Long Haochen continuó, “Después de asesinar al Dios Demonio Serpiente Diablo Andromalius, enfrentamos su pilar dios demonio, tratando lo mejor posible para destruirlo. Su dureza era realmente más allá de nuestra imaginación.”

Sheng Yue sonrió, “Eso es seguro. No te sientas desanimado acerca de eso. En el pasado, muchos Escuadrones Caza Demonios Titulados intentaron destruir un pilar dios demonio sin éxito. Ay, han sido seis mil años, y el asunto de los setenta y dos dioses demonios nos deja más impotente. Esta es la fuerza central de los demonios. Mientras estos molestos pilares existan, los demonios nunca verdaderamente morirán. No tienes que estar tan triste. En el futuro, cuando sea suficientemente fuerte, pensaremos en algún modo. Desafortunadamente, la única persona con la posibilidad de destruir un pilar dios demonio, el Vástago de Samsara murió demasiado joven regresando a entonces. De otro modo, quizás podríamos haber causado un milagro.”

Long Haochen le dio una respuesta seria, “¡Pero lo logramos!”

“¿Lograr qué? ¿Qué? ¿Lograr dijiste? Sheng Yue saltó de sorpresa. Con su delgada constitución, este salto pareció como el de un gorila.

Long Haochen continuó, “Logramos destruir ese pilar dios demonio, destruirlo completamente. En este mundo, no aparecerá otra vez otro Dios Demonio Serpiente Diablo. E incluso es difícil de decir por seguro que la linea de la Serpiente Diablo será capaz de sobrevivir.”

Sheng Yue tenía sus ojos abiertos en amplio, manteniéndose quieto por más de diez segundo en su postura.

“Tu… ¿Estás diciendo esto de verdad? ¿En realidad destruyeron un pilar dios demonio? No, no puede ser. Esto no ha ocurrido nunca antes. Incluso si eres extremadamente talentoso, especialmente regalado, con tu actual cultivación, ¿cómo podrían posiblemente destruir un pilar dios demonio? Esto absolutamente no puede ser.”

Viendo la mirada anormal de Sheng Yue, Long Haochen reveló una mirada adolorida, “Pero bisabuelo, justo lo hicimos. Y esta es la razón por la que el Emperador Dios Demonio hizo capturarme, la razón para esta Guerra Santa.”

La respiración irregular de Sheng Yue duró varios minutos antes de calmarse, “Estás diciendo que tienes una extraordinaria habilidad que te permite destruir pilares dios demonio.”

Long Haochen asintió, “Puede ser dicho así. Pero no es mía, es de mi bestia mágica compañero, Haoyue. Creo que mis compañeros deberían haberse dado cuenta de que Haoyue es una bestia mágica anormal. Hasta ahora, nadie a sido capaz de decir de que raza pertenece. Pero tiene una extraordinaria habilidad, que no parece ser de mucha utilidad contra nosotros, los humanos. Pero es muy destructiva contra los demonios, especialmente los pilares dioses demonios. Haoyue consumió su fuerza de vida como un costo para ayudarnos a destruir ese pilar dios demonio. Si no estoy suponiendo mal, es precisamente debido a que el Emperador Dios Demonio adivinó la amenaza que Haoyue representaba para la raza demonio, que me demandó de la Alianza.

Haoyue y yo estamos ligados por sangre. Mientras muera, Haoyue difícilmente sobrevivirá solo.”

En el 64to Escuadrón Caza Demonios, era imposible decir que nadie había notado este detalle. Meramente todos estaban sintiéndose muy confusos, y aprobaron sus explicaciones después de darse cuenta este poco. Por un momento, la atmósfera se volvió extremadamente seria.

Sin duda, haber obtenido la habilidad para destruir el pilar dios demonio era una tremenda carta para la Alianza del Templo. Pero ahora los demonios comenzaron una Guerra Santa con todo. ¿La Alianza del Templo tendría la fuerza para resistirla? Nadie sabía. La guerra solo era una premisa, las dos partes todavía estaban en el escenario de preparación de sus fuerzas.

Sobre los pasados seis mil años, aunque la humanidad continuó recuperándose, ellos estaban al final solo ocupando una parte del continente. La fuerza de los demonios también continuó incrementando y ellos no tenía problemas de fertilidad. Mientras los humanos estaban amasando fuerza, ¿cómo los demonios no harían lo mismo? En particular, los demonios de más alto rango estaban más allá de seis mil años atrás.

Actualmente, las emociones de Long Haochen y Haoyue estaban tan agitadas como uno podía imaginar.

Sheng Yue entró en un estado profundo de reflexión. Desde el punto de vista de la Alianza, entregar a Long Haochen indudablemente les daría la oportunidad de continuar recuperándose. Pero luego, ¿ellos conseguirían otra oportunidad para adquirir la fuerza para destruir los pilares dios demonio? Esto era difícil de decir. Y para proteger a Long Haochen, la Alianza tendría que incurrir en la ira de los demonios. Después de todo, por la prosperidad de su raza, cualquier soberano de los demonios en estas circunstancias no escatimaría costos en asesinar a Long Haochen y Haoyue.

Un largo tiempo más tarde, Sheng Yue tenía un tono difícil, “Chico, no debería dejar salir esto. Esto muy posiblemente hará la situación desfavorable para ti. ¿Entendido?”

Long Haochen retuvo una sonrisa calmada, “Bisabuelo, no hay injusticia. No puedo ir en contra mi consciencia. Como dije, no tengo modo de entregar a Haoyue, él es mi buen hermano. Todo lo que puedo hacer es decir la verdad y dejar que la Alianza decida. No importa cuál decisión ellos hagan, no tengo quejas. Bisabuelo, por favor présteme una habitación. Antes de que la Alianza llegue a una decisión, me mantendré en el Templo del Asesino.”

Sheng Yue cerró sus ojos, haciendo la guerra contra él mismo profundamente en su interior. Teniendo una buena resistencia a la codicia, lo que él odiaba más en su vida era encontrarse cosas más allá de su agarre. Sin duda, Long Haochen trajo una semejante situación ante él. Era incapaz de anticiparlo, cómo reportar esto resultaría en la decisión de la Alianza. Cuando pertenecía a la vida de millones de habitantes de la Alianza, nadie sería capaz de predecir cuál sería el veredicto final.

“Bisabuelo…” La voz de Cai’er repentinamente sonó, tomando la forma de un grito de ensueño. Long Haochen tuvo un escalofrío, mirando imposible de creer en la dirección de Cai’er.

La mirada de Cai’er era justo como sin vida, tomando un paso después de otro hacia Sheng Yue.

Abriendo sus ojos, Sheng Yue dirigió una mirada asombrada a Cai’er. Esa era su bisnieta, con la que estaba naturalmente más familiarizado. La llamada de Cai’er pareció extraña, enormemente diferente de antes.

“Yo… justo lo recuerdo. Eres mi bisabuelo. Bisabuelo, padre, madre… ¿Qué pasa acerca de mi padre y madre? ¿Por qué, solo por qué ellos no vinieron a salvarme? ¿Por qué?”

“Cai’er, ¿qué te pasa?” Sheng Yue miró asombrado, viendo a Cai’er en tal estado.

Long Haochen apresuradamente caminó hacia adelante, uniéndose al lado de Cai’er, “Cai’er, ¿acabas de recordar? ¿Recuerdas todo?”

“¿Por qué no viniste a salvarme… por qué?” Sin prestarle a Long Haochen la más mínima atención, ella solo repitió estas palabras. Continuó teniendo una mirada sin vida, pero lagrimas continuaron fluyendo sin control en su cara. Esta visión era verdaderamente dolorosa de ver.

Long Haochen completamente se olvidó acerca de sus propios asuntos, mirándola, abrazándola apresuradamente.

Pero la actual Cai’er fue intensamente suscitada. Sus ojos estaban llenos con desesperación y frialdad, mirando fijamente a Sheng Yue, en total aturdimiento.

“¿Por qué? ¿Por qué solo me lanzaste ahí? Por qué me hiciste esto, todos sabían…” Una voz a punto de ser histérica salió de su boca, haciendo que todos se tensaran.

Pu. Long Haochen suavemente golpeó sus puntos vitales, causando que Cai’er se desmayara en el lugar, su cara todavía manando con lagrimas.

“¿Qué acaba de pasar?” Sheng Yue estaba aturdido ante la pregunta final de su bisnieta.

Long Haochen sostuvo a Cai’er en sus brazos, secando las lágrimas en su cara cuidadosamente, “Esto es mi error, no logré proteger a Cai’er…”, le dijo a Sheng Yue cómo ella había perdido sus memorias. Por supuesto, no mencionó todo lo relacionado a la Torre de la Eternidad, solo mencionando que no tuvo otra opción más que llevar a Cai’er fuera del cerco, sin tener más opción que interferir en su despertar.

Escuchando la explicación de Long Haochen, Sheng Yue permaneció sin palabras por un rato. Sabía que esto absolutamente no podía ser culpa de Long Haochen. ¿Quién podría predecir el repentino despertar de Cai’er? Long Haochen ya hizo lo mejor posible. Aunque no contó los detalles, uno podía bien imaginar que cuando fue rodeado por tantos Escuadrones Removedores de Cazadores de Demonio, lograr escapar ya era una gran hazaña.

“Vamos. Primero regresemos a casa por ahora.”

La casa que Sheng Yue mencionó estaba adentro del palacio de oficina del Paso de la Montaña Exorcista. La casa de Sheng Yue estaba localizada ahí en lugar de estar en el Templo del Asesino. Como el líder militar del Paso de la Montaña Exorcista, su casa estaba en un jardín en la parte trasera del palacio de oficina. Sheng Yue no puso alguna restricción en la libertad del grupo de Long Haochen, solo dejándolos quedarse aquí. Entonces le dijo a Long Haochen que el asunto sería reportado a los altos mandos, así que por ahora tenía que esperar por cualquier información de la Alianza del Templo.

En el momento que Sheng Yue le dijo eso a Long Haochen, ya había pensado en ese asunto a fondo. Este era el Paso de la Montaña Exorcista, y su territorio. Si la Alianza decidía entregarlo, ¿no podía solo dejar a este chico irse? Todos tenían sus propias razones personales cuando actuaron, y él no era la excepción. En el momento que cogió la vista de Cai’er después de perder sus memorias, el marco de pensamiento de Sheng Yue cambió completamente. Por primera vez, reconoció su propio error. Por el bien de la Alianza y el Templo del Asesino, Cai’er fue sujeta de incomparable dolor, a la medida que estas memorias serían las primeras en regresar.

Un dolor grabado en sus huesos.

Si no le hubiera dejar tomar la herencia de la Daga de Samsara, ¿Cai’er habría experimentado semejante dolor? Y esta vez, ¿Long Haochen sería sacrificado por la Alianza? Sheng Yue no podía hacer eso. Ya hizo la completa resolución de que sin importar qué, protegería a Long Haochen y Cai’er.

Todo el 64to Escuadrón Caza Demonios de grado comandante vivió ahí justo así. Aunque la gran sombra de la Guerra Santa estaba envolviendo el Paso de la Montaña Exorcista, la casa de Cai’er era extremadamente pacifica.

Ese día después de que Cai’er repentinamente estalló emocionalmente, finalmente terminó siendo noqueada por Long Haochen. Después de despertar, su humor gradualmente se tranquilizó. Después de unos pocos días de descanso, todos gradualmente estaban seguros que algunas de las memorias de Cai’er estaban regresando, pero estas eran solo unas pocas memorias, cuando ella tenía tres o cuatro años de edad. Era evidentemente por la estimulación del Paso de la Montaña Exorcista y la profunda impresión dejada por su bisabuelo Sheng Yue, que finalmente estimuló unas pocas memorias en ella. Aunque esta era solo una pequeña parte, era indudablemente buenas noticias.