Parte 1:

Mirando desde lejos, Long Xing Yu dejo salir un suspiro, “Parece que la raza demonio esta viniendo. Hao Chen, recuerda, la raza demoniaca es poderosa, pero no debemos rendirnos. Como caballeros, tenemos que proteger a nuestras familias hasta con la ultima gota de nuestra sangre si es necesario.”

“¡Em!*” Long Hao Chen asintió mientras daba esta respuesta. En su corazón, su padre no era un mero profesor, era un blanco de respeto. Sin experiencia personal, no podía imaginar que el Trono Divino era tan formidable. En este vasto mar de energía espiritual, devastó los cielos y la tierra. Ese brillante [Juicio] elevó en el corazón de Long Hao Chen, una marca indescriptible.

“Padre, ¿tenemos que irnos de este lugar?” Long Hao Chen preguntó.

Long Xing Yu bajó su cabeza hacia él y dijo: “Si, pero, no vendrás con nosotros.”

“¿Ah?” Long Hao Chen estaba atónito, dando una mirada llena de incomprensión a su padre.

Long Xing Yu débilmente pronunció: “Un pequeño polluelo que nunca a salido de la protección de su padre jamás será capaz de alcanzar la altura de arriba en el gran cielo. Tenia planeado guiarte por tres años, pero parece que vamos a tener que separarnos antes. Llevare a tu madre de regreso a la Alianza del Templo para un negocio con unos pequeños asuntos y para honrar un convenio mío.

La Alianza del Templo no es un lugar adecuado para ti. Si vienes con nosotros, tengo miedo que nunca serás capaz de volverte un Caballero Divino como yo. Tienes que recorrer tu camino, paso por paso, confiando en tus esfuerzos para ganar algo, y poseer tu propio honor como un caballero.”

“Padre, no quiero separarme de ti y madre.” Long Hao Chen repentinamente sostuvo la cintura de su padre, su mirada parecía muy triste.

Bai Yue vio a Long Xing Yu con una mirada implorante.

Long Xing Yu acarició la cabeza de Long Hao Chen, “Chico tonto, si permaneces a nuestro lado desde principio a fin, tu corazón siempre estará lleno con un sentimiento de dependencia y cariño. E incluso si fueras a venir con nosotros a la Alianza del Templo, no serias capaz de estar siempre a mi lado. Por tanto, tengo que dejarte por pocos años, tengo demasiados asuntos que manejar. Ya hice esta decisión: tienes que permanecer aquí.”

Long Hao Chen aún estaba sorprendido, trato de controlar las lagrimas que goteaban desde sus ojos. Bai Yue ya había regresado a la cabaña, llorando incontrolablemente.

Long Xing Yu puso a Long Hao Chen en frente de él, y sosteniéndolo en voz baja dijo: “Hao Chen, antes de dejarte, Padre tiene una ultima cosa que enseñarte.”

Long Hao Chen contestó ausente: “¿Qué es?”

Long Xing Yu habló suavemente: “Estufas espirituales.”

“¿Estufas espirituales?” Escuchando aquellas dos palabras, el cuerpo de Long Hao Chen no pudo dejar de temblar. Durante estos dos años y medio entrenando al lado de su padre, escucho a Long Xing Yu hablar sobre las Estufas Espirituales incontables veces. Pero en esos momentos, Long Xing Yuno le dio instrucciones con respecto a su entrenamiento en el uso de estufas espirituales.

Long Xing Yu afirmó: “Las estufas espirituales son hornos espirituales de fundición. Aprenderlos a usar no es realmente una habilidad. Es más bien uno de los más valiosos tesoros mágico en naturaleza. Son un montón de habilidades de caballeros que se pueden elegir. Pero excepto por unos pocos que dependerán se su talento interno, la mayoría se pueden adquirir a partir de la practica. Pero las estufas espirituales no son lo mismo. La vasta mayoría de las estufas espirituales te permiten usar habilidades que no pueden ser adquiridas a través de la practica, y las estufas espirituales son todas distintas. Cada una de ellas tienen propiedades únicas, e incluso si diferentes personas practican usando la misma estufa espiritual, el resultado producido será diferente.

Hay muchos clases de estufas espirituales, un total de 74 tipos han sido catalogadas en el presente. Cada una es solo adecuada para algunas vocaciones, y son un total de 23 que son adecuadas para la vocación de caballero. Algunas son más aptas para caballeros, pero los guerreros también pueden usarlas.”

Long Hao Chen estaba gradualmente volviendo más y más fascinado por la explicación de su padre sobre las estufas espirituales, “Padre, ¿dónde puedo obtener una estufa espiritual?”

Parte 2:

Long Xing Yu respondió: “Generalmente hablando, pueden solo ser encontrados en lugares donde un montón de poder espiritual se ha reunido o en ruinas ancestrales. En cualquier vocación, hay, en promedio, solo una persona de 1.000 que poseen una estufa espiritual. Esto también se aplica para los caballeros. Sin embargo, las estufas espirituales son una meta común buscada por todas las vocaciones. Es porque solo por poseer una estufa espiritual, uno puede realmente volverse más formidable que aquellos del mismo paso.”

Diciendo aquellas palabras, Long Xing Yu tomo el anillo negro en el dedo índice de Long Hao Chen. Como si se hubiera sincronizado con su dedo, este anillo negro se había contraído lo suficiente como para ser un ajuste perfecto.

“Este es un sello de seis capas. Selle, en tu anillo, todas las poderosas habilidades usadas por un Caballero de la Venganza desde el cuarto al noveno rango. Cada vez que tu energía espiritual alcanza un rango bastante alto, serás capaz de romper una parte de el sello y estudiar cada una de aquellas habilidades una por una.”

Luego, dibujo sobre un libro y pasándolo a Long Hao Chen, “Todo lo que tienes que saber acerca de las estufas espirituales esta explicado en detalle en este libro. No tengo el tiempo para mostrarte personalmente, tanto que tendrás que aprender por ti mismo, ¿entendido?”

“Padre…” Long Hao Chen soltó esta palabras, sus ojos estaban incontrolablemente rojos.

“No olvides el favor que le debes a la persona que te dio este anillo.”

Long Hao Chen gentilmente sintió; después que despertara su energía espiritual interior, Long Xing Yu le había dicho hasta que punto tenia que estar agradecido hacia la chica muda que le dejo el anillo.

Mientras la energía espiritual era vertida dentro, el delgado patrón dorado sobre el anillo parecía casi vivo, y una fina luz azul apareció, brillando fuertemente. Long Hao Chen tomó el libro recordando los misterios de las estufas espirituales.

Este anillo que recibió era un extremadamente valioso anillo de espacio; dentro, hasta 10 metros cúbicos de diversos objetos podían ser almacenados. Originalmente solo contenía una habilidad defensiva que creaba un delgado escudo azul cuando se estimulaba. A medida que la energía espiritual fue vertida dentro de este anillo, el escudo debería siempre existir, y su fuerza debe incrementar junto con la energía espiritual. Long Xing Yu dijo que era una rara especie de encantamiento.

Mirando a Long Hao Chen que estaba guardando su libro, Long Xing Yu ligeramente suspiró: “Hao Chen, aunque tengo un montón de equipo bastante bueno, no planeo dártelo. Es porque las armas y equipamientos son solo valoradas cuando las obtienes por confiar en tus propios esfuerzos: de esta manera, realmente serás capaz de atesorarlos.”

“Padre, no quiero separarme de ti.” Las lagrimas de Long Hao Chen finalmente pararon de salir.

Long Xing Yu sostuvo a su hijo en sus brazos, suspirando: “Hao Chen, tus emociones son tus puntos fuerte, pero también son tus debilidades. Recuerda, ni Padre ni Madre estarán a tu lado en el futuro; tendrás que volverte una personas taciturna, no puedes llevar tu corazón en tu manga**.

No llores, esta es solo una separación temporal. Padre espera que la próxima vez nos que encontremos uno al otro, serás capaz de hacer que te mire con nuevos ojos.

Padre y Madre van a irse. No pudo dejarte algún equipo, pero esta un regalo que prepare para ti un largo tiempo atrás.”

Mientras dijo esto, Long Xing Yu dejo ir la mano de su hijo, poniendo la mano derecha en su propio pecho. Fuertemente prensado, una extraña luz blanca estaba saliendo.

La luz blanca era gentil, seguida por una partícula de energía ondulada palpitando, dando un sentimiento vertiginoso para los otros que lo miraran.

Esta sin duda no era la energía de la Luz Sagrada, ni la energía espiritual de Long Xing Yu. Long Xing Yu suavemente estrechó su palma sobre la mirada de Long Hao Chen que miraba bastante impresionado; en la palma de su padre, estaba un brillo blanco. Con tres pies de largo, un calderos apareció en la palma de Long Xing Yu.

El brillo blanco era emitido desde el caldero, suavemente se movió de arriba a abajo, creando un espectáculo fascinante.


* Una expresión para asentir, por ejemplo, ‘aja’.
** Significa que debes ser una persona con gran corazón.
Anuncios

Un comentario sobre “El Trono Divino de la Perdición y la Masacre II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s