¡Feliz Navidad a todos!

Les traigo tres caps, por navidad y espero que les haya gustado.

¡Hasta mañana y que pasen Feliz Nochebuena! XD


 

Claramente, Hao Yue era más que una bestia mágica de cuarto rango, e incluso no al pico del cuarto rango, que era el equivalente a un humano peleador del tercer paso. Y todavía su [Método de Identificación] había fallado. Además, no era la primera vez que la habilidad había fallado hoy. ¿Por qué tratar de acercarse a Long Hao Chen era tan difícil? Había específicamente usado el [Método de Investigación] para investigar a Long Hao Chen, pero más allá de su fuerza y edad, no había nada más que pudiera encontrar. Era la razón por la que estaba tan interesado en Long Hao Chen.

Que extraño. ¿Qué tipo de bestia mágica sería Hao Yue? El corazón de Lin Xin estaba lleno de dudas.

En este momento, afuera de la cabina, el publico entero se volvió silenciosos. Diez mil monedas de oro no era una pequeña cantidad por cualquier medio. Uno debe saber que una sola moneda de oro era bastante para alimentar a una familia de tres por un mes, y diez monedas de otro era suficiente para comprar una armadura ordinaria. Diez mil monedas de oro eran suficientes para armar un regimiento de cien caballeros hasta los dientes.

Ciertamente, este orbe de piedra tenia la posibilidad de contener un raro metal, ¿pero cuantos metales raros podrían tener un valor tan alto? Además, Dios sabe lo grande que era la pieza del metal. Si era solo del tamaño de un puño, incluso si era un metal mágico como el mithril, todavía valía la pena mucho.

Xing Xuan ya había preguntado por tercera vez: “Hay algún cliente distinguido que este interesado en este articulo?”

Como antes, nadie respondió. Las personas que normalmente asistían a la subasta eran raramente impetuosas. Si el precio era cien monedad de oro, podía haber alguien que tomaría la apuesta y terminara comprándolo. Sin embargo, por diez mil monedas de oro, pocos se atreverían a comprarlo.

“Hermano Lin.” Long Hao Chen repentinamente habló. Viendo la mirada esperanzadora de Hao Yue finalmente tomó una decisión.

“¿Ah?” Lin Xin aún estaba en medio de reflexionar sobre los orígenes de Hao Yue y solo reaccionó después de ser llamado.

“Hermano Lin, si estas dispuesto a prestarme dinero para comprar el articulo antes nuestros ojos, voy a cumplir tu solicitud.” Long Hao Chen dijo en voz como el hierro.

“No necesitas pedirle prestado dinero, esta Gran Hermana te lo comprará.” Lin Jia Lu, que había estado en silencio por bastante tiempo, repentinamente habló. Además, se apresuró a dar un paso adelante y rápidamente presiono el número, diez mil, en el aparato de la subasta.

En la plataforma de la subasta.

Xing Xuan dijo un poco apenada: “Parece que el articulo numero dos tendrá que ser guardado. ¡Ah! Esperen un segundo, la cabina VIP número 6 ha ofrecido el precio de diez mil monedas de oro. Diez monedas de oro que van de una vez.” Viendo que alguien había presentado un precio, ella inmediatamente se lleno de placer. Sin embargo, una vez que vio que era la cabina número 6 que había dado el precio, no pudo evitar fruncir la cejas juntas y disparar una mirada llena de reproche a la cabina de Lin Xin.

El cristal de agua de la cabina era de un material especialmente fabricado. Desde el exterior, no se podía ver el interior. Solo desde el interior podía uno ver hacia afuera.

Afuera, había una gran conmoción en el área de subasta y ninguna pequeña cantidad de abucheos podían ser oída. Pero lo que no sabían era que dentro de la cabina número 6. había una persona actualmente chillando. La persona chillando era exactamente Lin Xin.

“Esta herma, ¡no puedes hacer eso! Hermano Long ya propuso pedirme prestado dinero a mi, ¿cómo puedes solo arrebatarme esta oportunidad?” La cara de Lin Xin estaba toda llena de melancolía.

Lin Jia Lu rió dulcemente y dijo: “Hao Chen es mi pequeño hermano. ¿No es normal para una gran hermana comprar cosas para su pequeño hermano?”

Long Hao Chen estaba asustado de su ingenio, “Gran Hermana Lin, como es esto aceptable. ¡El precio es de diez mil monedas de oro!”

Lin Jia Lu se pudo de pies y camino hacia el lado de Long Hao Chen. Su expresión era gentil mientras decía: “Hao Chen, si tuvieras al menos veinte años, esta gran hermana no tendría algún reparo y sin duda te arrebataría. Incluso si molestara a Xin’er*, todavía no sería una mala elección. Es una lástima que la brecha entre nuestras edades es demasiado amplia y solo puedo ser tu gran hermana. Nunca olvidare el evento de ese día cuando dos veces, en dos ocasiones, me salvaste la vida. La segunda vez especialmente; como ya había recibido el aroma de la Parca**, fuiste tu quien me sacó del borde de la muerte. Si no le das un chance a tu gran hermana de pagarte, entonces el corazón de la gran hermana nunca tendrá paz.”

“Gran Hermana Lin, yo…” Long Hao Chen aún quería declinar su oferta, pero Lin Jia Lu ya había levantado su mano para presionar sobre su boca, “No digas algo más. ¿Realmente piensas que la vida de la Gran Hermana incluso no vale diez monedas de oro? Ya consulte con tu Gran Hermana Xin’er, y también concordó conmigo. Si estas reacio a aceptarlo, entonces en el futuro, incluso no pienses en llamarme gran hermana.”

Desde el día en que terminaron su misión de entrenamiento, casi todas las noches, Lin Jia Lu había estado despertándose por pesadillas. Nunca podía olvidar el momento cuando el miembro del Clan Dyke había presionado una fría y filosa espada contra su garganta. ¡Su salvador fue Long Hao Chen! Si Long Hao Chen no hubiera estado ahí, hubiera muerto sin duda. Ella era una persona que sabia agradecer. Estos pasados días, su relación con Li Xin también había mejorado mucho. Originalmente no había habido el más mínimo indicio de que les impidiera cantar la misma melodía***. Después de la apertura de su incidente pasado, habían vuelto a ser viejas amigas. Tenia la idea de ir a la casa de subasta de la Ciudad Aimei para comprarle algo a Long Hao Chen varios días atrás. Era un gran casa de subasta, y la cantidad de bienes no era carente. Creía que comprar algo útil para Long Hao Chen sería la mejor manera de pagarle.

Long Hao Chen tomó un profundo respiro, y finalmente asintió con su cabeza, diciendo: “Gran Hermana, gracias.”

Extremadamente complacida, Lin Jia Lu frotó su cabeza, diciendo: “Este es un buen pequeño hermano de la gran hermana.”

Li Xin dijo un poco celosa: “Hmph, yo voy a ganar un montón de dinero en el futuro.”

“Tercera vez, vendido. Este misterioso orbe de piedra va al distinguido cliente de la cabina número 6.” Desde afuera, la voz de Xing Xuan flotaba a través. Con nadie haciendo una oferta repentina, finalmente se vendió por diez mil monedas de oro.

Lin Xin dijo melancólico: “Hermano Long, sigue mirando. Si hay algo que atrapa los ojos, házmelo saber. Voy a regalártelo mientras estés de acuerdo con mi solicitud.”

Long Hao Chen rió débilmente y sacudió su cabeza, diciendo, “No tengo algo más que quiera. Sin embargo, aún considerare tu proposición. Pero recuerda, tenemos que entrar a las rondas finales de la Selección de la Cacería del Demonio para hacer eso posible, ¿no?”

En este punto, Hao Yue finalmente se calmo. La sed en sus ojos, sin embargo, no decreció, más bien actualmente incremento. Apoyándose en el pie de Long Hao Chen, Pequeña Luz y Pequeña Flama se frotaron incesantemente contra su pierna.

Lin Xin se sentó allí como si pensara en algo. Justo en ese momento, alguien llamó a la puerta. La puerta se abrió, y la joven señorita Xiao Nuo entró, empujando el carrito dorado que estaba previamente en la plataforma de subasta. Encima de ella estaba el misterioso orbe de piedra.

Viendo el orbe de piedra, Hao Yue casi directamente se arrojo a él. Solo cuando Long Hao Chen le dio una mirada se mostró algo reprimido, pero su cuerpo aún estaba temblando ligeramente.

Desde que había dejado la Montaña Sagrada de los Caballeros, era la primera vez que Long hao Chen lo había visto tan excitado. Para Long Hao Chen, diez mil monedas de oro era una suma astronómica. El dinero que Lin Jia Lu sacó era un favor que guardaría firmemente en su mente, y uno que definitivamente regresaría a ella en el futuro.

Si se tratara de otra persona, definitivamente no estaría dispuesta de comprar el orbe de piedra. El dinero de uno no era algo que desperdiciar solo por impulsos repentinas de un compañero bestia mágica.

Pero Long Hao Chen era diferente; Hao Yue era muy querido para él. Ellos compartían un contrato de sangre y la sangre del otro fluía en cada una de sus propios cuerpos. Long Hao Chen casi lo consideraba como su propio hermano menor. Viendo a Hao Yue tan ansioso, decidió confiar en la intuición de este ‘hermano menor’, y había decidido comprar el orbe de piedra. También estaba firmemente convencido de que sin duda seria capaz de ganar esta cantidad de diez mil monedas de oro en el futuro.

Lin Jia Lu avanzó y sacó su propia tarjeta mágica para pagar todo. Después de que Xiao Nuo empujó el carro, ella originalmente había querido hacer un poco de conversación con Lin Xin. Sin embargo, viéndolo sentado y meditando profundamente, la dejo completamente desconcertada. Xiao Nuo nunca había visto al maestro Lin sin una sonrisa en su rostro.

Long Hao Chen no le dio directamente el orbe de piedra a Hao Yue. En su lugar, lo almaceno en su anillo ‘No-me-olvides’. Lin Xin era un extraño, después de todo. Independientemente si era o no este orbe un articulo especial, esta casa de subasta claramente no era un lugar adecuado para que se exhibiera.


* Se refiere a Li Xin.
** Habla cuando casi muere durante el ataque del demonio del Clan Dyke.
*** Quiere decir que pueden estar de acuerdo.

 

Anuncios

Un comentario sobre “El Misterioso Orbe de Piedra IV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s