la espada divina por el destino. ¿Este hombre será la persona destinada? Por alguna razón, el pulso de Ye Weiyang aceleró, debido a que ya tenía una ligera sensación de esa posibilidad.

Feng Ling’er que estaba sosteniendo la caja de madera con ambas manos la levantó en alto mientras Long Haochen se aproximó. Escuchando su voz y viendo su estatura, debería ser un caballero bastante joven.

Sin embargo, su mirada solo contenía curiosidad. A pesar de su simple elegancia en tiempos normales, y la pureza de su linda piel, ella en realidad tenía un corazón ardiente. El tamaño de medio un metro ochenta de Long Haochen, que lo hacía parecer como un joven ordinario, no podía elevar demasiado gran interés en ella, ya que ese no era su tipo.

Justo por el contrario, la encantadora Ye Weiyang llena con encantos maduros era en sus huesos una chica muy conservadora.

Esta era precisamente el tipo de personas que no podían ser juzgadas por sus apariencias.

Con respecto a la observación de Ye Weiyang y Feng Ling’er, Long Haochen parecía como si no sintiera algo, viendo firmemente a la espada divina ante él.

En el instante justo antes de que la caja fuera abierta, cuando Long Haochen sintió el aura viniendo de ella, sintió que su alma entera fue llamada por esta espada divina. Dado su percepción superior, podía incluso sentir los muchos cambios en la espada divina.

Esta espada no era simplemente un arma sellada. En algún sentido, esta arma ya estaba muerta.

¿Cómo podría un arma morir? Cuando una verdadera arma divina perdía su alma, alcanzaría el fin de su vida.

Long Haochen estaba completamente seguro que esta arma divina ante él había poseído su propia alma en el pasado.

Armas con un alma eran armas poseyendo almas, pero ¿qué significaba esto? Implicaba que el arma en cuestión sería al menos una poderosa existencia del nivel épico.

En otras palabras, el arma divina ante Long Haochen había sido antes una pieza de Equipamiento Nivel Épico.

Sin embargo, ahora que había perdido su propia alma, Long Haochen estaba lleno con incluso más respeto por ella.

Podía hacer la suposición que en el día que el propietario de esa espada divina había muerto y fue sellada, su alma había descartado su propio cuerpo, solo dejando la coraza de una espada vacía detrás, ya que el alma de la espada siguió a su maestro al otro mundo.

Para afectar el alma de esta espada tan fuerte que murió junto con él. Uno podía imaginar bien lo poderosos que había sido su anterior maestro. Quién no tendría respeto por este tipo de persona y este tipo de leal alma de espada.

Long Haochen no estaba en ese momento calmado en absoluto. Sus movimientos eran extremadamente lentos, fuera del miedo de profanar esta espada divina. La razón por la que siguió adelante no era para obtener esta espada divina, pero fuera de su deseo de disipar su sello. Justo como ye Weiyang dijo, esta espada divina no debería ser dejada en la oscuridad de una caja, sino debería volver a ganar su luz.

Bajo el apoyo de las dos manos de Long Haochen, esta espada negra azabache lentamente dejó su caja de madera. Los ojos de Long Haochen fueron fijados a la espada. No vertió algo de energía espiritual, solo la miró calmadamente. Su mirada era pacifica, pero también triste. Incluso con la máscara ocultando su cara, la cercana Ye Weiyang pudo sentir su actual estado mental, ya que sus limpios ojos dorados no fueron cubiertos por la máscara.

Viendo la expresión en sus ojos, Ye Weiyang sintió que estaba en completa simbiosis con el aura desolada extendiéndose fuera de la espada divina.

El pulso de Ye Weiyang se aceleró. Antes de que Long Haochen apareciera, todos los que trataron de obtener la espada, habían activado su energía espiritual tan rápida como fuera posible para controlar la espada o forzar a remover el sello. Sin embargo, todos aquellos que lo hicieron así también fallaron. En consecuencia, Long Haochen no escogió hacer lo mismo, y en contra de todas las expectativas, trató de interactuar con la espada divina.

Feng Ling’er, que removió la caja de madera a un lado, tenía una mirada incluso más curiosa. Tomando una mirada furtiva a Ye Weiyang, ella solo vio su mirada en el hombre ante ella, sin parpadear.

Parecía como si el tiempo se hubiera detenido. Los espectadores que recuperaron su visión se sentaron de regreso a sus sillas uno después de otro, viendo a Long Haochen con una mirada calmada. Ellos también estaban muy curiosos acerca de si esta persona sería capaz de disipar el sello en la espada. Regresando a entonces, ese elemento luz verdaderamente asombro a muchos de ellos. Mientras mejor era el entendimiento de uno del elemento luz, más grande su asombro instantáneo de ese momento.

“¡Yating!” Long Haochen le dio una tranquila llamada.

Una escena incluso más asombrosa apareció. Con un brillo de luz dorada, una silueta dorada de casi el tamaño humano repentinamente apareció en frente de Long Haochen. Aunque la actual Yating no tenía las seis alas en su espalda, su repentina aparición y la densa luz emanada por ella, al igual que su cuerpo brillante, verdaderamente eran asombrosos. Incluso Ye Weiyang y Feng Ling’er casi se volvieron pálida al ver la pureza y suavidad de la esencia de luz liberada por ella.

Long Haochen extendió sus manos y presentó la espada a Yating.

Yating sintió sus intenciones y se apresuró a extender sus manos, justo como Long Haochen había hecho justo antes.

“Esto… esto es…” Ye Weiyang repentinamente cubrió su boca, casi incapaz de enmascarar su asombro a pesar de su inquebrantable determinación.

Yating estaba enfrente de Long Haochen, y la audiencia en la espalda de él. En consecuencia, aquellos que vieron su espalda eran solo Ye Weiyang y Feng Ling’er. Ellas podían claramente ver que en la espalda de Yating, seis alas estaban plegadas. También fueron las únicas que claramente sintieron más el puro elemento de luz viniendo de ella.

¿Esta es un Hada Elemental de Luz? Ye Weiyang estaba asombrada al extremo. Dado su profundo conocimiento, ella sabía mucho acerca de las Hadas Elementales de Luz. Sin embargo, para su conocimiento, ella nunca había escuchado de una Hada Elemental de Luz que pareciera tan similar a una persona real.

Yating hizo contacto con la espada pesada, y en el instante que tocó su mano, la espada inesperadamente hizo un ligero zumbido. El zumbido no fue ruidoso, sino claro y melodioso con el canto de un dragón, y resonó en toda la sala de subastas.

Yating también estaba asombrada, debido a que claramente sintió que después de agarrar esta espada pesada, ella recibió una reacción amigable. Esa espada pesada en realidad parecía algo dependiente de ella.

Long Haochen se retiró unos pocos pasos. Haciendo un puño con su mano derecha, arrodillándose, colocándolo en su pecho para darle un saludo estándar de caballero a la espada.

“Una espada divina no debería permanecer cubierta por polvo. Siento tu agravio y tu dolor, pero el pasado es el pasado. Si tu maestro todavía estuviera vivo, definitivamente no estaría dispuesto a ver su alma espada siguiéndolo al otro mundo, y dejando tu esplendor ocultarse. Desde el día que ganaste un alma, deberías haber permanecido en las manos de un caballero, usando tu filo para superar todos los obstáculos obstruyendo tu camino, y erradicando al mal para pelear por la justicia. Tu luz tiene que reaparecer en el mundo humano, y tu filo tiene que retornar el terror de los enemigos. Por favor regresa, alma espada caída. Deja a tu esplendor reaparecer de nuevo en la tierra, y el poder de la luz barrera toda la oscuridad. Quizás no soy adecuado para volverme tu maestro, pero estoy dispuesto a despertarte y dejar que escojas a un maestro más adecuado.”

Las palabras de Long Haochen estaban claramente llenas con pasión, llenas con austeridad y orgullo. A pesar de lo joven de su voz, llevaba una resonante sed de sangre. Con un leve hedor de sangre, un gran orgullo fue expresado por este simple discurso.

Yating estaba arrodillándose, apoyando la espada pesada con sus manos ante Long Haochen. Esta vez, no usó ambas manos para tomarla, sino extendió su mano derecha para agarrar su mango con fuerza.

En este momento, la cara de Haochen retrató unas numerosas emociones fugaces. Difícil para describir los rastros saliendo de Long Haochen. Mientras repentinamente sostuvo la espada en alto, uno podía inmediatamente ver una llamativa luz blanca surgiendo desde su mano, que fue instantáneamente absorbida por esa espada pesada.

Un aura santa incluso más pura y densa que toda el aura santa que había emanado surgió, y las cercanas Feng Ling’er y ye Weiyang vieron que en la frente de la máscara de Long Haochen un denso brillo dorado apareció. Parecía como si nueve patrones brillantes emergieron.

“Buzz.” Esta llamativa luz se extendió con intensos zumbidos, y justo entonces, en frente de Long Haochen, Yating hizo un movimiento. Extendiendo las seis alas en su espalda al mismo tiempo, su cuerpo se contrajo rápidamente, regresando al tamaño de un tercio de metro. Ella flotó encima del hombro de Long Haochen y comenzó a cantar un lento encantamiento. Ella emitió suaves ondas doradas extendiéndose en el cuerpo de Long Haochen, lo que causó que la llamativa luz incandescente en su mano ganara intensidad.

“¡En el nombre de la Diosa de la Luz, rompo el polvoriento sello!” La voz de Long Haochen resonó haciendo eco una vez más.

Anuncios